jueves, 5 de mayo de 2016

Analistas ven futuro negro en México por ascenso de Trump; piden al Gobierno prepararse



Fuente: http://beta.noroeste.com.mx
En caso de que se convierta en el próximo Presidente de Estados Unidos, el Gobierno mexicano y el Legislativo estadounidense tendrán que unir esfuerzos para desarrollar una estrategia integral que ayude a mitigar todo el posible impacto que pudiera tener la llegada del empresario republicano a la silla de Barack Obama.



El republicano Donald Trump ya se convirtió en un peligro para el país, advirtieron académicos y análisis financieros. Afirman que es momento de que tanto Estados Unidos como México empiecen a tomar acciones para evitar que, de convertirse en el sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca, pueda incluso provocar una reducción en el crecimiento de la economía.

En el mundo financiero, los inversionistas han reaccionado ante la salida de Ted Cruz, el principal competidor de Donald Trump, y del Gobernador de Ohio, John Kasich, de la carrera por la nominación republicana.

Ante la aversión al riesgo, el peso perdió terreno y el dólar se disparó de nuevo a la barrera de los 18 pesos por unidad al venderse por la mañana de este miércoles en 18.05 pesos en ventanillas de Banamex.

De acuerdo con Banco Base, de ganar Donald Trump la Presidencia de Estados Unidos y de cumplir sus promesas de campaña en contra de México, podría generar una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor de 4.9 por ciento en un año.
 Este desplome, explicó el grupo financiero, sería “como consecuencia de retrocesos en las exportaciones hacia Estados Unidos y caídas en el consumo privado de México, lo último como resultado de menores remesas –Trump ha señalado que de ganar la Presidencia, frenaría el envío de dinero de los connacionales-”.

El Consejo Mexicano de Negocios (CMN) consideró que la candidatura de Trump generará más incertidumbre en México por la “virulencia” que ha mostrado hacia el país y frente al Tratado de Libre Comercio (TLC).

“De lo que se ha aprovechado Trump es que hoy por hoy en Estados Unidos atacar a México no tiene ningún costo político”, dijo Alejandro Ramírez Magaña, presidente del CMN en conferencia de prensa.

Lamentó que nadie le haya explicado a Trump la importancia del Tratado de Libre Comercio, uno de los temas en los cuales Trump utiliza para criticar a México.

Mencionó que es responsabilidad de los gobiernos de Estados Unidos y México, y los grupos empresariales de ambos países, explicar a los consumidores estadounidenses la importancia que tiene el TLC.

Con el resultado del martes, el empresario se aproxima más al objetivo de alcanzar los mil 237 delegados necesarios para la nominación en la convención de su partido que se celebrará en julio. Ha ganado siete primarias consecutivas y acumula el 80 por ciento de los delegados necesarios.

“Ya es de preocuparse desde que empezó a ganar las primarias. Ahora es un candidato en extremo competitivo contra Hillary Clinton –la candidata puntera del Partido Demócrata–”, afirmó el investigador Gerardo Rodríguez Sánchez Lara de la Universidad de las Américas en Puebla (UDLAP).

En contraste, para Javier Urbano Reyes, especialista en migración de la Universidad Iberoamericana, Trump va a perder frente a la demócrata porque ella ha conectado con varios sectores de la población, entre ellos los hispanos, y Trump ha dirigido su discurso solo a poblaciones muy puntuales que no le alcanzarán para ganar.

No obstante, en caso de que alcance la Presidencia y trate “de encontrar los mecanismos legales” para construir un muro o bloquear las remesas familiares, es posible detenerlo mediante el contrapeso de poderes.
“Hay que recordar que Estados Unidos es una democracia con división de poderes y un sistema de pesos y contrapesos que evitan que alguno de los poderes quiera inmiscuirse en alguno de los otros. En ese sentido, será importante que el cabildeo mexicano esté presente en el Congreso de los Estados Unidos, en la Cámara de Representantes y en las cortes federales”, expuso Rodríguez Sánchez Lara.

Los grupos de presión, añadió, tendrán que componerse no solamente con la comunidad mexicana y latina, sino también con los grupos empresariales cuyos intereses se vean afectados.

EL DISCURSO DE ODIO

Desde que inició su campaña hacia la candidatura a la Presidencia, el empresario Donald Trump ha mantenido un discurso antiinmigrante. Durante su lanzamiento como precandidato republicano, aseguró que cuando México “envía” gente a Estados Unidos, “no envía a los mejores. Envía a la gente que tiene muchos problemas, que trae drogas, crimen, son violadores”.

Propuso levantar un “gran muro” en la frontera entre los dos países, y que México lo pague. Recientemente ha sugerido que sea financiado con las remesas familiares.

“Los migrantes siempre han corrido un riesgo con o sin Trump. Barack Obama ha sacado más de dos millones”, dijo Urbano Reyes. “Seguramente el Congreso quedará muy dividido y un Presidente sin apoyo del Legislativo no puede hacer nada a favor o en contra de la población migrante”, aseguró.

Rodríguez Sánchez Lara, especialista en relaciones internacionales y ciencia política, añadió que “el daño más fuerte es hacia la imagen entre la relación entre México y Estados Unidos. Sus declaraciones beligerantes hacia nuestro país han hecho mucho daño en la percepción equivocada que tienen algunos estadounidenses”.

TRUMP VA SOLO


El Gobernador de Ohio, John Kasich, anunció oficialmente que abandona la carrera presidencial republicana para los comicios de noviembre en EU, lo que deja el camino libre para que el magnate Donald Trump sea el candidato conservador a la Casa Blanca.

El Gobernador de Ohio agradeció a su familia, a su equipo y a los voluntarios que han trabajado en su campaña el esfuerzo en los últimos meses, pero reconoció la inviabilidad de su proyecto en este punto de la batalla electoral.

El político habló de cómo su campaña había inspirado a los votantes a unirse y ayudarse unos a otros. “Creo que todos debemos vivir una vida más grande que nosotros”, señaló Kasich, quien no hizo referencia directa a Trump ni especificó si lo apoyará.

“Nadie ha hecho más con tan poco en la historia de la política”, dijo Kasich en referencia a ellos y a la escasa recaudación con la que, no obstante, ha sido el último en salir de la carrera presidencial republicana.

Hasta ahora, Kasich sólo había ganado las primarias en su estado, Ohio, pero incluso el martes por la noche, tras la victoria de Trump en Indiana, había afirmado que iba a seguir en carrera hasta que el magnate inmobiliario alcanzara la cifra de mil 237 delegados que necesita para asegurarse la nominación en la Convención Republicana, cifra de la cual está cada vez más cerca.

0 comentarios:

Publicar un comentario