jueves, 17 de diciembre de 2015

Una agresión a Rajoy le suma tensión al cierre de campaña


Fuente: http://www.lanacion.com.ar, Youtube, Diariodepontevedra.es
Un militante de izquierda lo golpeó en la cara durante un acto en Pontevedra.
Video del ataque:

MADRID.- El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, sufrió anoche un brutal golpe en la cara que le voló los anteojos y lo hizo tambalear durante una caminata de campaña por el centro histórico de Pontevedra, la ciudad gallega donde residió gran parte de su vida.


"¿Cómo ha podido pasar esto?", se preguntó Rajoy en voz alta, todavía aturdido y rodeado de simpatizantes, mientras sus custodios maniataban a un adolescente de 17 años que había pasado varios minutos de pie al lado del candidato antes de soltarle el puñetazo.

Todos los partidos políticos condenaron el ataque, que añadió un condimento inesperado de violencia a la disputadísima carrera hacia las elecciones generales del próximo domingo. El primero en comunicarse con Rajoy fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que le mandó un mensaje de solidaridad y le preguntó cómo se encontraba.


El dato no pasó inadvertido en el ambiente político porque fuentes policiales informaron que el joven agresor -identificado como Andrés V.- era un militante de las Mareas Gallegas, el frente de izquierda que apoya la postulación de Iglesias en esa región del noroeste español.

Los custodios lo redujeron y lo metieron en una inmobiliaria cercana a la espera de que llegara un patrullero. Empleados del local dijeron que en ese rato el muchacho explicó que había golpeado a Rajoy como castigo por los recortes sociales que aplicó su gobierno y por la corrupción en el Partido Popular (PP). Después, cuando se lo llevaban detenido, hizo el gesto de la victoria hacia las cámaras de televisión.

Al presidente lo trasladaron a un hotel, mientras sus seguidores lo aplaudían. Lo revisó un médico para comprobar que estaba bien, más allá del susto. Entonces decidió continuar con su gira gallega. En el último acto de la noche, en La Coruña, apareció sin los anteojos (se rompieron al estrellarse contra el piso) y con una notable marca roja en el lado izquierdo de la cara.

"Estoy muy bien. Estupendamente, ningún problema", dijo a la prensa. Después, agradeció en Twitter los mensajes de preocupación.

"No tengo palabras para expresar mi indignación por la agresión de la que ha sido víctima el presidente del gobierno", dijo Ana Pastor, la ministra de Fomento y candidata del PP por la provincia de Pontevedra.
Entre los mensajes de apoyo resaltó el de Pedro Sánchez, aspirante a la presidencia por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), dos días después del durísimo debate televisado en el que había acusado a Rajoy de "no ser una persona decente". Ayer le escribió: "En nombre de todos los socialistas y el mío propio, le traslado mi solidaridad y condenamos la agresión".

Cuando faltan cuatro días para las elecciones, Rajoy encabeza las encuestas con entre el 25 y el 30% de la intención de voto, una cifra que no le garantiza la reelección y que lo obligaría a conseguir pactos con otras fuerzas para seguir en el poder. Sánchez, Iglesias y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pelean por el segundo lugar. Es el escenario más fragmentado desde la etapa democrática abierta tras el final de la dictadura franquista.

0 comentarios:

Publicar un comentario