sábado, 30 de diciembre de 2017

CDV 116




CDV
3 horas y 25 minutos:
Menelcar:- Hola?

8 horas y 6 minutos:
Killer Queen:- Veo que estuviste temprano Men. Voy a estar conectada, si no aparezco es porque estoy con los repartidores.

8 horas y 8 minutos:
Ciberpunk:- ¿Hola? ¿Estás Killer?

8 horas y 14 minutos:
Killer Queen:- Acá estoy. Estaba ocupada.

8 Horas y 23 minutos:
Ciberpunk:- Acá estoy.

Killer Queen:- ¿Leyendo lo de hoy?

Ciberpunk:- Es medio raro, no se ha movido el tabloide desde ayer. Es como si ayer no hubiera pasado nada en todo el planeta.

Los únicos que subieron alguna noticia fueron los de RT que por lo menos se inventaron una opinión de una noticia vieja.

Killer Queen:- No me di cuenta.

Ciberpunk:- Son las mismas noticias de antes de ayer.

8 horas y 27 minutos:
Killer Queen:- Voy a checar si ya salió el nuevo capítulo de DBS.

Ciberpunk:- Dale.

8 horas y 30 minutos:
Killer Queen:- Parece que están de paro o algo porque dicen que el próximo capítulo saldrá el 6.

Ciberpunk:- Que cagada.

14 horas y 1 minuto:
Príncipe Alí:- Hola.

Ciberpunk:- Hola.

Príncipe Alí:- ¿Qué hacen conectados a un chat a horas del año nuevo?

Ciberpunk:- Somos gente solitaria y desobligada.

Príncipe Alí:- Ustedes me hacen acordar a mí y a mi grupo de trabajo cuando empecé en mi primer trabajo.

Ciberpunk: ¿Qué hacías?

Príncipe Alí:- Trabajaba para una agencia de seguridad e investigación privada. Nos pasabamos el día hablando.

Ciberpunk:- Parece algo interesante.

Killer Queen:- ¿Qué hacen?

Príncipe Alí:- No tanto, yo me pasaba todo el día frente a una consola vigilando que las luces del tablero se prendieran y apagaran. Y me tocaron tiempos muy duros.

Ganaba bien, pero las jornadas eran muy largas y el clima no era favorable.

Ciberpunk:- El clima?

Príncipe Alí:- Agarramos justo un mal momento político para ponernos a investigar, fue un calvario. No importa, ya pasó.

¿Y vos de qué trabajás?

Ciberpunk:- Soy diseñador. Hago diseños tridimensionales para un empresa norteamericana que se dedica a la publicidad y el cine.

Príncipe Alí:- Parece divertido.

Ciberpunk:- Hago muchos diseños y me los compran. Incluso estuvimos a punto de hacer los robots de la película de los transformers. Pero al final lo agarró otro grupo de artistas y no pasó.

Hace algunos años hicimos el muñeco 3d de una película en la que el monstruo era un pterodáctilo.

También soy maestro de taekwondo de muchos años. Pero ya no practico.

14 horas y 17 minutos:
Killer Queen:- Por favor decime que sos más fracasado que nosotros para que podamos sentirnos bien.

Príncipe Alí:- La verdad tengo bastante éxito. Me ascendieron a simulaciones físicas y ahora paso tiempo programando una computadora que cuesta millones. Somos pioneros en reconstrucciones de homicidios con entornos virtuales de físicas avanzadas. Si mataran al presidente de Estados Unidos nos llamarían para hacer la reconstrucción de los hechos.

Tengo una Toyota Hilux. Con eso soy feliz.

Killer Queen:- Yo tuve un hijo.

Ciberpunk:- Jajajaja.

Príncipe Alí:- Son graciosos.

14 horas y 36 minutos:
Ciberpunk:- Pensaba que toda la gente como vos eran maniáticos.

Príncipe Alí:- No soy como los otros porque yo soy relativamente nuevo abajo. A mí me salvaron los de abajo, antes de ser el Príncipe Alí me llamaba Ramiro, vivía en Perú y estudiaba programación hasta que un cártel del narco trató de matarme. La mafia en Perú es tremenda. Larga historia.

