jueves, 4 de mayo de 2017

CDV 70



CDV
13 horas y 5 minutos:
Menelcar:- Hola.
Killer Queen:- Hola.

Menelcar:- ¿Cómo anda todo?

Killer Queen:- Bien.

Menelcar:- Yo también por suerte. Encontré un proveedor así que ya tengo trabajo estable, no es la gran cosa pero voy a estar bien. Entre el alquiler y el trabajo no me va a faltar.

Pero todavía no consigo alguien que venda las maderas que yo ando buscando... Esto me sirve solamente para safar. Haré un poco de carpintería y herrería, vos sabes.

13 horas y 8 minutos:
Killer Queen:- Vas a necesitar gente. Sé lo que te digo.

Menelcar:- Eso lo tengo arreglado, siempre andan por ahí algunos vagos dando vueltas en la casa de un vecino y ya les dije una vez. Cuando necesite una mano para algo voy a contratar a uno de esos y listo. Primero eso y después veré.

Me haré esa carpintería primero, haré rejas por otro lado y en el futuro estoy pensando en poner una radio. Tener varias entradas, nada grande, pequeños negocios.

Ya encontré un lugar donde colocar artesanías así que también haré eso. Y si nada funciona me fabricaré algunos carros de pochoclos y conseguiré lo que haga falta para ponerlos a trabajar en la temporada, no sé, tengo muchas ideas ahora que tengo las cosas para hacer todo eso.

13 horas y 11 minutos:
Killer Queen:- Y vos sabes algo de radio?

Menelcar:- Ni la más remota idea. Pero hace poco me encontré con un amigo de hace muchos años que sabe mucho del tema, más que nada de computadoras y cosas así, y que es un doctor en informática y todo eso. Le comenté y me dijo que si yo ponía una radio él me iba a hacer un programa especial que hiciera que la radio pase la música sola automáticamente. Todo para que uno no tenga que estar ahí atendiendo la radio.

Si no fuera por él ni lo pensaba, pero como me ofreció ayuda gratis y está muy entusiasmado con eso entonces puede ser que lo hagamos. Me va a hacer una radio automatizada que se va a manejar sola.

Killer Queen:- Ojo con los socios.

Menelcar:- No pasa nada, nos conocemos desde que tenemos nueve años. Cada vez que él está enfermo yo voy a la casa a cuidarlo y eso. Para los padres de él yo soy el otro hijo que tuvieron si de chico me la pasaba en la casa de ellos. Yo los quiero mucho a los padres de él también.

Para mí ya son como de la familia.

Desde hace años que venimos diciendo que vamos a hacer algo juntos pero siempre por una cosa u otra no podemos.

13 horas y 21 minutos:
Killer Queen:- Igual te aviso que a mí me parece que los carpinteros se cagan de hambre. Nunca escuché de un carpintero que sea rico.

Menelcar:- La carpintería tiene sus secretos, y no nadie se hace rico con eso. Pero tiene mucho de sentido común y cultura… Si haces muebles para pobres ganas poca plata y es como vos decís te cagas de hambre, terminas haciendo puertas y ventanas porque tus muebles no valen nada. Pero si haces réplicas de los muebles de la reina Isabel esos muebles aumentan de valor monstruosamente, se convierten en artículos para conocedores, para la clase alta, y pueden llegar a valer diez veces más de lo que vale la madera.

Yo aproveché esta computadora para examinar esas cosas a fondo antes de empezar con esto.

Si yo le muestro un mueble de pobre al dueño de un hotel no lo va a querer, no me lo va a comprar, pero si en cambio yo le ofrezco la mueblería más fina del mundo que le embellezca su hotel y le haga ganar más dinero seguramente estará complacido en pagar lo que le pida, porque hace que su hotel suba de categoría.

Por otro lado hay mucha competencia, yo ya he visto que esa clase de trabajo lo hacen algunas empresas, sin embargo también he visto la calidad de sus muebles y es malísima, porque usan madera barata. Yo usaré mejores materiales y por eso los voy a superar. Ellos solamente piensan en maximizar ganancias sacrificando calidad, tratando de automatizarlo todo, y bajando el costo de los materiales. Lo que hacen está bien pero no queda bien al final, no tiene ese lujo artesanal, esa calidad que perdura y esa belleza.

Las empresas solamente hacen muebles de corrugado barato que cuando se humedece se pudre. Y esos muebles baratos son una porquería.

La cosa es muy simple, vos podes hacer sillones de estos negros que se hacen en línea y que se venden en internet por nada, y nuevos a lo sumo valdrán 500 dólares.













O podes hacer muebles de estos que cada uno cuesta 5500, y solamente la mesita cuesta 3500 dólares.
















¿Cual de los dos te gustaría tener en tu hotel?

Killer queen:- Si yo tuviera un hotel me gustaría tener los blancos lujosos.

Menelcar:- Y sabes cuál es la diferencia del costo de los materiales?

Killer Queen:- No. Ni idea.

Menelcar:- Ninguna, los materiales valen lo mismo, la madera es la misma. Ni siquiera hay una diferencia de habilidad entre los carpinteros que los hicieron porque los dos saben exactamente lo mismo. La diferencia está en que uno tiene visión para hacer dinero y voluntad para esforzarse un poco más, invierte uno o dos días más en su trabajo y el valor de sus muebles se multiplica por cinco.

Está lleno de carpinteros que tienen un lugar abarrotado de muebles hasta el techo, sin barnizar ni tapizar que no ganan nada, porque no le ponen empeño a lo que hacen o dejan las cosas sin terminar. Y así todo lo que hagas va a ser feo y va a perder valor, porque no se toman la molestia de caminar dos cuadras y comprar un barniz, una tela, un poco de goma espuma y hacerle una terminación bonita, de buen gusto y lujosa.

14 horas:
Killer Queen:- Bueno pero vos vivís en una mansión, es otra cosa, la gente crota como yo no compra esas cosas.

Menelcar:- Ese caserón que tengo se hizo con cuatro generaciones de trabajo, y tampoco es tanto para doscientos años de trabajo de mi familia. No es que apareció ahí de la nada. Y no tiene nada que ver dónde vivas, o vos te crees que yo me fijo a donde vive la gente para vender un mueble, lo único que me importa es que tengan la plata para pagarme.

Lo que sí te concedo es que la gente está acostumbrada a vivir como pobres, a comprar cosas baratas porque creen que no pueden acceder a algo mejor. Están acostumbrados a conformarse con lo que hay aunque no les guste. Y con esa mentalidad de que todo es caro y de que nunca van a tener nada bueno dejan de informarse y de buscar precios, entonces empiezan a vivir como pobres aunque no lo sean, y vas a sus casas y ves que están sentados en unas sillas hechas mierda pudiendo tener nuevas que en realidad no valen ni dos monedas.

Y así es con todo, no solamente la carpintería, la gente ha dejado de pintar sus casas no porque no les alcance para un tarrito de latex de cien pesos sino porque creen que pintar es muy caro, y entonces ves que las casas están espantosas. Y que las tejas de las casas están llenas de musgo verde cuando la máquina para limpiarlas vale solamente mil pesos, que tampoco es una fortuna, pero así están… Pensando como pobres y viviendo como pobres.

Yo tengo un amigo que se compró una maquinita de esas para limpiar piscinas y techos, y el último verano se levantó una fortuna haciendo eso y facturó techos por diez mil pesos y piscinas por cinco mil. Esa hidrolavadora le habrá salido cuatro mil pesos, pero en el lapso de tres meses debe haber facturado cien mil. Pero la mayoría piensa que la maquina es difícil de usar, o peligrosa, o muy cara.

Cuando quieren acordar todas las paredes de sus casas están despintadas, sus techos llenos de musgo, sus muebles rotos o viejos, las paredes llenas de humedad, la grifería vieja y llena de sarro... Y entonces pensando así sí te volvés pobre, porque estás rodeado de mediocridad, en un lugar deprimente, no porque no puedas acceder sino porque lo fuiste dejando para después pensado que no podrías pagarlo.

Killer Queen:- Puede ser, desde que me divorcié no he hecho arreglos en la casa porque eso lo hacía mi marido. Yo llamo a un chico que me corta el pasto y esas cosas. Y todo lo demás es como que se está viniendo abajo.

Menelcar:- A mí también me pasó eso de tener ese bajón de no querer hacer nada y ver que todo se te rompe a la vuelta. Pero eso no es bueno.

Y eso de estar confundido con los precios de las cosas le pasa a cualquiera. Hace unos días compré una pintura y un antioxidante para unas rejas por doscientos pesos. Agarré un pincel que tenía y una lija y pinté todas las rejas de mi casa, quedaron como nuevas y protegidas por años. Pero vos vas recorriendo y ves todo oxidado, y no es que esté caro pintarlo y que la gente no tenga doscientos pesos, porque más de uno tiene tremenda casa pero piensa que le van a arrancar la cabeza por un tarrito de pintura de un litro. Ahora, si yo le tengo que pagar a un pibe para que me pinte las rejas se me van a caer dos lucas, y con un poco de razón porque si no estoy dispuesto a arremangarme y hacerlo yo entonces merezco que me caguen, por vago y por gil.

Killer Queen:- Igual. No sé, me parece mucha inversión. Yo siempre vi que cuando vos entras a una carpintería o mueblería tienen un montón de muebles ahí, y eso es un montón de plata de inversión.

Menelcar:- Sí, es cierto, pero yo no lo voy a hacer así. No voy a tener muebles apilados hasta el techo como algunos. Voy a poner un local que va a estar impecable y en apariencia va a estar vacío. Y la gente va a elegir los muebles que quiera con una pantalla táctil que va a estar alejada del mostrador para que no tenga que estar parado al lado de ellos mientras las parejas hablan, y cuando lo quieran comprar, solamente entonces, mandaré a buscar los materiales y haré el mueble. Solamente fabricaré lo que ya esté vendido.

Entonces, el lugar estará impecable, habrá algunos muebles bonitos de muestra, las personas se sentirán cómodas eligiendo sus muebles y vendrán a hablar conmigo una vez que hayan decidido. Pero yo no voy a invertir miles en madera y a hacer muebles que no sé si voy a vender. Se los enviaré en una camioneta a sus casas o en última instancia llevaré todo listo para ensamblarlos dentro sus casas. Así podré ofrecer miles de diseños diferentes sin gastar en materiales.

La gente como te ve te trata, y si la gente te ve con un mameluco mugriento, rodeado de maderas y porquerías, con todo el piso lleno de aserrín pasándole un pincel a los muebles para que no se los coman los bichos entonces te van a tratar mal. La presentación le importa mucho a la gente y la comodidad también.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario