jueves, 25 de febrero de 2016

RDM



Rdm
19 horas y 20 minutos después:
Hank Scorpio: - Spanishdude dijo que debemos pensar en un proyecto cada uno como castigo por lo que pasó ayer.

El astrópata:- ¿Qué pasó?

Hank Scorpio:- Dijimos más de la cuenta, Master lo vio y lo borró. Y ahora quieren eso para evaluarnos.

Clare:- Me parece bien.

Hank Scorpio:- ¿Alguna idea?

6 minutos después:
El astrópata:- Bueno, yo había estado pensando en algo hace algunos días y me preguntaba por qué el gobierno siempre opta por las obras públicas más caras y menos redituables para el país. Sé que es medio estúpido porque la respuesta es evidente, solamente suben al poder para robarnos por obra de los inversores de cada partido y/o alineación política. Es por eso que busqué una solución diferente a los problemas que enfrenta el país, algo que no han planteado todavía.

Mi idea es la de crear un bosque artificial alimenticio, un concepto nuevo de reforestación. Como sabemos los bosques están en peligro y hace falta reforestar, algo que deberemos hacer algún día obligatoriamente. El problema es que a nadie le importa porque fuera de la explotación esos bosques no nos dejan un ingreso ni sirven para otra cosa además de hacer oxígeno, que es vital para la vida.
Por otro lado, como dije, tenemos el problema del dinero, cada gobierno que viene parece desesperarse por manotear la plata y conseguir las licitaciones para las obras públicas lo que es un afano para la ciudadanía. Al final construyen cosas que no generan ninguna ganancia, cuando nadie se roba el dinero y la obra realmente se realiza,  y el país no recupera nada del capital.

Es por eso que pensé en un plan de reforestación muy económico, que  de ganancias a largo plazo, algo multipropósito para que el único beneficio no sea el oxígeno. 

Primero que nada es necesario entender que todo el plan se basa en abaratar costos para que todo el proyecto se pueda hacer con muy poca inversión por parte del gobierno, principalmente para que no haya ningún tipo de irregularidad o desvío de fondos. Para que no sea un derroche de dinero en obra pública que después no nos va dejar nada y para que no sea necesario contratar muchos empleados permanentemente.

Para poder llevar a cabo el proyecto es necesario que alguna provincia esté dispuesta a destinar  terrenos fiscales, y eso ya sabemos que es un problema, porque un bosque requiere de muchas hectáreas y siempre habrá diferencias políticas egoístas, e intereses que intenten impedir que los proyectos se lleven a cabo. Pero suponiendo que se pudiesen sortear esos obstáculos y se pudiese disponer de la tierra entonces se podría lograr.

La idea es sembrar árboles que produzcan algún fruto, ya sea manzanas, naranjas, limones, ciruelas etc. La diferencia con un campo sembrado es que un campo requiere de un cuidado especial y de mucha inversión, un bosque no, un bosque solamente requiere de vigilancia y después la naturaleza hace el resto. De modo que el único factor de riesgo que tiene el emprendimiento es la naturaleza y ese factor ha estado presente en todo lo que ha hecho el ser humano hasta el día de la fecha, por eso no debería preocuparnos. Aún cuando el proyecto fracasase por obra del clima no perderíamos mucho.
Uno de los objetivos de reforestar de esta manera es el de distribuir esos alimentos en zonas en las cuales pudiésemos tener damnificados por otras inclemencias del clima o pobreza extrema. 

Todos vimos lo que pasó durante las inundaciones, la gente que había perdido todo no tenía para comer y la ayuda no era suficiente. Así que poner esos alimentos a su disposición no sería mala idea.

Como dije, la idea es llevar a cabo el proyecto con poco capital, de modo que en lugar de contratar un escuadrón de personas para sembrar el bosque decidí que lo mejor era utilizar la buena voluntad de los alumnos de varios colegios. Para reducir costos lo mejor sería organizar una serie de excursiones de alumnos de diversas escuelas una vez al mes para que se dediquen a sembrar los plantines con la excusa de una clase de botánica o algo parecido. Los alumnos de esos colegios deberían ser los encargados de llevar sus propias semillas y cuidarlas hasta que germinen. Eso lo han hecho siempre los colegios de modo que no les será para nada fuera de lo común.

Concretado lo anterior tendríamos la tierra, la mano de obra y las plantas para llevar a cabo el proyecto. Ahora solamente faltaría la distribución, la vigilancia y algún otro factor que pudiese complicar el proyecto como el riego o el recurso humano de carácter organizativo, para lo que se puede emplear a algún biólogo o botánico que esté disponible.

Considerando que supuestamente es el gobierno el que impulsa el proyecto quiero creer que la vigilancia no será ningún problema, me imagino que podrán pedir a alguna comisaría que envíe a alguien a cuidar que no haya bandidos rompiendo el lugar. Por lo que supongo que no será problema hablarle a algún comisario que tome responsabilidad del asunto y ponga a disposición uno o dos efectivos para ese propósito. Es cuestión de ponerse de acuerdo.

La cosecha y distribución es la parte del proyecto para la cual es necesario el dinero, serían necesarios al menos cuatro camiones y personas que puedan cultivar el bosque, aunque no desde el inicio del proyecto, sino cuando se empiecen a ver los resultados. De esa manera el gobierno no toma el riesgo de hacer una mala inversión al adquirir transportes que luego no tendrán ningún uso. Si no hay árboles dando frutos entonces no hará falta ninguna inversión y el proyecto se cancela, sea como sea nos quedaríamos con un bosque del cual podríamos sacar provecho con el tiempo. Pase lo que pase salimos ganando.

