miércoles, 14 de junio de 2017

Sin progreso por Malvinas, Londres busca start-ups argentinas y avanza en el G-20

Fuente: https://www.cronista.com
El Foreign Office instala nuevos oficiales en Buenos Aires para impulsar el comercio y las inversiones. Apoyo al ingreso argentino a la OCDE mientras no se habla de las islas.

Pese a la incertidumbre que rodea al gobierno de Theresa May, Londres confirmó al conservador Boris Johnson como máxima autoridad del Foreign Office y al sir Alan Duncan como su vicecanciller, y enseguida transmitió a sus embajadas un mensaje de continuidad, que en el caso argentino implica reforzar el comercio y las inversiones, y avanzar en una agenda recortada de la cuestión Malvinas que evite cualquier discusión sobre la soberanía.

Según pudo saber El Cronista, a principio de mes comenzó a trabajar en la delegación diplomática en Buenos Aires una Investment manager encargada de detectar start-ups y emprendimientos de base tecnológica con el objetivo de potenciarlos en Gran Bretaña. Esta semana se sumó un encargado de impulsar la cooperación en ciencia y tecnología, y en los próximos días se instalará un interlocutor para tratar asuntos específicos del G-20, que la Argentina presidirá desde el próximo mes.

Ambos gobiernos tienen en vigencia cerca de 20 proyectos bilaterales y dieron de alta recientemente una línea de financiamiento por 1000 millones de libras para proyectos de infraestructura o la compra de equipamientos. Asimismo, la embajada argentina, a cargo de Carlos Sersale di Cerisano, actúa de puente para compañías interesadas en ingresar a la plaza financiera de Londres. El acuerdo en asuntos económicos es tal que, sin hacer una declaración oficial, el Reino Unido no obstaculizaría el ingreso argentino a la OCDE, e incluso promueve el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que de progresar sentará las bases para un futuro tratado comercial con el bloque luego que se concrete el Brexit.

La contracara de estos progresos es la renovada negativa de los británicos por discutir la soberanía de las Islas Malvinas, cuyas población civil celebra hoy el 35 aniversario del fin de la guerra. La próxima semana, los kelpers volverán a reclamar su "derecho de autodeterminación" ante el Comité de Descolonización de Naciones Unidas ocupando las sillas dispuestas para el lado británico, que insiste a la Argentina para avanzar en una "cooperación práctica" por las islas.

La Cancillería, en tiempo electoral y sin apoyo del Congreso, dilata la discusión sobre nuevos vuelos que conecten las islas y más aún cualquier posibilidad de intercambio de información sobre los cotos de pesca –necesarios para que en Puerto Argentino coticen el arrendamiento de las zonas a buques extranjeros– o el uso de los recursos hidrocarburíferos, algo que quedó planteado en el comunicado conjunto del 13 de septiembre de 2016, considerado la nueva "hoja de ruta" en la relación bilateral.

El único punto donde hay coincidencias tiene que ver con la misión humanitaria que la Cruz Roja, a pedido de ambos gobiernos, desplegará desde el 19 de junio para reconocer la identidad de los soldados argentinos enterrados en 123 tumbas del cementerio de Darwin. A tal efecto, el gobierno de las islas decretó el cierre del camposanto hasta fines de agosto, de modo que el equipo forense no se vea perturbado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario