martes, 2 de agosto de 2016

RDM


RDM
15 horas y 6 minutos después:
Medea:- Sucede que la generación que dirige Argentina, esa de entre cincuenta y setenta años, fue la generación de las cagadas. Y ahora tienen la caradurez de dar consejos. No tienen ni un poco de vergüenza.

Estoy hablando de la generación que apoyó el gobierno peronista, la misma que después apoyó el golpe, y casualmente la misma generación que posteriormente saboteó el gobierno maltrecho de Alfonsín y puso a Menem… Y esos son los que aconsejan.

La verdad es que cuando esos empiezan a hablar de política o economía está para gritarles:¨ ¡Cállese, Cállese de una vez! ¨ Escucharlos fue el peor error que pudo haber cometido mi generación porque ellos fueron unos fracasados de mierda, un montón de hippies montoneros y otros fascistas hijos de puta. La verdad es que de todos esos peronchos narcos y gorilas de mierda no se rescata ninguno.

Son los menos indicados para dar consejos u opinar. Cualquier persona con un poco de honestidad admitiría los errores y guardaría un poco de silencio. Porque la verdad es que son una vergüenza.

2 horas y 32 minutos después:
Príncipe Ali:- En Perú ocurría algo parecido. Había un programa de televisión que le decía a la gente lo que era moralmente correcto. Hecho por las mismas personas que saquearon el país hasta no dejar nada.

El deporte nacional en Perú es agarrar a otro a los machetazos. De vez en cuando vez tipos que les falta un dedo, una oreja o algo y cuando les preguntas te dicen que lo perdieron en una pelea a los machetazos. Y como que eso la gente lo festeja como si fuera una gran proeza.

3 horas y 41 minutos después:
Dementia:- Que locura tienen los norteamericanos. Leí en las noticias que van a permitir llevar armas a los campus de las universidades de un estado. Y resulta que ya había otros estados que lo permitían.

Príncipe Ali:- Los gringos compran armas en los supermercados. Es como escupir para arriba.

17 minutos después:
Medea:- Que caros que están los teléfonos celulares.

Dementia:- Ay sí, impagables algunos.

Medea:- Les ponen cada cosa ahora.

Y pensar que cuando yo era chica eran raros los teléfonos celulares. Me acuerdo que cuando iba al secundario me compraron uno de esos que eran como un ladrillo y yo era la única que tenía celular. Pero yo lo necesitaba porque estaba enferma y de vez en cuando tenía que llamar a casa para avisar.

Príncipe Ali:- Yo siempre estoy esperando que bajen de precio, y como que no importa cuánto espere porque siempre están caros. Incluso los viejos que ya no quiero porque son viejos y no me sirven.

Medea:- Depende de para qué lo querés.

Príncipe Ali:- Sí, no sé. Yo tengo uno del dos mil diez y todavía me anda bien, pero no puedo usar las aplicaciones de ahora.

Igual como que me molesta que de pronto haya celulares de ¨alta gama¨. O sea, ni que fuera un auto para decirle así. Me parece que es un gasto innecesario, ni siquiera teniendo para pagarlo lo compraría.

Además ahora se les ha dado por agrandar los celulares y las pantallas. Más de uno parece una Tablet de tan grandes que son y parecen hasta estorbosos.

Yo me acuerdo que al principio había unos muy cómodos como el startac, con tapa, que eran simples pero estaban re cancheros.

Medea:- Es parte de una guerra contra las empresas que fabrican ordenadores de escritorio. Es muy largo de explicar, pero quieren que los celulares sean como las computadoras y que la gente se conforme con menos. Porque los ordenadores de escritorio son herramientas, sirven para trabajar y para hacer de todo, sin embargo con un celular no se puede hacer nada.

Las personas no pueden hacer diseño gráfico desde un celular, no pueden programar, no pueden tener un servidor, no pueden informarse bien, no pueden hacer su propia empresa, y un millón de otras cosas que infieren en la política y la economía. Por eso ponen tanto esfuerzo es sacarle a la gente la computadora de escritorio, porque si a la hora de elegir, elegís el celular en lugar de la computadora salís perdiendo.

Es un tema muy largo. La mayoría de las personas desconoce el verdadero potencial de cpu hogareña porque no saben usarlas. Entonces prefieren gastar en un celular porque es más fácil de usar, sin embargo al optar por lo más fácil pierden porque no aprenden nada nuevo, etc. Hacerles cambiar la cpu de escritorio por un celular es una forma muy fácil y económica de volverlos ignorantes, de taparles la boca y de cesgarlos.

1 hora y 8 minutos después:
Dementia:- ¿Cuál era el tema de hoy?

Medea:- Era ¨los enemigos del hombre¨ pero no encontramos el archivo y nos distrajimos Jajajaja.

Príncipe Ali:- XD

Medea:- Lo dejamos para otro día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario