jueves, 3 de diciembre de 2015

Otro tiroteo siembra terror y muerte, esta vez en California


Fuente: http://www.lavoz.com.ar
Ataquea centro de servicios sociales en San Bernardino dejó 14 muertos. Policías abatieron a un hombre y a una mujer como presuntos autores. No descartan terrorismo.

San Bernardino (EE.UU.). Por lo menos tres personas armadas que vestían ropa estilo militar abrieron fuego ayer en un centro de servicios sociales en el sur de California, donde mataron a 14 personas e hirieron a otras 17, dijeron las autoridades, que describieron el incidente como una misión planeada.
















Horas después, la policía bloqueó el paso a una camioneta negra que parecía tener varios impactos de bala, sobre una calle residencial de San Bernardino. Se intercambiaron disparos y dos sospechosos, un hombre y una mujer fueron abatidos, informaron las autoridades.

No quedó tampoco claro si un tercer sospechoso que huyó del lugar era uno de los atacantes y si, al caer la noche, seguía sin ser neutralizado o contaba con más cómplices en el lugar.

La policía no reveló un posible motivo en el más reciente tiroteo masivo en el país, que ocurrió cinco días después de que un hombre armado abriera fuego en una clínica de Planned Parenthood en Colorado, donde mató a tres personas.

“Venían preparados a hacer lo que hicieron, como si estuvieran en una misión”, dijo el jefe de policía del condado de San Bernardino, Jarrod Burguan, quien señaló que los atacantes llevaban armas largas, es decir, fusiles o escopetas. En principio se trataría de fusiles AK47.

Ya entrada la noche, el jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Los Angeles, afirmó: “Hay una posibilidad de que sea terrorismo, pero aún no estamos dispuestos a decirlo”.

Los testigos dijeron que varias personas se encerraron en sus oficinas esperando aterrorizadas a que la policía las rescatara, luego de que estallaran los disparos en el Centro Regional Inland, que atiende a gente con diferentes discapacidades.

El ataque ocurrió en una zona de conferencias donde el Departamento de Salud Pública del condado San Bernardino ofrecía un banquete, afirmó Maybeth Field, presidenta y directora general del centro de servicios sociales. Agregó que el edificio alberga al menos 25 empleados, así como una biblioteca y centro de conferencias.

Los agentes del FBI y otras autoridades de las fuerzas del orden convergieron en el centro y buscaron con amplio despliegue a los tiradores.

Las autoridades investigaban anoche artículos no identificados en el interior del edificio, e incluso requirieron de la presencia del equipo antibombas. También había “algunas cosas delicadas” cerca del vehículo en que viajaban los sospechosos abatidos.

Confusión extendida 

Al menos 10 de los heridos fueron hospitalizados en condición crítica, y tres de ellos estaban anoche graves, según el jefe de bomberos de San Bernardino, Tom Hannemann. La policía advirtió que la cifra de muertos podría cambiar.

La portavoz de la policía de San Bernardino, sargento Vicki Cervantes, dijo a The Associated Press que los reportes de los testigos variaban de uno a tres hombres armados.

A medida que los agentes registraban la zona, tiendas, edificios de oficinas y al menos una escuela fueron cerradas. San Bernardino, a unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles, tiene unos 214 mil habitantes.
Mientras transcurría el operativo policial, se montaron unidades de emergencia fuera del lugar del incidente y se podía ver a personas trasladadas en camillas. Otras se alejaron rápidamente del edificio con las manos en alto, y fueron requisadas por la policía antes de que se les permitiera reunirse con sus familiares.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado del incidente por su principal consejero de seguridad nacional.

El jefe de la Casa Blanca dijo que era muy pronto para saber los motivos de los atacantes, pero pidió al país dar los pasos necesarios para reducir la frecuencia de tiroteos y dijo a la cadena CBS que se necesitan leyes de armas más estrictas, incluidas revisiones de antecedentes más minuciosas.

Promesa de justicia

“Ataque brutal”. El gobernador de California, Jerry Brown, dijo que el tiroteo en un centro de servicios sociales en el sur de California fue un ataque brutal.
Sin árbol. En un comunicado, indicó que “California no escatimará esfuerzos para llevar a esos asesinos ante la Justicia”. El gobernador tenía programado encender el árbol de Navidad del Capitolio anoche, pero su despacho informó que la ceremonia fue cancelada.

0 comentarios:

Publicar un comentario