domingo, 1 de enero de 2017

CDV 51




CDV
13 horas y 38 minutos:
Ciberpunk:- ¿Hay alguien?

Menelcar:- Sí yo.

Ciberpunk:- Yo me acabo de despertar.

13 horas y 39 minutos:
Menelcar:- Hoy quise entrar al chat y no pude.

Ciberpunk:- Es que apagué el servidor donde tengo el chat y no se podía. Porque ayer apareció otro de esos molestos hablando pavadas y lo saqué.

15 horas y 42 minutos:
Menelcar:- Hay un montón de películas que parecen buenas anunciadas para este año.

Ciberpunk:- Ja! igualmente no pienso ir al cine. Voy a verlas truchas por internet.

16 horas y 40 minutos:
Ciberpunk:- Me pregunto qué pasaría si hiciese un sándwich con dos porciones de pizza.

Menelcar:- Suena prometedor.

Ciberpunk:- Debe quedar bueno.

16 horas y 52 minutos:
Menelcar:- Yo una vez me hice un sándwich de papas fritas.

Ciberpunk:- ¿Y qué tal?

Menelcar:- Una porquería porque las papas estaban frías.

17 horas y 17 minutos:
Ciberpunk:- No sé si viste esos desafíos de comida en youtube. Salen unos que comen de todo, a veces como una mesa llena de comida en treinta minutos.

Menelcar:- No.

Ciberpunk:- Son unos videos de unos locos que comen mucho a las apuradas y se tragan todo, son re desagradables.

Además la comida es una porquería. Siempre comen comida de Mc Donalds o cosas rápidas como hot dogs. Cuando ves la basura que comen te das cuenta que acá comemos más sano.

Menelcar:- Seguramente.

Ciberpunk:- Además pagan en dólares. Yo no pagaría 20 dólares por esa comida ni en chiste, si es una porquería. Claro que allá les da el cuero para eso, pero igual no se justifica.

Menelcar:- Una vez entré a un Mc Donalds y pedí un helado. Y me dieron una cosa que parecía una mierda. Era como una crema que no se podía identificar de qué. Y encima era un asco.

Ciberpunk:- Lo que pasa es que acá estamos acostumbrados a la comida de verdad. A ellos les dan cualquier basura y lo compran.

No vas a comparar unos huevos de campo, un churrasco de cuadril y unas papas fritas hechas en casa con esa porquería.

Por eso esas empresas no tienen éxito acá, quién va a cambiar un churrasco nuestro por una hamburguesa de cuarta?

17 horas y 39 horas:
Menelcar:- Yo tengo un limonero en el patio de mi casa. No sé si lo viste, cuando da le saco dos o tres cajones de limones y se los regalo a los vecinos. Cuando saco hay limones para toda la cuadra.

Lo más sano que hay. Porque yo no le pongo ningún pesticida ni nada.

Ciberpunk:- Casualmente estuve viendo un dibujo japones hace como unos seis meses que se llamaba Shokugeki no soma, que se trata de competencias de cocina y chefs. Y en una parte le dedican como tres capítulos a las carnes de primera como las nuestras. Y hacen unas exageraciones sobre la carne que no tienen gollete. Ahí te das cuenta lo importante que es lo nuestro, cuando ves que los otros se mueren por tenerlo.

Pero claro, en Japón también comen cualquier porquería y la comida es muy cara.

19 horas y 57 minutos:
Menelcar:- Yo veo todo el tiempo en las noticias que estamos mal y todo eso, pero a mí la comida siempre me sobra.

Ciberpunk:- Es la gente de Buenos Aires, los de capital que creen que son el centro del universo.

Yo salgo a la vereda de mi casa y junto la radicheta para hacerme una ensalada. Cuando hay humedad junto los hongos para hacerme conservas. La mayoría de los que se quejan son gente que no estudió, que tuvieron dos o tres hijos, que no tienen laburo o que no tienen imaginación.

A mí es la primera vez en como diez años que llego a fin de mes y me queda plata en el bolsillo. Está bien que soy soltero, no tengo hijos etc, pero yo no tengo un sueldo, trabajo particular. No lo podía creer, tenía quinientos pesos y no sabía qué hacer. Jamás había tenido tanta plata junta que no estuviese gastada en otra cosa por necesidad o que no la debiese.

21 horas y 47 minutos:
Menelcar:- Puede ser, porque te pasan las noticias de Buenos Aires como si fuera en todo el país.

Ciberpunk:- Y además tratan a la gente de las provincias como si fueran unos boludos. Para la gente de capital todos son pelotudos menos ellos.

La cosa es que lo que pasa en Buenos Aires me importa un carajo, porque la gente de Capital está hecha una mierda, es maleducada, y no es inteligente, para nada inteligente. La gente inteligente no anda con un revolver en la guantera, ni sale a robar, ni vive esquivando las balas, ni se muere de hambre... Hay un montón de cosas que los genios de Capital no entienden.

Me causan gracia estos genios de Capital que se cagan de hambre en un país que está lleno de comida. Son unos vivos...

Menelcar:- Jajajaja.

Ciberpunk:- Y si es cierto.

Yo voy caminando a todas partes, jamás me asaltaron, nunca me robaron aunque muchas veces dejé la puerta de mi casa abierta. He estado apretado con la plata como cualquiera pero jamás me faltó el churrasco.

Yo no sé de qué inseguridad hablan porque donde yo vivo esas cosas no pasan. Y me parece que es así en todo el país y apostaría cualquier cosa a que si te alejás trescientos kilómetros de la capital todo eso cambia.

La única vez que vi a alguien mamado en la calle resulté ser yo, y un amigo, volviendo de un bar en el que había tres personas: mi amigo, el que vendía y yo. la inseguridad era yo y no soy un delincuente. La policía nos vio pero no nos detuvo, para qué iban a detener a dos chupados caminando por el medio de la calle a los gritos a las tres de la mañana?

