lunes, 12 de septiembre de 2016

Mauricio Macri y Miguel Lifschitz acordaron el envío de fuerzas federales a Santa Fe

Fuente: http://www.lanacion.com.ar
El gobernador llegó a un entendimiento con Patricia Bullrich para que los efectivos permanezcan en la provincia hasta diciembre de 2017; la cumbre se produjo tras las marchas en Rosario para pedir seguridad y luego de los reproches de la ministra al gobierno santafecino.



Mauricio Macri recibió al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz , en una reunión que arrojó como resultado el envío de fuerzas federales a la provincia, afectada por el avance del narcotráfico y en ebullición social por las marchas que se dieron en Rosario.

En una conferencia de prensa que compartió con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , el gobernador de Santa Fe remarcó que el acuerdo se trata de "un avance importante" que "nos pone por primera vez en un escenario de coordinación de políticas".
El mandatario socialista explicó que el convenio instituye "un comité de índole política presidido por la ministra y el gobernador, donde vamos a reunirnos para programar, monitorear y organizar el trabajo". Además, señaló que se creará un órgano "integrado por los jefes de las fuerzas federales para coordinar el día a día de la acción en materia de seguridad y también una evaluación permanente que cada tres meses vamos a volcar en informes".

"Es muy importante esta cooperación de Nación, para superar los problemas de inseguridad y narcotráfico en la provincia. Vamos a tener un comité de análisis estratégico y un comité operativo que va a trabajar sobre el terreno, tratando de desbaratar las bandas de delitos complejos.

Hemos llegado al acuerdo que nos va a permitir tener un mapa de cómo están trabajando ambas jurisdicciones", dijo Bullrich en la conferencia de prensa.

La ministra de Seguridad había cuestionado al gobierno santafecino, al que acusó de no colaborar en la depuración de la policía provincial. En medio de las negociaciones para que las fuerzas federales desembarcaran en Santa Fe, la ministra dijo que Lifschitz no quería "asumir el compromiso de depurar y hacer cambios estructurales".

El entendimiento alcanzado hoy cierra un capítulo de enfrentamientos que se remonta a enero, cuando las intrigas y la desconfianza entre Bullrich y el gobierno de Santa Fe se multiplicaron durante la errática búsqueda en el norte provincial de los prófugos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.

Para Lifschitz, la diferencia entre este nuevo envío de fuerzas federales y los anteriores está en la coordinación. "El cambio sustantivo tiene que ver con la coordinación de las fuerzas. Las presencias anteriores de fuerzas federales en Santa Fe eran descoordinadas entre sí y con la policía provincial, por lo que buena parte de los recursos se terminaban desperdiciando", marcó el gobernador.

Antes de la reunión, en declaraciones en la Universidad de Rosario, Lifschitz señaló que el debate es "más democracia o más Gendarmería", y pidió afrontar un camino largo, de cambio cultural, para enfrentar la inseguridad . "Hay quienes argumentan que se debe volver a una mayor militarización de la seguridad. Soluciones que parece que pueden dar resultados inmediatos, pero nosotros sabemos que la construcción democrática es de largo plazo y requiere un cambio cultural", afirmó.

"No necesariamente será la Gendarmería [la protagonista del desembarco en Santa Fe]. Vamos a tener distintas tácticas, que no vamos a hacer públicas. Nos enfrentamos contra un enemigo duro que no se puede enterar de todo", concluyó Bullrich.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario