lunes, 14 de marzo de 2016

RDM



Rdm

13 horas y 31 minutos después:
El astrópata:- Hola.

Hank Scorpio:- Hola.

9 minutos después:
Hank Scorpio:- Qué persecución que hay por parte de las mujeres hacia las barbas. No lo dejan a uno en paz con eso de afeitarse.

¿A vos te pasa lo mismo?

 El astrópata:- No tanto, tengo una barba fina y me queda bien. La mantengo prolija.

Medea:- Las barbas están pasadas de moda.

Clare:- Y son sucias, se llenan de mugre y gérmenes.

Dementia:- Y raspan.

Hank Scorpio:- ¡Pero la puta madre carajo dejen mi barba en paz! ¡Es mi barba! No me quiero afeitar, no me gusta. Quiero tener una barba larga y desprolija, así como dios lo hizo a uno.

Clare:- No es tu barba, es la barba de la sociedad si la sociedad la puede ver.

Medea:- La barba social.

El astrópata:- Jajajaja.

Hank Scorpio:- Pero me cago en la mierda.

Clare:- A vos te queda mal la barba. Tenés una barba como de linyera.

Hank Scorpio:- ¿Y, cuál es? Es una barba mujer, la tengo desde que era chico.

Algo más o menos como esto:



















Clare:- Que es algo sucio. No sé cómo haces para comer con eso en la boca sin ensuciarte.  Es feo, anti estético.

Hank Scorpio:- La gente ya no sabe apreciar la belleza del ser humano.

La sociedad condena mi barba y mí a ser esclavos de la marca Philips, Sony o Gillette.

10 horas después:


El astrópata:- Alguna vez te pasó que la voz de las mujeres te suena molesta.

Hank Scorpio:- Todo el tiempo. Me encantan las mujeres, lo que no me gusta es su cabeza porque de ahí sale todo el ruido.

Medea:- Sos un amargado.

El astrópata:- Dicen que es el timbre de la voz.

Hank Scorpio:- Qué timbre ni qué ocho cuartos, son las boludeces que dicen.

Uno siempre está inmerso en sus pensamientos, tratando de resolver algún problema, y entonces aparece una mujer interrumpiendo con alguna pavada. 

Pero me gusta Clare y eso no es secreto. Ella sí me entiende.

Clare:- ¿Yo?

Hank Scorpio:- Sí vos.

Nunca me interrumpís con estupideces.

Yo qué sé, es un poco también este trabajo. Me acostumbré a estar en silencio, y la presión.

Medea:- Es porque sos un casca rabias.

Clare:- Entiendo la responsabilidad que tenés encima. Nada más.

Hank Scorpio:- No tuve la oportunidad de conocer mujeres muy brillantes tampoco… Me he topado con cada boluda.

Me sacan de quicio.

Pero vos me ayudas, es diferente, como que me rescatas cuando no sé qué hacer. Por eso te quiero mucho.

Clare:- Ya te dije, yo entiendo la responsabilidad que te pesa. Nada más.

4 minutos después:

El astrópata:- Sí, esto vuelve loco a cualquiera. Es desquiciante.

Es la oscuridad, el silencio. Y como que uno deja de sentirse parte del resto y se resiente. 

Te llena de impotencia porque sabes que podés hacer mucho más pero no deberías, y eso te carcome por dentro, te llena de rabia. Al final te gustaría mandar todo a la mierda y dejar que se mueran como perros o matarlos como perros.

Hank Scorpio:- Sí, algo parecido. Acá te corroe la rabia.

Mierda.

El astrópata:- Hagamos algunas boludeces para distraernos. Qué te parece?

Hank Scorpio:- Dale. Ya estoy podrido de esto.

0 comentarios:

Publicar un comentario