miércoles, 28 de junio de 2017

Venezuela, en un clima de violencia y tensión


Fuente: http://www.eldia.com, AP, EFE
Maduro denunció un golpe por un ataque al palacio de Justicia. También amenazó con usar las armas.

CARACAS.- En las primeras horas de hoy se vivían momentos de extrema tensión en Venezuela, después de otra jornada de violencia, con saqueos y la muerte de otro joven.

Anoche, el presidente Nicolás Maduro aseguró que un helicóptero disparó contra el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en un confuso incidente que, según el mandatario, sería parte de una conspiración para desestabilizar su gobierno socialista. Mientras, anoche se vieron tanques militares en las calles de esta capital.

Horas antes, Maduro advirtió que si cayera la “revolución bolivariana”, el chavismo irá “al combate” y “lo que no se pudo con los votos” lo hará “con las armas”. Lo dijo en momentos en que el Ministerio Público (fiscalía) lleva computados 76 muertos y 1.419 heridos en el contexto de las protestas que vive el país desde principios de abril pasado. El líder opositor Henrique Capriles opinó en su cuenta de Twitter que con sus afirmaciones, Maduro “declaró la guerra a los venezolanos”.

el confuso ataque
El gobernante indicó anoche que el helicóptero disparó contra la sede del máximo tribunal y lanzó una granada que no explotó. Agregó que la defensa aérea se activó de inmediato, frustrando lo que él llamó un “ataque terrorista” que habría causado decenas de muertes. Maduro habló de un intento de derrocamiento pero todo era muy confuso y en la oposición no descartaban de un intento de “autogolpe”.

Anoche trascendió que un inspector de la policía científica de Venezuela, identificado como Oscar Pérez, fue quien sobrevoló la sede del Supremo en Caracas en un helicóptero de este cuerpo de seguridad con un mensaje por la “libertad” del país y más tarde pidió a través de un video la renuncia de Maduro.

El agente del cuerpo de investigaciones científicas (CICPC) fue fotografiado junto a otros uniformados a bordo de la aeronave con una pequeña pancarta en la que se leía “350 libertad” en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que contraríe las garantías democráticas.

Venezuela amaneció ayer conmovida por los violentos disturbios que dejaron al menos un muerto y 216 detenidos en Maracay, capital del estado Aragua (centro del país). Ronny Parra, sargento primero de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) de 26 años, falleció ayer a la mañana en un sanatorio de esa ciudad tras ser baleado en la ingle en la madrugada. Parra fue herido en una trasnoche caliente en Maracay, donde fueron saqueados 68 comercios y atacados varios edificios públicos, y las autoridades detuvieron a 216 personas por esos disturbios.

0 comentarios:

Publicar un comentario