Los de abajo me salvaron y me llevaron a Chile donde estuve un año, me dieron un trabajo, me cambiaron el nombre y acá estoy vivo y coleando, peleando contra el crímen.

No toda la gente de abajo es mala. Son raros pero no malos, quieren ayudar a la gente pero el mundo está muy podrido.

Ciberpunk:- No entiendo cómo hacen.

Príncipe Alí:- Tenemos mucha plata, toda la que queramos.

Ciberpunk:- Que raro debe ser.

Príncipe Alí:- No, es muy simple en realidad. El mundo de los bancos se mueve por computadora y nadie sabe más de seguridad informática que los de abajo porque ellos fueron los que inventaron esa seguridad, así que técnicamente tenemos acceso a todo el dinero de todos los bancos. Son dueños de muchas acciones de redes sociales importantes como facebook y twitter, y también son dueños de muchas tierras en América y Africa. Y controlan algunas empresas menores como en la que trabajo y tienen muchos buscadores de talentos.

La gente abajo posee el conglomerado de especialistas más grande del mundo. Lo que quieras, desde abogados hasta ingenieros de todas las ramas, doctores de todo tipo. Por eso es una locura, porque hay muchos cerebros debatiendo continuamente en esa red, y lógicamente que al ser tantas ciencias es complejo.

Killer Queen:- ¿Cuantos años tenes?

Príncipe Alí:- 37.

Killer Queen:- ¿Te gustan maduras?

Príncipe Alí:- No.

Killer Queen:- Nadie dice que sí.

Ciberpunk:- Jajajaja.

Killer Queen:- No es gracioso.

Príncipe Alí:- Jajaja.

15 horas y 4 minutos:
Principe Alí:- Me dijeron que ustedes contaban cuentos.

Ciberpunk:- Sí ¿Sabes algún cuento? Hay que matar el rato en algo

Príncipe Alí:- Sí, va así.

Había un joven que se llamaba Martín, vivía en Lobería, cuando todavía era un pueblo. Y en esa época no había mucho para matar el tiempo además de ir a la iglesia los Domingos. La gente se reunía en el café frente a la plaza del centro los fines de semana.

Martín era un soñador delirante, un idiota cuando se trataba de los asuntos del corazón, por eso las chicas de su edad no se fijaban en él. Pero este muchacho nunca estaba solo porque había descubierto las viudas.

En esa época la gente se moría de cualquier cosa y siempre había alguna viuda para seducir, y claro que ninguna iba a rechazar la compañía de Martín, un joven que más que apuesto era voluntarioso y que se aparecía siempre en los momentos más vulnerables. Tan vago era que incluso se aparecía en los funerales a prestarles el hombro a aquellas mujeres. Visitaba seguido el cementerio, especialmente a la mañana porque a esa hora enterraban a los que habían muerto la noche anterior o esa misma madrugada.

Tanto ir al cementerio un día le llamó la atención la foto de una joven de dieciséis años que yacía en un nicho, hacía ya mucho tiempo. Se notaba que había sido una joven muy hermosa. A Martín le intrigaban las mujeres vírgenes porque él nunca había podido desflorar ninguna, solamente había andado con mujeres maduras.

Se convirtió en una costumbre pasar a ver la foto de aquella joven hermosa, con el rostro de un ángel, y más tarde con los años en una obsesión. Llegó a conversar con la joven y a llevarle flores a aquella desconocida olvidada, a investigar quién y cómo había sido.

Una de esas mañanas no aguantó más y llevó una palanca de hierro al cementerio para abrir el nicho y verla. En el fondo sabía que no podía quedar mucho de aquella joven pero era un soñador y deliraba con encontrarla intacta, tan hermosa como en la imagen amarillenta.

Tan pronto llegó al cementerio esa mañana fue al nicho y lo abrió, arrastró el cajón hacía afuera y lo abrió acostado en el suelo. Allí estaban los huesos de aquella joven todavía vestidos con un elegante vestido de novia, su cadáver todavía tenía pelo y las uñas largas. Horrorizado por la realidad volvió a cerrar el ataúd y a meterlo en el nicho.

