lunes, 9 de noviembre de 2015

¿De dónde va a sacar la guita el próximo gobierno?




Por El astrópata: inclinación política: Anti sistema, anarquista de izquierda, a favor de los buenos valores de la derecha, incomprendido. 
 

Muy bien, todos sabemos que los gobiernos K cagó a la gente del campo con retenciones altísimas, que pidió prestamos al BID (endeudamiento), impusieron un control a las importaciones, y que aplicaron el famoso cepo cambiario para retener dólares con los cuales costear los pagos de las deudas… Devaluaron, los medios sabotearon la nueva política cambiaria propagandeando una moneda paralela, y la inflación se fue a la mierda. Argentina se convirtió en el segundo país de América Latina con más inflación, y la gente que más o menos está informada sobre el tema quiere saber cómo hará el próximo gobierno para alcanzar el superávit fiscal sin joderle la vida a nadie.


¿Qué es el superávit fiscal?

Es cuando entra más plata de la que sale del gobierno, cuando el gobierno gana más de lo que gasta en policías, médicos, hospitales, escuelas, subsidios a empresas de limpieza, transporte y todas esas cosas que nos gusta tener y que necesitamos. 

¿Para qué sirve ese superávit?

Para la acumulación de reservas por ejemplo, dinero que se queda el banco de la nación con el que se pagan las deudas de prestamos que hemos pedido, pero al mismo tiempo es dinero que no está en circulación. O sea, es dinero que guarda el estado que no se usa en obras públicas, dinero que debería guardarse para tiempos de crisis.

¿Y cuanta plata tenemos ahorrada en el banco central?

Poca, una miseria para tratarse de un país. Por un lado algunos lo ven bien, yo por ejemplo, me pareció que aumentar el gasto público fue un muy buen movimiento por parte del gobierno durante la ¨crisis financiera¨ (Un término que usan los economistas, banqueros y algunos empresarios chorros cuando no son ellos los que se quedan con la plata, cuando es la gente la que sale ganando).

¿De dónde viene la guita del gobierno?

De los impuestos que garpamos, de prestamos que nos hacen los bancos internacionales, de otros impuestos más caros que el gobierno impone a empresas que exportan nuestra producción (como las retenciones).

Impasse:
Hagamos una pausa para entender un poco mejor lo que pasa, la crisis financiera se terminó porque la gente volvió a confiar en los empresarios, en el dólar, y como se terminó la crisis el gobierno necesita dinero para alcanzar el superávit y hacer cumulación de reservas para que nuestro dinero valga más, de modo que si no dejamos de hacer gasto público seremos cada vez más pobres porque nuestra moneda valdrá cada vez menos. Lo bueno es que como no tenemos mucha plata ahorrada, si esos empresarios no son honestos no nos van a poder robar mucho, y nos quedaremos con las obras que se hicieron con el dinero que gastamos durante estos últimos gobiernos.

¿Y por qué el superávit es tan importante para el mundo financiero?

Si no hay dinero ahorrado, no pueden robarnos a menos que compren bonos emitidos por el gobierno, los cuales tienen todo un chamuyo legal en el medio para que el afano no sea muy grande. 

De modo que para poder robarnos, y sabemos que lo harán, estos empresarios van a tener que idear alguna estrategia, el asunto es que no hay mucho que se pueda inventar para que un gobierno logre ahorrar dinero, y para hacer eso necesitan que haya un superávit fiscal.

¿Cómo se alcanza el famoso superávit fiscal?

*Reduciendo el gasto público, o sea despedir gente que trabaja para el estado como policías, maestros y médicos.

*Pidiendo más prestamos a bancos internacionales.

* Reduciendo los subsidios a empresas.

*Aumentando los impuestos.

* Privatizando lo estatal.

*Incentivando la inversión, concediendo permisos de explotación de nuestros recursos a empresas extranjeras por márgenes muy bajos.

El asunto es que, no importa qué medida tomen para alcanzar superávit, la gente común y corriente sale perdiendo en todos los tiros. 

*Si pedimos prestamos nos endeudamos y luego tendremos que hacer malabares para pagar, y si ese dinero no se invierte bien entonces no generará ganancias para el estado. Es dinero que normalmente la gente no ve porque se la roban las empresas amigas del gobierno de turno, que por acomodo consiguen las licitaciones para hacer las obras.

*Si suben los impuestos nos cagan a todos porque ya pagamos cerca de 96 impuestos, y si los subsidios a las empresas también nos cagan porque después se verá reflejado en los costos de vida de cada quien. 

Cosas como el precio de los boletos de los colectivos podrían subir porque esas empresas reciben dinero del estado, lo mismo las empresas que nos proporcionan electricidad, las cuentas de la luz podrían aumentar.

*Si privatizan algo como YPF no nos daremos cuenta, estamos acostumbrados a esos cambios, lo mismo si las aerolíneas pasaran a manos privadas. Son pocas las personas de este país que son viajeros frecuentes y que notarán los cambios que se hagan.   

 *Y si incentivan la inversión, bueno hay que tener cuidado. Tampoco es cosa que vengan a sacar nuestro petróleo y a llevárselo así como así, o que usen procesos industriales peligrosos para el medio ambiente o la salud de las personas. Podría ser que alguna empresa extranjera esté interesada en nuestros minerales y quiera hacer algo de minería, pero seguramente no se hará como debe ser y los márgenes de ganancia para nuestro estado serán pocos, eso si tenemos suerte y no se ponen a explotar uranio haciendo voladuras de montañas y cosas así.

Y el asunto es…

Es que no tenemos plata, el banco central no tiene guita, y el próximo gobierno va a necesitar plata para mantener todo lo que tenemos, pagar las deudas,  y además va a necesitar plata para estabilizar la moneda y parar la inflación. Y el asunto es que todo al mismo tiempo no se puede, por lo menos no si no dejan de sabotearnos desde el exterior y de gastar tanto en subsidios y hacer gasto público.

Algunos economistas alarmistas anuncian diez años de depresión para la Argentina porque saben que las opciones del próximo para generar dinero son pocas. Por otro lado fueron los mismos economistas que anunciaron ¨el fin de la Argentina¨ y lo único que finalizó fue la fuga de divisas con el cepo… Todavía estamos acá, no se terminó el mundo como ellos dijeron. Desde mi perspectiva fue el fin del afano empresarial (extranjero ¨colonialista¨(?)).

Aquellos que apoyan la idea de ahorrar y buscar el superávit fiscal dicen que blindará nuestra economía contra otras monedas, pero omiten que para eso deberíamos sacrificar mucho gasto en educación, seguridad, salud, transporte y otras cosas que necesitamos.

Los miedos… Que cunda el pánico.

Lo único que nos falta para estar bien cagados es otro default y que otra vez el gobierno se vaya a la mierda.
 
Que otra vez dejen a la gente en pampa y la vía con el trabajo, y otra vez tengamos que salir a la calle con palos y piedras a enfrentar gendarmes armados para correr un gobierno que se cagó en la gente.

Creo que puedo hacer mi propia predicción sobre estos nuevos empresarios que se creen muy vivos, si esta vez no tienen cuidado no solamente no van a poder robarnos sino que además nos vamos a poner tan rojos pero tan rojos que les vamos a sacar hasta las medias la próxima vez. Creo que deberían tomar estos gobiernos que pasaron como una advertencia de lo jodida y lo necia que se puede poner la gente en este país cuando les roban.  
 

0 comentarios:

Publicar un comentario