miércoles, 25 de noviembre de 2015

Políticos no se comprometen con el cambio climático


Fuente: http://www.semana.com

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon ha exigido en Francia la consolidación de un acuerdo vinculante para los Estados miembros de cara a la COP21 el próximo lunes en París.

De cara a la XXI Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático (COP21) que tomará lugar en París el próximo lunes, parlamentarios y embajadores del gobierno francés han lanzado una campaña de concienciación social sin precedentes en la historia, mientras el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha hablado en repetidas ocasiones sobre la necesidad de consolidar un acuerdo vinculante a las naciones este diciembre tras los fracasos de las conferencias anteriores.

En la XVIII Conferencia celebrada en Qatar en 2012, Canadá, Estados Unidos, Rusia, China y Japón se negaron a suscribirse a las recomendaciones de las 500 páginas de Kioto (Protocolo de Kioto sobre el cambio climático). Estados Unidos y Japón abandonaron el protocolo en 2001 y el resto de los mencionados se siguió sumando para no perder en la carrera capitalista, pues la producción en masa requiere de una explotación de recursos a gran escala.

Para entonces hacía seis años (2006) se les había dado a estos países un plazo para hacer ajustes dentro de los próximos cuatro (2010) con relación a los modos de producción (desarrollo sostenible) y así impedir la escasez del agua potable que los científicos del clima han venido advirtiendo para el 2030. Ya han pasado nueve y el panorama no es favorable según los ambientalistas, pues los países que más contaminan son los de la lista, en especial EE.UU., que con apenas el 4% de la población mundial, consume alrededor del 25% de la energía fósil generando por sí solo más de un 50% de la contaminación global.

La sociedad National Geographic advierte que en “en solo quince años (2030), 1.8 billón de personas vivirán donde el agua escasea” y que “actualmente, cerca de 900 millones de personas no tienen acceso a agua potable y, con 83 millones de personas más cada año, la demanda del agua seguirá aumentando”, escaseando cada vez más.

Las emisiones de dióxido de carbono no solo contribuyen al calentamiento global que acaba con el agua potable proveniente de los glaciares: también acidifican el mar (disminución del pH del agua) destruyendo con ello el ecosistema marino. Según los ambientalistas y expertos del clima, la vida en la tierra depende de la vida en el agua, pues el plancton (vegetal marino) produce hasta el 50% del oxígeno necesario para la vida terrestre.

La COP21 se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre en Le Bourget, al norte de París, y será inaugurada por una cumbre de jefes de Estado y de gobierno. El objetivo es alcanzar un pacto mundial con el que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el aumento de la temperatura a 2 grados centígrados respecto a la era preindustrial.

Mientras tanto, el planeta avanza hacia su año más cálido desde 1880 con una concentración de CO2 en la atmósfera de hasta 400 partes por millón, un nivel sin precedentes en la historia moderna, lo que ha hecho sonar las alarmas entre los científicos del clima. Las conversaciones sobre el clima que parten a fin de mes en París revelarán cuán comprometidos están los líderes mundiales para salvar el medio ambiente.

Cifras alarmantes

Los desastres naturales, cada vez más frecuentes, mataron a unas 600.000 personas en 20 años, anunció este lunes la ONU subrayando la importancia de hallar un acuerdo en la conferencia COP21 sobre el clima que se abrirá el próximo lunes en París.

Desde 1995, “las catástrofes meteorológicas se llevaron 606.000 vidas, una media de 30.000 al año, con más de 4.100 millones de personas heridas que también perdieron sus casas", indicó en un informe la Oficina de la ONU para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNISDR).  El 89% de las muertes se produjo en países tercermundistas generando pérdidas financieras de hasta 1.900 millones de dólares.

"El contenido del informe evidencia por qué es tan importante que salga un nuevo acuerdo climático de la COP21 de París" afirmó la directora de la UNISDR, Margareta Wahlstrom, en la presentación del documento.

Según el informe, que se refiere únicamente a los últimos 20 años, "las catástrofes climáticas son cada vez más frecuentes, sobre todo por el aumento de inundaciones y tormentas". La ONU advierte que esta progresión se mantendrá "en las próximas décadas", aunque los científicos no han logrado determinar en qué medida el aumento de estos fenómenos es debido al cambio climático.

0 comentarios:

Publicar un comentario