lunes, 4 de abril de 2016

Rusia acusa a Occidente de "Putinfobia" por las filtraciones


Fuente: http://www.laprensa.com.ar, youtube
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que "aunque Putin no figura de facto, para nosotros está claro que el objetivo principal de esta filtración son nuestro presidente, sobre todo de cara a las elecciones parlamentarias y las presidenciales de dentro de dos años, y la estabilidad política en nuestro país". 


Moscú - El Gobierno ruso rechazó hoy la filtración de documentos llamada "Panamá Papers" en la que se menciona al presidente, Vladímir Putin, y dijo que la misma demuestra la "putinfobia" de Occidente, mientras crece el escándalo y la ola de reacciones en el mundo tras la publicaciones de documentos que involucra entre otros al chino Xi Jinping y las coronas de España y Arabia Saudita.
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que "aunque Putin no figura de facto, para nosotros está claro que el objetivo principal de esta filtración son nuestro presidente, sobre todo de cara a las elecciones parlamentarias y las presidenciales de dentro de dos años, y la estabilidad política en nuestro país".

"Es obvio que el grado de 'putinofobia' llegó a tal nivel que ya no se puede hablar bien de Rusia, de cualquier éxito obtenido por Rusia. Hay que hablar mal y mucho, para hacer daño, y cuando no hay nada que decir, pues lo inventan", agregó Peskov.
La investigación difundida este fin de semana por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) revela cómo varios empresarios y al menos un amigo personal del presidente ruso gestionaron hasta 2.000 millones de dólares a través de bancos y sociedades fantasma.

La onda expansiva de la filtración también también llegó a Reino Unido, donde la vocera del primer ministro David Cameron, debió responder a periodistas británicos que lo consultaron sobre la mención del padre del premier, Ian Cameron 
Esta mañana Downing Street mostró incomodidad por la revelación donde aparece Cameron padre como titular de un fondo off shore que contrataba residentes en Bahamas, entre ellos un obispo, para mantener a la compañía exenta de impuestos.

Ante el silencio del líder de los "tories", su vocero no precisó si la familia sigue controlando cuentas en el exterior heredadas del padre de David Cameron y atribuyó al gobierno haber "emprendido una serie de acciones para frenar la evasión y agredir la elusión fiscal".

Ian Cameron, quien murió en 2010, es una de las personalidades británicas involucradas en la mayor filtración periodística de la historia sobre evasión de impuestos en paraísos fiscales, según la cadena pública BBC y el diario The Guardian.

En la investigación, Cameron padre figura como director de Blairmore Holdings Inc., un fondo de inversión de gestión de las Bahamas creado en Panamá en 1982 y que, entre sus clientes, están Isidoro Kerman, asesor de Robert Maxwell, dueño de los restaurantes del West End de Scott y J Sheekey, y el Leopold Joseph Bank, un banco privado que usaban los Rolling Stones, según publica The Guardian. 

En Islandia, el escándalo explotó cuando el primer ministro Sigmundur Gunnlaugsson, ex titular de una empresa acreedora de los bancos islandeses y mencionado en el informe, abandonó abruptamente y visiblemente alterado una entrevista con un canal de TV segundos después de ser consultado sobre el tema.

Gunnlaugsson dijo que no está preparado para responder esas preguntas y decidió terminar con la nota. "¿Qué están tratando de hacer acá? Esto es totalmente inapropiado", les dijo.
Según la filtración Gunnlaugsson era titular de una empresa acreedora de los bancos islandeses que se declararon en bancarrota en la famosa crisis de 2008. Compró la empresa Wintris en 2007, pero no la declaró cuando fue elegido diputado en 2009 y, ocho meses después, la vendió a su mujer por un dólar.

En Ucrania, en tanto, otro salpicado por el escándalo, el presidente Petro Poroshenko, se desligó de las acusaciones de crear una empresa para evadir millones de dólares en impuestos, en un caldeado ambiente político en el que sectores opositores impulsan un juicio político contra el mandatario.
"Desde que me convertí en presidente no estoy participando del manejo de mis bienes y delegué esa responsabilidad a firmas de consultoría y derecho", dijo el mandatario en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

Según las filtraciones, el mandatario y magnate ucraniano creó una compañía en las Islas Vírgenes en 2014, en el apogeo del conflicto armado separatista que divide hasta el día de hoy a su país. 
Poroshenko negó terminante cualquier imputación en su cuenta de Twitter y contraatacó asegurando que la prensa ucraniana e internacional le debe una explicación por el hecho.
Sin embargo, el diputado nacionalista Oleg Liashkó pidió el juicio político del mandatario.
"Iniciamos el procedimiento para la destitución del presidente Poroshenko. Exigimos crear una comisión parlamentaria para investigar la existencia de tres sociedades offshore y cuentas secretas del presidente", escribió en su Facebook el líder de la formación, Liashkó.

El procedimiento judicial contra el presidente que requiere la votación de tres cuartos de los diputados. 

El grupo de Poroshenko tiene 136 bancas sobre 450 en el parlamento. 
Francia anunció hoy que va a reclamar que se le transmitan los documentos supuestamente contienen informaciones de un millar de franceses supuestamente involucrados para que el Fisco y la Justicia puedan examinarlos.

Esa solicitud se hará "en aplicación de las convenciones fiscales" que Francia tiene con "sus socios", señalaron en un comunicado conjunto los Ministerios de Finanzas y Hacienda.
El Gobierno alemán, en tanto, expresó su convicción de que los llamados "documentos de Panamá" refuerzan la necesidad de avanzar en la lucha contra la evasión fiscal y anunció la presentación de nuevas propuestas ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) este mismo abril.

"Tomamos muy en serio el contenido de esas filtraciones", apuntó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Finanzas, Martin Jager, ante las revelaciones sobre el complejo entramado de operaciones en torno al bufete de abogados Mossack Fonseca, con sede en el país centroamericano.
La filtración de millones de documentos involucró a cientos de empresas y personalidades del mundo, entre ellos los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, el ruso Vladimir Putin, el chino Xi Jinping y las coronas de España y Arabia Saudita.

El Gobierno argentino aclaró que el presidente Macri "nunca tuvo, ni tiene una participación en el capital en la sociedad Fleg Trading", luego de que la investigación periodística internacional conocida como "Panamá Papers" mencionó al mandatario argentino, junto con otros 70 personalidades internacionales, en gestiones vinculadas con lavado de dinero.

Más de 11 millones de documentos secretos filtrados originalmente al medio alemán detallan transacciones hechas en los últimos 38 años por el estudio de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en gestión de capitales y patrimonios en ese conocido paraíso fiscal, en nombre de una larga lista de clientes, que incluye a jefes de gobierno y Estado, y personalidades de todo el mundo. 

Según publicaron ayer varios medios internacionales agrupados en el Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ, por sus siglas en inglés), alrededor de 500 bancos y sus subsidiarias crearon en este período de tiempo más de 15.000 compañías off shore para sus clientes a través de Mossack Fonseca.

0 comentarios:

Publicar un comentario