Sería necesario levantar una oficia en el lugar con acceso para camiones. 

El problema de tener una flotilla de cuatro camiones para la distribución de los alimentos recolectados es que trabajarán solamente en algunas estaciones, cuando el bosque produzca, y el resto del tiempo no harán nada. Y como la idea no es tener a cuatro camioneros sentados tomando mate y mirando cómo crecen los arboles mientras esperan  el paso de las estaciones les busqué otro empleo mientras tanto. Como dije es un plan multipropósito, y es por eso que se deberían avocar a otro problema que ha surgido recientemente en nuestro país. 

Todos vimos o nos enteramos por los periódicos que últimamente algunos productores del campo se han visto en la necesidad de tirar sus cosechas. Y el trabajo de esa oficia sería, además de servir como puesto de vigilancia, la de coordinar los camiones para que pasen por aquellos campos cuyos productores se encuentren en esa situación de tirar grandes cantidades de alimentos y redistribuir esos alimentos donde sean necesarios durante el resto del año.

Supongamos que entre todo, contando los sueldos del personal designado, se gasten diez millones de pesos incluyendo  los contratiempos. Pero después solamente haría falta el dinero de los sueldos,  del gasto de los camiones y mantenimiento. Sin embargo todavía seguiría siendo un proyecto que se debería extender por un tiempo mayor al de diez años con poca rentabilidad, es por eso que se deberían introducir al bosque frutal algunas especies que sean capaces de producir algún beneficio extra como gallinas ponedoras; que se reproducen solas, no representan un peligro para las personas, producen abono, son capaces de producir huevos aptos para el consumo y no necesitan de cuidados especiales.
Si todo sale bien, en unos años el gobierno podría disponer de una producción de huevos y frutas a un costo tres veces menor de su valor, de una oficina con transportes destinada a la redistribución de alimentos y de un bosque que llegado el caso se podría talar y vender como madera. 

Toda la idea del proyecto es la invertir muy poco, obtener una alta rentabilidad  y matar varios pájaros de un tiro. Cualquier otra cosa que se pueda aportar no estaría mal.

9 minutos después:
Clare:- Tu buena voluntad me hace reír. De en serio, casi me cago cuando leí eso.

No querido, acá se roban todo. Si alguien fuese a ser lo bastante idiota como destinar dinero a un proyecto así, debería tener en cuenta lo siguiente:

Primero que nada de los diez millones del proyecto te van a quedar cinco porque alguna oficina del gobierno se va a robar la mitad, y si esa oficina no existe la van a inventar para regular y robarte la mitad del dinero. Así es la burocracia de este país.

Segundo, si tenés suerte y el proyecto pasa antes de que te asalten y te maten, es posible que  aparezcas como Nisman con un tiro en la cabeza por proponer algo en lo que nadie roba.

Tercero, si sobrevivís a eso y el proyecto pasase, no sería por arte de magia te lo aseguro. Te van a pedir una coima a cambio de sus votos, así que ahí se te va a caer la otra mitad de la plata del proyecto.

Cuarto, los obreros que te deberían construir la oficina te van a robar los materiales así que la obra costará el doble. 

Quinto, como la plata no te va a alcanzar solamente vas a contar con dos camiones, y los camioneros se van a unir a la CGT y te van a hacer un piquete todo el año.

Sexto, el policía que debería cuidar que no te roben o te hagan destrozos te va robar las gallinas.

Séptimo, el encargado del proyecto no va a ir nunca a trabajar y cuando vaya va a ir drogado, porque como es el encargado va a ganar más y por lo tanto va a vivir con las rayas de cocaína sobre el escritorio.

Octavo, los muchachos de La Cámpora te van a incendiar el bosque cuando se enteren que existe.

Noveno, tené cuidado si vas con esa actitud hippie por la vida porque en cualquier momento te van a romper el culo. Lo digo en serio, tené cuidado.

¿Sigo? Olvídate, en este país solamente funciona el afano, por eso no tenemos nada.

3 horas y 16 minutos después:

Hank Scorpio:- Perdón por ser pesimista, pero pienso algo parecido a lo de Clare. Ese proyecto que vos planeaste por diez millones en este país costaría cien millones y dejaría de ser rentable. Acá te van a robar hasta las medias y como dice Clare vas a tener que sobornar a medio mundo, y entre afano y afano te van a sacar toda la plata.

Los diputados jamás han aprobado un proyecto que no oculte alguna pretensión económica o política, pero quédate tranquilo que si ese bosque costase cien millones y todos roban, entonces tendrías el apoyo, porque al otro día le pedirían un préstamo a un banco internacional para endeudarnos. Dependiendo de que cártel de la droga esté en el poder.

Pero no sé, quizás si es lunes y por casualidad los diputados todavía siguen drogados de la noche anterior y no saben ni donde están lo aprueben. Uno nunca sabe que tan drogado puede estar un diputado, un senador, un juez o hasta un presidente.


Y en esas secretarías, comisarías, ministerios y municipalidades son todos faloperos. Lo mismo que en los bancos, las casas aseguradoras, las plazas y los geriátricos… Hasta donde yo sé soy la única persona abstemia y limpia de drogas en este país. Por eso no confío en nadie.

0 comentarios:

Publicar un comentario