domingo, 6 de noviembre de 2016

CDV 29



CDV
14 horas y 41 minutos:
Killer Queen:- Holas.

14 horas y 45 minutos:
Asmodeo:- Hola.

Ciberpunk:- Buenas :V

15 horas y 2 minutos:
Asmodeo:- Salió una nueva actualización de world of warcraft. Se llama Legion.

15 horas y 4 minutos:
Ciberpunk:- ¿Y qué?

Asmodeo:- Yo vivía en ese juego. Estuve jugando como cuatro años.

Era como adicto a ese juego, vivía conectado todo el tiempo y no hacía nada.

Killer Queen:- Lo he escuchado nombrar.

Asmodeo:- Puede parecer medio boludo pero ahí en el wow yo era alguien, me hacía sentir bien, los demás me respetaban. Esta realidad no me gusta, no tengo trabajo, no soy nadie importante, nadie me quiere… Y encima soy pobre. Conectarme al juego era como ir a mi casa, ahí me sentía aceptado por los demás.

Es como un mundo de fantasía medieval en el que vos sos el protagonista junto con otros miles de jugadores.

En el wow por lo menos era rico y podía volar en dragones, acá no tengo ni para el colectivo.

La realidad no me gusta.

15 horas y 32 minutos:
Killer Queen:- ¿No te hacía mal jugar tanto?

Asmodeo:- Si pudiese vivir conectado al world of warcraft en mi casa sería el hombre más feliz del mundo.

En el mundo del world of warcraft yo era un guerrero, la clase más noble de todas, peleaba con monstruos gigantes todo el tiempo, todos querían ser mis amigos porque yo era el tanque groso que se bancaba los golpes de los enemigos más poderosos. Podían tirarme con flechas, prenderme fuego, congelarme, a veces todo al mismo tiempo y no me pasaba nada. Era super genial.

Ganaba plata por matar bichos, tenía como diez dragones, muchas monturas, más de quinientos logros. Era un groso.

Era tan groso que le regalaba cosas a los débiles y los pobres. Podía ser generoso con los demás.
Había campos de batalla, arenas donde se peleaba por honor y gloria. Y con más honor y arenas ganadas comprabas armas y armaduras más poderosas para pelear contra enemigos bestiales. Era lo máximo de lo máximo. Esa vida tenía sentido para mí.

15 horas y 40 minutos:
Ciberpunk:- Eras como un caudillo o algo así.

Asmodeo:- Algo por el estilo. Nos respetábamos entre nosotros, teníamos códigos.

Nadie se metía conmigo porque sabían que yo tenía la mejor armadura de todas y la mejor espada del juego. Así que podía ir a donde quisiese cuando se me diese la gana.

Organizaba invasiones a las capitales de la alianza montado en un mamut lanudo, los demás se subían a mi montura, arrasaba pueblos y destruía todo por la horda. Pero no había consecuencias porque los bichos volvían a aparecer al rato. Era divertido saquear y masacrar todo.

A diferencia de otros que competían entre ellos para ser los mejores, yo me ganaba el respeto haciéndome querer por los demás, los ayudaba. Cuando veía a uno nuevo le daba diez monedas de oro para su primer montura y siempre me lo agradecían. Por eso era muy querido, algunos decían que yo era el dios de la Horda.

16 horas y 53 minutos:
Menelcar:- Yo tengo una armadura de verdad en mi casa.

Asmodeo:- Pero no es lo mismo. Yo tenía una armadura de gladiador colérico, había que tener mucho honor y un rating de arenas de 2200 o más para poder tenerla completa. Y lo que me costó tener la maza de gladiador colérico. No cualquiera tenía esa arma.

Extraño conectarme al wow y olvidarme de todo matando no muertos, volar en un dragón, saquear corona de hielo… Esos eran buenos tiempos.

17 horas y 9 minutos:
Ciberpunk:- No conozco sobre el tema. Pero por lo que decís parece emocionante y totalmente desquiciado.

Asmodeo:- Eso, eso es. Todo lo que hago es aburrido y rutinario. No me pasa nada asombroso ni emocionante.

