viernes, 18 de agosto de 2017

Atentado en Barcelona: los terroristas planeaban un ataque con poderosas bombas


Pensaban cargar dos camionetas alquiladas con explosivos. Pero un accidente con garrafas hace dos noches en una casa de Alcanar los obligó a cambiar de plan.

Los terroristas yihadistas perpetraron dos atentados, el más cruento en las Ramblas de Barcelona, con 13 muertos y más de cien heridos, y otro en la ciudad balnearia de Cambrils (Tarragona) que produjo la muerte a cuchilladas a una mujer, varios heridos y el abatimiento a balazos de los cinco atacantes por la policía catalana.

Pero estas sangrientas acciones se improvisaron cuando falló el ataque que tenían planeado: cargar dos camionetas alquiladas con poderosos explosivos que iban a ser detonadas en lugares colmados de personas y gran valor publicitario para los asesinos. El jefe de los Mossos de Escuadra (policía catalana) declaró hoy que “los terroristas preparaban atentados de mayor alcance”. Pero este plan fracasó cuando en un chalet donde actuaban dos marroquíes quedó totalmente reducido a escombros después de dos grandes explosiones. Los hechos se produjeron hace dos días en la localidad de Alcanar, Tarragona.

A la 23:17 se sucedieron las explosiones que crearon una enorme alarma en el vecindario. Además de la destrucción completa del chalet, la explosión afectó de lleno a casas vecinas donde se produjeron heridos especialmente entre dos familias de turistas franceses.

La policía catalana encontró a una persona muerta y a otra gravemente herida. Eran dos marroquíes que ocupaban hacía pocos meses el chalet. También se encontraron, con extrañeza, numerosas garrafas de gas butano y, al parecer, de otros gases peligrosos que se pensaban combinar para obtener explosivos de alto poder. Los dos terroristas estaban manipulando las garrafas cuando se produjo una gran deflagración.


La célula yihadista que ha actuado en todos estos acontecimientos decidió entonces actuar con toda celeridad para realizar los atentados antes que la policía actuara contra ellos.

El centro de las acciones siguientes recae sobre los hermanos Driss y Moussa Oukabir Soprano. Este último, de 17 años, es un fanático yihadista que gustaba de lanzar proclamas violentas por Internet.

Driss le entregó sus documentos a Moussa quien alquiló con ellos, aprovechando un gran parecido físico con su hermano mayor, dos camionetas blancas. Una fue conducida por Moussa para realizar los atentados y la otra la condujo Driss hasta la playa de un polígono industrial en la vecina localidad de Vic.


Driss ha sido detenido pero Moussa después de atropellar en las Ramblas a unas 130 personas, recorriendo 600 metros en la zona central y peatonal de la Avenida más famosa de Barcelona, logró huir y esta prófugo. Había llegado a España desde Marruecos el 13 de agosto pasado.

Las víctima de la matanza son 13 personas, entre ellas un niño de 3 años, su tíos y una prima que habían decido hacer un paseo por las Ramblas. Los heridos son unas 130 personas muchas de las cuales llegaron directamente a los centros asistenciales por eso no fueron registrados por la policía. De 15 heridos muy graves, 8 están en estado crítico.
    


Driss Oukabir tiene un pasado de delincuencia, abusador sexual y narcotraficante por lo que estuvo varias veces preso y cumplió una condena en la prisión de Figueres.

Mousa Oukabir pronto quedó totalmente dominado por la prédica yihadista al extremo de no ocultar su odio sectario y homicida.

Desde los 15 años era usuario habitual de una página de preguntas y respuesta llamada Kiwi. A la pregunta de ¿qué harías en tu primer día como rey absoluto del mundo la respuesta del desequilibrado adolescente fue: “Matar a todos los infieles y dejar solo a los musulmanes que sigan la religión”. 

Fuente: https://www.clarin.com 

0 comentarios:

Publicar un comentario