miércoles, 2 de marzo de 2016

RDM



Rdm
20 horas y 1 minutos después:
Hank Scorpio:- Hoy leí otra novela de ciencia ficción.

Clare:- No sé por qué nos contas eso si a nadie le importa.

Hank Scorpio:- Es que me gusta hablar de los libros que leo. 

Este se llamaba ¨Diez manzanas¨ y trata de un grupo de personas que están encerradas en unas habitaciones. La cosa es que cada uno de ellos tiene diez manzanas para sobrevivir durante un tiempo y las manzanas no alcanzan.

Cada uno de ellos está en una habitación cerrada conectada a las otras habitaciones, y solamente uno tiene agua. Además las puertas del lugar se abren y se cierran aleatoriamente todos los días obligando a estas personas a encontrarse. Y es por eso que empiezan a matarse unos a otros para robarles las manzanas a los otros y quedarse con la habitación que tiene agua.

Todo el libro es como juego de supervivencia con un final inesperado.

46 minutos después:
El astrópata:- A mí me pasó algo divertido. Encontré una araña enorme viviendo debajo de la heladera y todavía no la pude sacar. Tampoco quiero ponerme a joder con la araña esa porque me dan asco.

No es la primera araña gigante que encuentro en mi pieza. Cuando me mudé había una enorme y negra en el cielo raso.

Me gustaría poder meterla en una pecera que tengo y ver qué hace. 

¿Y vos Clare?

Clare:- Yo nada. Ando amargada.

Hay un rumor que dice que la gobernadora Vidal pretende cerrar los casinos de la provincia. Me pasé todo el día investigando si era cierto.

Recientemente cerraron un casino, creo que en Mar Del Plata, y hay otros que necesitan refacciones y se corrió el rumor entre los empleados que cerrarán los casinos y reducirán horas extras a otros. Así me enteré, por un empleado asustado.

Tomé nota porque no me sorprendería que el gobierno Macrista intente reemplazar los casinos del estado por casinos privados.

Así que estuve trabajando mientras ustedes miraban arañas y leían estupideces.

1 hora y 2 minutos después:
El astrópata:- Antes me gustaba Buenos Aires pero ahora cambié de opinión. Estoy harto de la gente de esta ciudad. Las personas no son educadas… Son un desastre. 


El otro día escuchaba a una señora hablando por la radio y no podía creer lo que decía. Estaba eufórica reclamando que le devuelvan el servicio eléctrico. Y por un momento llegué a pensar que esta mujer tenía razón en su reclamo, pero después me di cuenta que estaba totalmente equivocada.

Fue la forma de reclamar lo que me hizo cambiar de opinión; como si el gobierno o las empresas le debiesen algo, o como si su problema fuera más importante que el de los demás. Cuando todos sabemos que hay miles de personas que no han tenido agua ni luz en toda su vida.

Por alguna razón me imaginé que esta señora era una de esas viejas que se pasan la vida metidas en la cocina y que se vuelven locas por ver la novela a la hora de la siesta. Se me creó una imagen mental de esta mujer, me imaginé una con ruleros que se rasca la argolla todo el día y que vive en un huevo.

Después de escucharla un rato presentó el argumento de que había personas mayores viviendo en edificios que necesitaban usar el ascensor, y que por eso era más urgente que les devolviesen el servicio. Y yo dije: ¨La pucha… ¿Esa es tu emergencia? Deberías ver los que no tienen ni para comer. ¨ Esa gente que no tiene la presencia de los medios para festejarles las estupideces  cada vez que reclaman por alguna gansada.

Entonces lo primero que se me vino a la memoria fue un comentario de otra vieja que había dicho que el gobierno quiere que se acostumbren a vivir sin luz eléctrica. 

¿Qué puedo decir? Hay tantos que ya están acostumbrados a vivir sin comer.

Qué equivocados que están. Ellos no son una prioridad y no lo serán nunca hasta que no entiendan que no son una prioridad. Porque la verdad es que satisfacer los deseos de una vieja conchuda que no hace una mierda, para que no salga en los diarios reclamando lo que no le corresponde,  es una de las razones por las cuales hay gente que se caga de hambre y que siempre será una prioridad para cualquier gobierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario