sábado, 17 de junio de 2017

Torturaron hasta matar a una mujer y hoy están libres: la Justicia dice que no fue un femicidio

Fuente: La Nación, Youtube.
Marisela Pozo Pizl fue golpeada durante horas en Gregorio Laferrere; los atacantes firmaron un juicio abreviado y fueron condenados con un año de prisión en suspenso.

En medio de un brote psicótico, Marisela Pozo Pizl salió de su casa, en Gregorio Laferrere, y corrió descalza varias cuadras hasta un kiosco. Golpeó la ventana y rompió un vidrio. Inmediatamente, el dueño del local y otro vecino la capturaron y comenzaron a golpearla. La torturaron durante tres horas hasta que finalmente la dejaron atada a un poste de luz. La mujer, de 27 años, murió días más tarde en un hospital de la zona y producto de ese ataque.

El hecho ocurrió en marzo de 2016 y tres personas fueron detenidas. Sin embargo, fueron sometidos a un juicio abreviado y condenados a un año de prisión en suspenso. Es decir, hoy están libres.

La Justicia entendió que los acusados no tuvieron intención de matar a Marisela y pese a que los atacantes eran todos hombres, se desestimó la figura de femicidio. Pasó más de un año y la familia de la víctima reclama justicia. En las próximas horas apelarán la condena en la cámara de Casación.

Marta, la mamá de Marisela, y Matías Bernal, abogado de la familia, contaron cómo fue el caso en Más Despiertos, por LN+.
video

No hay comentarios.:

Publicar un comentario