¿Sabes con cuantos gigantes maté hoy? Ninguno. Eso no es fabuloso.

Cuando me conectaba al wow mataba gigantes y ogros todos los días. A cada rato había que meterse en alguna catacumba llena de monstruos sedientos de sangre, matarlos y robarles todo. Al final todos bailábamos y usábamos un portal que nos teletransportaba devuelta a la ciudad. Todos los días era una aventura.

Ciberpunk:- Que mal.

Killer Queen:- Debe ser difícil dejar la locura y después tratar de acostumbrarse al mundo real.

Asmodeo:- Odio reconocer que la locura era un mejor lugar. No hay muerte ni dolor en el mundo world of warcraft. Ni responsabilidades, solamente es aventura, nunca se termina.

Solía estar conectado entre ocho y diez horas al día jugando. Apenas me levantaba prendía la computadora y todos los de mi hermandad me saludaban y me invitaban a mazmorras o raids. Era otra vida.

Es difícil tener dos vidas tan distintas de las cuales hablar. Ser dos no es nada fácil. Es como tener memoria de dos vidas.

Quisiera hacer algo en la vida real que fuera genial como en ese juego.

17 horas y 35 minutos:
Ciberpunk:- Eso es lo mismo que yo ando buscando, aventura, hacer algo que sea emocionante y que me paguen por hacerlo. Y ya tuve varias ideas.

Menelcar:- Si hacen algo avisen. Yo no veo que haya futuro en la carpintería.

Asmodeo:- Por eso quería volverme detective privado. Es algo emocionante, y puede ser peligroso.

Ciberpunk:- Sí claro, te entiendo. Yo hacía artes marciales, queres sentir la adrenalina, emociones fuertes.

17 horas y 39 minutos:
Asmodeo:- No se me ocurre nada.

17 horas y 42 minutos:
Ciberpunk:- Bueno, si no te gusta el deporte y eso entonces podrías ir a esos juegos de disparos con pintura. No me acuerdo cómo se llaman, pero es con armas que tiran pintura y es como una guerra con armas de juguete.

Hay muchos chicos y hombres que juegan a eso. Y es en la vida real, parece muy emocionante.

Killer Queen:- Airsoft me parece que se llama.

Ciberpunk:- Que es como un juego de guerra en que se meten disfrazados de soldados con armas que disparan pintura y se cagan a tiros.

17 horas y 54 minutos:
Asmodeo:- Pero no te pagan por jugar a eso.

Ciberpunk:- Bueno, yo había pensado en algo, pero como que nadie se lo toma en serio así que no lo había dicho. Y para hacerlo necesito mucha ayuda porque solo no puedo.

Asmodeo:- ¿Qué es?

Ciberpunk:- Investigador de lo paranormal, o caza fantasmas. Me refiero a ir a lugares donde dicen que hay espíritus y documentarlos, conseguir el equipo indicado y poner un anuncio para que la gente te llame. Y te pagan por documentar esas cosas.

Pero lo más importante del asunto es que yo sé todo lo que hay que saber sobre el tema. Y es muy emocionante porque podemos llegar a asustarnos mucho.

Asmodeo:- ¿Y quién te va a llamar?

Ciberpunk:- Gente que viva aterrorizada por un supuesto fantasma. Vamos, investigamos cuál es la causa de sus problemas, la aconsejamos y documentamos todo. Y si hay algo raro llamamos a un cura que de la bendición al hogar y esas cosas.

Por supuesto que no como manochantas, me refiero a llevar cámaras, medidores de temperatura, conocer algún arquitecto, un ingeniero que nos pueda ayudar y hacer investigaciones. Algo serio con un ángulo científico.

18 horas y 24 minutos:
Asmodeo:- ¿Cómo es eso?

Ciberpunk:- Me faltaría alguien que pueda llevar la cámara y que me ayude a mover las cosas. Además es necesario que seamos varias personas porque una sola persona no puede hacer la vigilancia constantemente.

Yo tengo la computadora y las cámaras, me harían falta algunas piezas de equipo y el software de vigilancia. El programa que usan los sistemas de vigilancia para grabar lo que pasa en varias cámaras al mismo tiempo.

