lunes, 29 de febrero de 2016

RDM



Rdm
12 horas y 55 minutos después:
Hank Scorpio:- A veces no entiendo cómo puede ser que hagan rastrillajes y le pasen a dos metros a un cadáver y no lo encuentren. 

¿Son ciegos o qué?

Clare:- La policía y la justicia en general son un desastre. Mira lo que pasó con esos fugitivos que se escaparon de la cárcel.  

Se me ocurre que podrían usar drones para hacer un rastrillaje aéreo, antes de rastrillar una zona. Un drone puede cubrir una zona muy grande en muy poco tiempo y es diferente tener una vista aérea del lugar a ir caminando y mirando aleatoriamente hacia todos lados. 

El astrópata:- Me gustaría explicarles algo que yo sé que ustedes no saben. 

Hank Scorpio:- Dale.

El astrópata:- Como saben yo me crié en un cementerio porque mi papá era sepulturero y ahí manejábamos muchos cadáveres. Y ahí aprendí mucho sobre los cuerpos, cosas que son difíciles de explicar.

Primero que nada, no quiero que lo tomen por el lado religioso… Saben que yo soy ateo. Pero no es lo mismo un cuerpo de una buena persona o un inocente que el cuerpo de un malvado. Se pudren distinto.

Hank Scorpio:- ¿Posta? Qué fundamento científico le das.

El astrópata:- Ninguno. Pero yo he visto y olido miles de cuerpos y las cosas no son iguales.

Yo estoy seguro, pero seguro, y te lo puedo firmar donde quieras el día que quieras, que las personas inocentes tardan más en descomponerse y no lo hacen de la misma forma que las malas.

Cuando una persona inocente muere larga un olor particular como a flores, un aroma parecido a la vaselina, a lo nuevo. Parecido al olor de cuando uno abre una caja de algo nuevo que te acabas de comprar y ese olor se impregna por todos lados. Después de largar ese olor la persona  se descompone secándose, el cuerpo no se hincha mucho, entonces sí empieza a largar mal olor.

Los cuerpos de los buenos se secan tanto que parecen momificados, se preservan mucho más tiempo que los malos. La piel se les pega a los huesos como una tela, el cabello y las uñas les siguen creciendo y el olor a podrido no les dura mucho tiempo.

Pero a las malas personas no les pasa lo mismo. Los malos se inflan muchísimo y empiezan a largar un olor a podrido insoportable a las pocas horas, y no importa qué perfume les pongan en la funeraria de todas formas largan un olor a muerte muy fuerte. Tanto que cuando el velorio es largo terminan por cerrar el ataúd porque para entonces ya está hinchado.

Después sus cuerpos se siguen hinchando todavía más y como que empiezan a derretirse, y largar jugos y olor a podrido por todos lados. No se preservan nada y ese olor feo también se te impregna.
Es como si esos olores no los sintieses con la nariz, vos sabes, es como algo psicológico, uno los siente con la cabeza y los mantiene en la memoria. Después uno se baña para sacarse el olor pero siente que no se va.  

No me sorprende en lo más mínimo que sea difícil buscar el cuerpo de una persona inocente porque el olor es distinto. No son tan asquerosos cuando se pudren.

El olor de una persona buena no se aleja más allá de tres a cinco metros, pero el olor de un malo puede sentirse a veinte o treinta metros de distancia si está destapado y muerto hace varios días. 

No sé por qué será, pero es así. Puede ser que la gente mala tenga malos hábitos y algunas sustancias en sus cuerpos generen el mal olor, pero es así, de eso estoy seguro.

19 minutos después:
Hank Scorpio:- Buena. No sé qué decir.

Pensaba que todo era igual. Perdón.

El astrópata:- No, para nada. 

Pero son diferentes. El olor de una persona inocente cuando se pudre es más ácido y no llega tan lejos, y el olor de un perverso es como el de la carne abombada que se llena de gusanos y llega muy lejos.  
Además cuando entierras un inocente el olor se va rápido, pero al perverso por más que lo tapes o lo emparedes en el nicho el olor se queda ahí, y pueden pasar días hasta que se vaya del todo.
Tampoco confundas inocente con bueno, no son sinónimos,  me refiero a que una persona puede vivir equivocada e igualmente ser inocente. 

Resulta difícil de explicar porque ustedes no han estado ahí, y no hay muchas palabras para describir esos olores. 

Algunas personas largan ese olor a flores antes de morirse, como algunos viejos. Quizás hayan sentido que algunos viejos tienen olor a jabón o a crema enjuague, como a flores, ese olor es el que digo, eso es porque la vida ya se les empezó a ir, entonces largan ese olor antes de morir. Y cuando mueren largan todo el resto, otros largan todo el aroma junto, como mi abuelo, él fue de esos que cuando murieron largaron todo el olor a flores junto. Era un buen hombre, muy inocente.

0 comentarios:

Publicar un comentario