domingo, 15 de enero de 2017

El gobierno quiere aplicar mayores controles en el ingreso de inmigrantes sin "estigmatizar"


Fuente: http://www.infonews.com/
Luego de crimen de Brian Aguinaco y el conflicto en el barrio Once con los manteros, el tema volvió a saltar a la luz. Se aceleró la discusión de cómo llevar a cabo los controles migratorios y ahora pasó a ser parte de la agenda.



Desde hace algunos meses volvió a instalarse fuertemente el tema de el cruce de fronteras, controles migratorios y la problemática de los indocumentados en la Argentina. El crimen del joven en el barrio porteño de Flores prendió las alarmas nuevamente y reflotó algo que había tomado mucha relevancia a nivel social aunque el Gobierno mirara para otro lado. Sin embargo, en estos días pasó a ser un tema de agenda.


Hace unos meses desde los ministerios de interior (Migraciones y Renaper), Desarrollo Social y Cancillería comenzaron a planificar cómo será la recepción de los refugiados sirios. Pero en esa misma tónica, desde Cambiemos admiten que la migración de personas con prontuario delictivo les preocupa y mucho.

Desde Cambiemos admiten que la migración de personas con prontuario delictivo les preocupa y mucho.


"Estamos recibiendo inmigrantes que vienen con una carga personal que hay que revisar. Cuando estás recibiendo gente que ya de por sí tiene un registro de delincuencia, es una situación particular, no es un migrante: es eventualmente alguien que está escapando de la ley, o alguien con estado de inmigración que al mismo tiempo delinque", sostuvo Susana Malcorra según publicó el diario Clarín.

"No podemos volvernos un país cerrado, pero al mismo tiempo tenemos que ser un país responsable de que acogemos a aquellos que vienen a la Argentina a ser parte de un proyecto con buena voluntad". ¿Qué se entiende por 'buena voluntad'? "Esas cuestiones son las que la ley o la revisión de la ley va a tratar de ajustar", agregó la canciller siempre según el diario Clarín.

Cuando estás recibiendo gente que ya de por sí tiene un registro de delincuencia, es una situación particular, no es un migrante.

Para el Gobierno se deben tomar medidas, aunque no todos los representantes de los ministerios están en la misma sintonía. Existen algunas diferencias entre ellos sobre cómo llevar a cabo el plan que tienen en mente. El debate interno es si se debe realizar un proyecto de ley o aplicar todos los artículos que dictan la ley vigente.

De acuerdo a la ley 25.871, en su artículo 29, inciso C fija como impedimento para el ingreso y permanencia a aquel extranjero que haya sido "condenado" o tenga "antecedentes por tráfico de armas, de personas, de estupefacientes o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas" o por "un delito que merezca para la legislación argentina pena privativa de la libertad de tres (3) años o más".

"Al mundo le fue muy mal siendo xenófobo. No llegamos a ningún buen puerto con eso


De aquí se tomaría el gobierno para hacer una "depuración" de los ingresos fronterizos, pero el gran problema creen que están en que no se cuenta con los datos precisos de los países de origen sobre los antecedentes. "Con algunos, como Colombia, ya empezó a funcionar el intercambio de información migratoria, pero nos falta mucho", afirman desde Migraciones según Clarín.


Pero Malcorra advirtió: "Al mundo le fue muy mal siendo xenófobo. No llegamos a ningún buen puerto con eso. No es que cualquiera puede entrar, pero tampoco podemos estigmatizar y cerrarnos, porque nuestro país es lo que es por los inmigrantes que vinieron".

0 comentarios:

Publicar un comentario