martes, 9 de agosto de 2016

RDM




RDM
1 hora y 53 minutos después:
Medea:- Bueno señoras, señores, hasta acá llegó mi amor por este gobierno. Hoy, finalmente, me tocaron los ovarios.

Setecientos pesos por internet. Lo voy a repetir por si alguien no se enteró, setecientos pesos por internet de telefónica… Una locura.

Si no lo usase para trabajar lo sacaba ya mismo. Es más, ahora mismo estoy buscando otro proveedor porque no pienso pagar semejante desconche de guita por mes. Y no es que no pueda pagarlo porque sí puedo pagarlo cómodamente, pero no pienso contribuir con esa empresa para que cobre esa suma.
Y eso que yo no uso el teléfono fijo, solamente lo tengo para internet y el plan más económico de Speedy. No me quiero imaginar lo que paga alguien que usa el fijo.

No sé cómo esperan que haga la gente sin internet, una cosa es no tener cable pero ¿Sin internet? ¿De dónde vamos a aprender cosas? ¿De las escuelas de mierda que hacen? ¿Eh?

Es hora que el gobierno empiece pensar en un servicio de internet estatal ¿O qué es esto? ¿Qué se creen?

Me voy a poner pesada… Me puedo llegar a poner muy pero muy pesada, no tienen idea cuánto. Más vale que estos empiecen a caminar derechito o juro que me voy a pasear por cada puto ciber que encuentre y voy a despedazar virtualmente toda la puta provincia. Y voy a empezar inhabilitando los cajeros automáticos de hace como ochenta años que tienen, que ya es hora que los cambien también. Para empezar, porque ya tengo en vista sabotear el sistema de cámaras de algunos municipios como el de Tigre.

Estos ignorantes de mierda no tienen idea de con quienes están jodiendo. Voy a empezar a enseñarle a la gente a fabricar bombas con materiales caseros, después díganle a la gente que explotó una garrafa o que explotó una caldera.

Y voy a empezar hackeando redes hogareñas y cortando el servicio en Mar Del Plata. Por cientos.

6 minutos después:
Dementia:- No es para que te pongas así. Es solamente una factura de teléfono, la pagas y listo. Además te prohíbo que le enseñes a la gente a hacer bombas. No podes tomar esas decisiones vos sola.

Príncipe Ali:- Nerd rage.

1 minuto después:
Medea:- Pero que hijos de puta ¿Podés creer esto? Setecientos pesos. Están locos.

Voy a empezar a hacer un manual que enseñe a hacer explosivos con elementos caseros y pólvora básica para los que no les guste como anda la cosa. Y si esto se llega a poner peor lo voy a publicar en internet y a subirlo ochocientas mil veces hasta algún estúpido haga explotar algo a la mierda.

Príncipe Ali:- No niego que a mí también me gustaría probar mi capacidad destructiva.

Dementia:- Dejen. Me parece que a este gobierno no le que queda mucho tiempo. No creo que nadie los vote en las siguientes Paso, si es que llegan.

Las protestas ya empezaron, la inflación no bajó ni siquiera un poco, las tarifas subieron y el presidente hace un acto ridículo en la inauguración de un supermercado como si fuera la solución a nuestros problemas.

La gente va a cambiar el voto y no van a poder aprobar ningún proyecto, así que lo que no hagan ahora después no lo van a poder hacer.

Casualmente estuve leyendo el pronóstico de Hank y dijo que a este gobierno le daba dos años, y eso que él mismo los apoyó. Dijo que hacia el final del segundo año la situación se tensaría tanto en el país que los correrían como corrieron a De La Rua.

1 minuto después:
Medea:- Estás a cargo ¿Qué hacemos?

8 minutos después:
Dementia:- Nada, a nosotros no nos hace nada y a Master tampoco. Los de abajo seguramente van a estar molestos cuando se enteren y voy a tener que darles una explicación de lo que está pasando. Nada importante.

Príncipe Ali:- Yo no creo que se lo vayan a tomar así abajo. Va a ser mejor que vayas preparando un buen discurso porque viven de internet.

Dementia:- Jajajaja Es que ustedes no saben pero yo previne esto hace como seis meses atrás ¿No soy una ídola?

Ya sabía de esos planes que te dan treinta por ciento de descuento durante algunos meses y después te lo sacan, así que preparé un plan provisorio por si intentaban algo con el acceso a internet.

Medea:- Me estás jodiendo.

Príncipe Ali:- No te creo.

Dementia:- Por algo soy la jefa Jajajaja. Cuando fui abajo estuve hablando con uno de ellos y me dijo que si algo así pasaba que hable con él, y que podía ponernos internet a todos por cien pesos al mes.

3 minutos después:
Príncipe Ali:- ¿Cuándo fuiste abajo?

Dementia:- Cuando fuimos con Noxim. Mientras ustedes estaban haciendo estupideces yo estuve explorando para ver cómo era y conocí algunos anormales de esos.

