miércoles, 6 de abril de 2016

RDM



Rdm
6 horas y 47 minutos:
Underghoul:- Señora, hay una entidad entrante en la visual. Está esperando para poder entrar.

Dementia:- ¿Qué hago?

Underghoul:- La puedo hacer entrar o dejarla ahí, por lo general es una persona nueva que no conoce el código de entrada. Usted deberá nombrarla con el comando que aparece en el manual, en la página doscientos tres si ese es el caso.

Hecho lo anterior se envía al iniciado a una cola de espera junto con otros nuevos stroggs.

Medea:- Espera, además acá es costumbre ponerle un nombre extraño y hacerle alguna broma.
Gordoputomón:- Miren lo que me hicieron a mí. Quiero cambiarme el nombre.

Dementia:- Está bien ¿Qué le hago?

Medea:- Ponle un nombre raro y tíralo al servidor de los noobs.

Dementia:- Está bien, hazlo pasar.

Underghoul:- Un minuto.

3 minutos después:
01:- Hola, ya sé lo que me van a hacer.

Dementia:- Pierda toda esperanza el que llegue hasta donde los ángeles pierden el camino.

01:- Ya sabía.

Dementia:- ¿Cuál es su sexo?

01:- Femenino.

Dementia:- Entonces te vas a llamar Killer Queen.

Killer Queen:- Gracias por no ponerme un nombre feo.

Dementia:- ¡Qué gracias, negro fuck you, negro fuck you!

Killer Queen:- No espera ¡Qué es eso! ¡No por favor, eso no!

1 minuto después:
Medea:- Jajajaja.

Underghoul:- Jajajaja.

Dementia:- Jajajaja.

Gordoputomón:- Jajajaja, es gracioso cuando no se lo hacen a uno.

19 minutos después:
Underghoul:- Señora, Noxim y yo hemos reducido la población en el servidor enemigo un doscientos por ciento. En horas pico tienen apenas cien personas.

En este momento hay menos de cincuenta entidades online en el pilar enemigo.

Dementia:- Bien ahí, pero traten de no sacarlos por la fuerza, ya conocen el plan.

Underghoul:- La población del pilar enemigo ha caído, pero por otro lado deberíamos pensar en abrir nuestro propio servidor.

Se me ocurre que podemos poner un servidor similar al de ellos e invitar algunos de sus usuarios al nuestro. Y así podríamos quitarles la mitad de la gente prometiéndoles que les vamos a dar beneficios.
Una vez que cerremos el servicio del enemigo cerraríamos el nuestro y así terminaríamos de una vez con todo esto.

Noxim Cryptcel:- No es mala idea.

Medea:- Todavía no entiendo para qué se quedan ahí.

Underghoul:- No lo hacen en realidad. No son como los de antes que hacían quedadas. Este servicio reúne gente de varios países entonces tienen más de diez mil usuarios que abandonaron y que de vez en cuando ingresan. Por eso a pesar de todos nuestros ataques continúa habiendo una población de cincuenta todo el tiempo.

Resisten porque les tomó mucho tiempo hacer todo eso, pero si los dividimos será más fácil eliminarlos.

Me harían falta cuatro mil pesos para poder montar un servicio igual al de ellos.

Dementia:- Autorizo el pago de cuatro mil pesos para eliminar el servidor enemigo.

Príncipe Ali:- Ahí hago la transacción.

4 horas y 7 minutos después:
Dementia:- ¿Ustedes se conocían?


Underghoul:- ¿Noxim y yo?

Dementia:- Sí.

Underghoul:- Sí.

Noxim Cryptcel:- Sí, solamente que él estaba del lado de los malos y yo del lado de los buenos.

Underghoul:- Se puede decir que tenemos una sana rivalidad.

El viene de la deep y yo de la under, entonces siempre tuvimos fricciones por eso.

Noxim Cryptcel:- Sin embargo tenemos intereses en común.

Underghoul:- Por supuesto, es como una amistad entre desencuentros ideológicos.

Es más, para que vean que no soy tan rencoroso, voy a regalarle a Noxim veinte millones de dólares para su cumpleaños. Claro que no será en forma de dinero, sino de información que cuesta veinte millones de dólares, del tipo de información que compraría un jeque árabe.

Gordoputomón:- Mierda qué regalo la puta madre. Ojalá yo tuviese un rival así la concha de la lora.

Dementia:- ¿Información sobre los mercados?

Underghoul:- No, el dinero viene y va. Hay cosas más valiosas que la plata no puede comprar.

0 comentarios:

Publicar un comentario