Menelcar:- Es que la cosa en allá viene fulera. Y la gente no tiene para comer.

Cibeprunk:- Pero que se jodan, quien los manda a ir a vivir ahí. Si el país es enorme.

Si sos tan vivo manejate.

Y si tienen hambre la verdad que no me importa, la semana pasada fui a la carnicería y descubrí algo que jamás había visto, un bife de chancho. Era enorme y más barato que el churrasco de carne, yo con eso y con un pollo estoy para tres días.

jamás había visto un bife así, no sabes lo que era, era una cosa como de treinta centímetros de largo y una pulgada de grueso. Con uno de esos almuerzo y ceno. Yo me hago la mitad de uno de esos y un plato de fideos y estoy hecho.

Menelcar:- La gente se va a Buenos Aires porque cree que ahí están los colegios y eso.

Ciberpunk:- ¿Qué escuela? Si a las nenas las violan en los baños a los doce años allá. Tendrías que ser un pésimo padre para tratar de criar a tus hijos en ese quilombo.

Mira, ya me conozco ese cuento de que el trabajo, la inseguridad y la mar en coche. Pero no todo el país es así, Buenos Aires no es ni una décima de lo que es el país y no tiene ni un tercio de la gente. Así que que se jodan o mejor, que se vayan a cagar. Me importa un carajo la inseguridad de Buenos Aires.

Menelcar:- Y pero ahí está la plata.

Ciberpunk:- Mira, si vos sos tan torpe como para elegir la plata por sobre la seguridad de tus hijos, entonces disculpame que te lo diga, pero a mí, por lo menos a mí, me parece que estás haciendo un mal negocio.

y si vos vas por la vida tratando de estúpido y de gil a todo el mundo, como están acostumbrados, honestamente, te mereces esa cárcel llena de ratas, de miseria y de ignorancia que ayudaste a construir con tu soberbia. Te la ganaste, así que no te quejes.

Si la codicia es más fuerte y después perdes un hijo en la balacera, o te violan una hija en el colegio, te matan por robarte un celular... jodete. Dicen que la ambición rompe el saco. Capaz que ellos no lo entendieron porque no se puede tener todo.

Quien me podría negar que Buenos Aires no es una cárcel llena de ratas: Vivís encerrado, tenes barrotes en puertas y ventanas, estás rodeado de chorros, te matan por nada, vivís hacinado en un departamento (por lo general un departamento de mierda, porque hasta donde yo sé los departamentos ideales no existen), laburas como un esclavo, cuando no tenes luz es porque no tenes agua, tus hijos están abandonados porque nunca estás en casa donde te escondes con miedo y cada vez que asomas la nariz afuera te jugas la vida. Es una mierda, no importa cómo lo mire. Pero eso sí, sos un vivo bárbaro que cree que está en el centro de Europa, en el culo del glamour y por eso no te vas, porque todos los que no son esclavos como vos son unos giles.

Andá inteligente, ponete el casco militar que tenes tres horas hasta el laburo y tenes como tres piquetes en la autopista, vivo. Si tenes plata y tenes un hijo escondelo, y si tenes una hija mandala al exterior porque acá los negros tienen tanta leche que si no le hacen un hijo le hacen un queso.

Yo pienso seguir como estoy. Vivo en una casa normal rodeada de árboles, con césped de verdad. Tengo buena comida. Voy caminando a donde quiero y no tengo miedo de que me asalten o que me pase algo porque todo está cerca. La plata no me sobra porque no trabajo más, pero no me falta. Pago mi internet, nunca me cortan la luz, nunca me falta el agua, no vivo inundado, y lo que más me molesta del lugar son unos pájaros que cantan muy fuerte a la mañana y a veces me despiertan a las diez de la mañana cuando me gustaría seguir durmiendo, porque por mi casa nunca pasa un auto.

vivo a cuatrocientos metros del mar, en verano puedo ir a la playa, darme un chapuzón y volver sin encontrarme con nadie. Y como si todo eso fuera poco, hay una barrera natural entre mi casa y el mar que evita que el viento frío del mar sople directamente en mi casa, lo que es muy bueno porque vivir cerca del mar muchas veces es sinónimo de viento y frío, pero no en mi casa. Y así y todo me alcanza para alquilar un mono ambiente donde paso casi todo el invierno.

Cuando habla un porteño, te juro que me hace pensar en los comentarios de un preso, todos son unos vivos bárbaros, todos machos, pero todos están tras las rejas y violados. . Y es que la cabeza de un porteño es como una celda sin inodoro, tiene los rincones llenos de mierda, apesta, no tiene perspectiva de nada ni visión de futuro realista, es decadente y paupérrima. Y al resto nos resulta gracioso ver a los ratones en un laberinto sin salida, filosofando enardecidamente sobre la elegancia, parados en sus propios excrementos… Pero eso sí, sin bajar la frente, siempre obedientes pero pistola en mano. Ni una sola idea... Los inteligentes.

Lo increíble es que algunos todavía tengan la caradurez de hacerse los ofendidos cuando hablan de ellos, una persona con vergüenza no replica, agacha la cabeza con vergüenza y escucha, cambia, mejora. De modo que el problema del porteño es que es incorregible, porque no conoce eso de respetar, de aprender, de escuchar, de esperar a que el otro termine de hablar en silencio sin interrumpir, de tener una conversación propia de un humano no de monos que gritan lo que quieren.

Apostaría a que un porteño no puede terminar de leer esto sin replicarle inútilmente a un texto. Porque son tan inteligentes que no saben que un texto no se puede interrumpir.

0 comentarios:

Publicar un comentario