Cuando los de abajo se enteren del aumento van a querer una solución y yo voy a ser las que les ofrezca la alternativa económica. Después me van a ver como a una líder inteligente y nos van a permitir ir abajo las veces que queramos. De ahí vamos sacar la información que necesitamos para cualquier movimiento que queramos hacer, y vamos a poder ganar mucho dinero.

Ese es mi plan para matar dos pájaros de un tiro. Darle internet a los de abajo y conseguir plata al mismo tiempo.

11 minutos después:
Medea:- Reconozco que es astuto.

8 minutos después:
Dementia:- No te hagas problema. Lo llamo en unas horas, cuando se haga de día, y le digo que vaya preparándose para hacer unas cuantas instalaciones de ese servicio.

12 horas y 3 minutos después:
Medea:- ¿Ya lo llamaste?

1 minuto después:
Dementia:- Hola. Y no, todavía no lo llamé. Lo estoy pensando.

Príncipe Ali:- Buenos días.

Medea:- ¿Por?

6 minutos después:
Dementia:- ¿Viste cómo te pusiste? Estás igual que ellos. No entiendo por qué la gente se transforma tanto por eso. Te pusiste re loca.

Eso que dijiste…

Medea:- ¿Qué?

Príncipe Ali:- No es conveniente pedirle ayuda a los de abajo. Ya lo sabes.

2 minutos después:
Dementia:- Cada vez que alguien le pide ayuda a uno de ellos o se cierra un servicio de esos ellos salen como locos. Y después los voy a tener acá y no los puedo manejar porque no sé qué decirles.

Ya pasamos por eso con under y viste como era. No era una persona sana, era peligroso para nosotros, para el grupo, para Master y para todos en general. Y si lo llamo y el tipo quiere venir, que seguramente va a necesitar venir, entonces no voy a poder manejarlo.

Lo mejor es esperar para ver la reacción que tienen y si todo va bien entonces no hacemos nada y se acabó.

Llamarlo ahora sería ponernos en riesgo por algo que todavía no pasó.

Príncipe Ali:- Cierto, cierto. Mejor esperemos a ver qué pasa. Total no quedan muchos de ellos y quizás si esperamos un poco las aguas se calmen y vos sabes, se dejen de joder de una buena vez.

Dementia:- Abajo habrá unos cien o doscientos cuando mucho, de unos mil o dos mil que había hace unos meses. Eso quiere decir que ya se están cansando y que están buscando otros lugares donde meterse porque acá nunca pasa nada. Y si los dejamos así un mes o dos más van a irse y fin del asunto con los servicios esos.

Pedirle ayuda a uno podría darles falsas esperanzas de apoyo externo y los podría hacer volver. Y sería peor.

Príncipe Ali:- Además podríamos ir buscando otra cosa para ganar plata. Se me ocurre que cuando cierren el servicio de ellos podríamos comprarles la data y nos quedaríamos con todo igual.

Dementia:- Y no sería matar dos pájaros de un tiro sino cuatro; Nos quedamos con la data, nos deshacemos de los abajo, conseguimos la plata y cerramos el último servicio. Todo en una sola movida y sin que nadie se dé cuenta.

4 minutos después:
Medea:- Ya te digo que contar tu plan públicamente no es algo muy inteligente. Alguno de ellos podría leer esto.

Dementia:- Es que ese es casualmente el problema que tienen, que están todo el día sentados en una computadora conectados a ese programa. No hacen otra cosa que no sea estar ahí perdidos en eso.

Seguramente no están enterados de nada de lo que pasa. Son como presos ¿Sabes? Están ahí como dormidos, viajando en la quinta nube de la pavada. Y el resto del mundo les importa tres carajos.

¿Vos te crees que a ellos les importa esto? No les importa nada. Seguro ni saben que estamos acá.

Entonces no importa que sean un peligro o que sepan física nuclear porque están tan abstraídos en ese programa, en el aprendizaje, que no ven nada. Me cuesta decirlo pero vos ya viste, no se puede decir que sean personas, menos normales. Llevan unas vidas tan raras que hasta evitan relacionarse con otras personas.

Después que se hagan llamar stroggs o no stroggs, es una pavada de las muchas que tienen. A mí me da lo mismo, para mí son un peligro y están del jopo.


¿Vos viste las radiografías de Underghoul? Yo no sabía qué decirle al tipo ese, miré las radiografías porque yo soy médica y me lo pidieron, pero no sabría diagnosticarle nada porque yo atiendo personas normales. Parecía más un marciano que una persona, tenía tantas cirugías hechas y se había metido algunas cosas en el cuerpo que no sabría decirte qué eran. Ni lo quiero saber, ya me da impresión preguntar.

A mí me daban ganas de decirle: ¨Loco, andá a ver a un doctor de marcianos porque acá estás cagado¨. No hay ningún médico en este país que haya visto algo así. Tenía como una especie de celular metido en el pecho, o sea, literalmente se había hecho injertar esa máquina ahí. Eso entre otras cosas que no pude reconocer.

0 comentarios:

Publicar un comentario