Cuando te llaman vas a una casa, pones todas las cámaras, revisas la instalación eléctrica, la del gas, la arquitectura y te fijas por qué se mueven las cosas. Nada más, y si te encontrás o algo inexplicable entonces recurrís a la iglesia para que te manden un cura que bendiga la casa y eso. No se puede hacer mucho más sin meterse con los manochantas que dicen ser médiums y esas cosas.

Killer Queen:- ¿No te da miedo? Yo me cagaría hasta las patas.

Ciberpunk:- Yo no le tengo miedo a la oscuridad.

Haría falta ponerse en contacto con algún doctor en física que sepa de campos magnéticos, con algún arquitecto que pueda certificarnos que hay algún desnivel en la casa, y buscar a un ingeniero que pueda decirnos si encuentra algún tipo mecánica por medio de la cual se sucedan esas cosas. Y si te encontrás con un fantasma real mejor, si pudiésemos registrarlo sería un gran hallazgo científico y podríamos ganar mucho dinero con el video.

19 horas y 1 minuto:
Menelcar:- Suena mejor que ser carpintero.

Asmodeo:- No sé si podría ser un caza fantasmas. Es delirante.

Ciberpunk:- Lo único que tendrías que hacer es manejar una cámara. Darme una mano para poner las cámaras y vigilar los monitores cuando yo no pueda. Es muy fácil, no tenés que saber hacer nada.

Asmodeo:- ¿Y si aparece un fantasma de verdad?

Ciberpunk:- Jajajaja Los fantasmas no existen, puede ser que haya algún fenómeno físico extraño que no podamos explicar, pero no un fantasma.

Asmodeo:- ¿Y si aparece?

Ciberpunk:- Mira, si por alguna remota coincidencia apareciese un fantasma de verdad, pienso agarrar un palo y reventarlo a golpes. Voy a darle la cagada a palos de su vida ¿Contento?

Asmodeo:- No sé, mirá si se te aparece el diablo o algo de eso.

Ciberpunk:- Que diablo ni qué ocho cuartos, yo tengo un palo con clavos atravesados y te prometo que le rompo todos los huesos, por gil.

Le soltaría toda la rabia, a mí no me va a intimidar. No te olvides que soy un quinto dan, me he peleado con adversarios que eran maestros de artes marciales. Me he preparado toda la vida para enfrentar la oscuridad, al mal, tendría la oportunidad de hacerle todo lo que yo quiera y no habría consecuencias.

19 horas y 6 minutos:
Menelcar:- Me gusta. Si vas a hacerlo avísame. O conta conmigo.

Asmodeo:- No tengo nada que hacer, dale. Si podemos ganar algo mejor.

Killer Queen:- Yo no. A mí esas cosas me dan miedo.

Estoy consciente de que no puede ser, pero igual me da miedo.

Menelcar:- Sos cagona.

Ciberpunk:- Animate. Vos podrías ser la vieja chupa pijas del grupo. Somos tres varones solteros, alguna verga vas a ver por lo menos.

Killer Queen:- Por eso lo estoy pensando.

20 horas y 11 minutos:
Ciberpunk:- Guarda porque Killer está que arde. Así como que tiene el calzón prendido fuego.

Asmodeo:- ¿Hace mucho que no tiene sexo?

Killer Queen:- Desde que me divorcié, hace bastante.

Ciberpunk:- Uff. Al rojo vivo.

Killer Queen:- No seas malo.

Ciberpunk:- Vos tendrías que juntarte con el Menelcar que no coje hace cien años tampoco.

Menelcar:- A mí no me metan.

Killer Queen:- Guarda.

Ciberpunk:- Ojo porque esta tiene la croqueta podrida.

Killer Queen:- Che basta. Soy una señora.

Ciberpunk:- Bueno listo. Me voy porque ya se hizo tarde. Nos vemos otro día.

Menelcar:- Yo también me salgo.

Asmodeo:- Nos vemos mañana o pasado.

Menelcar:- Dale.

Killer Queen:- Sí, yo también me voy porque ya es hora de ir cerrando. Nos vemos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario