sábado, 12 de diciembre de 2015

Estalla un cochebomba ante la embajada de España en Afganistán


Fuente: http://www.clarin.com
 Terror en Kabul. Fue un atentado talibán. Hay cuatro muertos, entre ellos, un policía español. El blanco fue un edificio vecino ocupado por estadounidenses.
 Control. Policías y militares afganos ante la embajada española en Kabul (Reuters).

Un comando talibán detonó hoy un cochebomba junto a la embajada española en Kabul y ante una residencia de extranjeros que suele ser ocupada por estadounidenses. Tras una poderosa explosión que conmovió al barrio diplomático, el más férreamente vigilado de la capital afgana, dos de los combatientes ingresaron al complejo diplomático español en medio de un tiroteo con las fuerzas de seguridad. Hubo al menos cuatro muertos –dos policías (uno español y otro afgano)– y dos atacantes suicidas. El episodio dejó además siete heridos.

El hecho causó sorpresa a nivel internacional porque se produjo en el barrio Sherpur, una zona considerada de las más seguras en la capital afgana y donde se ubica la mayoría de las delegaciones diplomáticas.

Inicialmente, el presidente de España, Mariano Rajoy, salió a negar que haya sido un ataque directo contra su sede diplomática. “No ha habido un ataque ni era la intención de hacerlo contra la embajada de España en Afganistán”, dijo a pocos minutos de conocerse el hecho, durante un acto proselitista. “No era un ataque contra nosotros, estaba dirigido a una casa de huéspedes” vecina a la embajada, agregó el jefe de gobierno hispano.

Minimizando el episodio, en el marco de la campaña por las elecciones del 20 de diciembre, Rajoy dijo incluso que no había víctimas españolas y que el policías español, que en ese momento aún era atendido en el hospital regional, había sufrido heridas leves. Luego tuvo que rectificarse y confirmó que había muerto.

España fue uno de los países que se sumó a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que invadió Afganistán en 2001 en represalia por el atentado contra las Torres Gemelas. En el momento de mayor despliegue hubo algo más de 1.500 militares españoles en el país asiático. A lo largo de estos años tuvo cerca de 100 bajas provocadas por enfrentamientos y atentados. En octubre retiró a la mayoría de sus soldados y ahora sólo mantiene una veintena de efectivos en Kabul, cuya misión es asesorar al Ejército afgano.

Los rebeldes talibanes se adjudicaron inmediatamente el atentado de ayer. “Hoy por la tarde en el área de Sherpur en Kabul varios mártires han entrado en una casa de huéspedes de los extranjeros invasores”, afirmó el vocero del sector integrista, Zabihullah Mujahid, en su cuenta de Twitter.
El ataque comenzó a las 18 con el estallido de un coche bomba y varias explosiones más. Luego hubo un fuerte tiroteo en frente de la embajada española. Según fuentes de la investigación, dos de los terroristas entraron en la sede diplomática, sin saber de qué edificio se trataba ya que el edificio no tiene identificaciones visibles por razones de seguridad. Uno de los atacantes se atrincheró en la terraza del complejo, pero terminó siendo abatido. El otro terrorista que accedió a la embajada también terminó muerto. Los enfrentamientos dejaron siete heridos, algunos de gravedad.

El objetivo era clave para los rebeldes talibanes, ya que en la zona se encuentran varias organizaciones internacionales y sedes diplomáticas, y viven muchos políticos afganos.
Casi una década y media después de la caída del gobierno talibán, Afganistán sigue envuelta en una espiral de violencia. El gobierno, instaurado por la comunidad internacional y luego refrendado por el voto popular, apenas controla la capital y un escaso sector del país. El resto vive bajo el caos o el dominio de los integristas ultraislámicos.

Los atentados se multiplicaron en los últimos meses. El último fue el martes pasado cuando los taliban tomaron rehenes y coparon el aeropuerto de Kandahar, el más importante en el sur del país. En el hecho, que se prolongó durante 26 horas, murieron al menos 68 personas.

0 comentarios:

Publicar un comentario