Un poco asustado por que lo descubrieran, agotado de caminar, y conmocionado al descubrir deshecha su fantasía volvió a su casa y se acostó a dormir.

Al día siguiente lo despertó una de sus viudas que lo fue a visitar, y descubrió unos espantosos arañazos en la puerta de entrada, de más de un metro de largo, tuvo miedo, pensó que alguna de las otras viudas que había abandonado se estaba vengando de él o que tal vez alguien lo había visto. Todavía estaba perseguido por lo que había hecho.

Aquel día trató de refugiarse en el trabajo, de olvidarse de esa obsesión, de actuar normal para no levantar ninguna sospecha.
La mañana siguiente al despertarse encontró los mismos arañazos, pero esta vez en la puerta de su cuarto – Alguien debió meterse en mi casa para hacer esto- Pensó. – Alguien que quiere atormentarme.

Avergonzado por lo que había hecho fue a pedirle disculpas a la novia difunta, y para sorpresa de él todavía nadie había visto el nicho roto, y si lo habían visto lo habían ignorado. Creyó que así los arañazos se dejarían de aparecer. Le dejó un ramo de flores digno de una novia y le dijo que lo suyo no podía ser.

Tras esa visita fue a ver a la viuda de turno y esa noche terminaron enredados en su cama hasta dormirse. Y entonces sintieron unos arañazos insoportables que abrieron la puerta del cuarto violentamente y frente a ellos se apareció aquella joven vestida de novia. Era traslucida, flotaba en el aire, un espanto.

Martín y la viuda pegaron un salto de la cama y salieron corriendo uno para un lado y el otro para el otro.

Nunca más se volvió a saber de Martín en Lobería, muchas familias han vivido en esa casa con el pasar de los años, han cambiado las puertas de esa casa incontables veces y todavía siguen apareciendo arañazos. Se cree que es el fantasma de aquella joven que nunca tuvo amor, que va a visitar a Martín con la esperanza de que todavía le interesen las chicas vírgenes.

La novia inmaculada.

Killer Queen:- Ok. Yo me salgo ya.

Ciberpunk:- Buen cuento. Me gustó.

Nos vemos killer.

15 horas y 20 minutos:
Príncipe Alí:- Cómo está cosa por Argentina?

Ciberpunk:- No sabría decirte. Está difícil, siempre estuvo difícil. Ahora con la inflación y los recortes está jodio.

Príncipe Alí:- Mucha pobreza ¿No?

Ciberpunk:- Más o menos. Se nota mucho en las grandes ciudades, pero el resto del país no tiene esos números descomunales.

También hay mucha exageración de los medios. Porque el problema no es ser pobre, el tema es ser pobre y estar desempleado, eso sí que es una verdadera cagada. Y hay mucha gente desempleada.

Es como si hubiera dos países, uno de grandes ciudades donde pasa todo y otro de pueblos pequeños en los que jamás pasa nada. Y es como que toda la prensa está centrada en las grandes ciudades entonces lo único que te enterás es de lo malo. Es más, hay provincias enteras de las que podés pasar un año sin tener una noticia en los medios. Así que es como si no estuvieran, uno no se entera de nada de lo que pasa allá.

¿Qué puedo decirte? Que no sé porque nadie informa tampoco. A nadie le importa lo que pasa en Tucumán o Salta, está toda la prensa en Buenos Aires, es el centro del universo, todo lo demás no existe. Y seguramente hay pobreza, de eso no me cabe la menor duda y seguramente son muchos más de los que hay en Buenos Aires. Pero no tienen tanto delito como en capital.

Príncipe Alí:- Mucha diferencia de clases.

Ciberpunk:- Más o menos, tampoco es que un rico en Argentina pueda comprar algo sumamente exótico como un auto de oro, los fideos siguen siendo los mismos para los ricos y para los pobres, la carnicería a la que van es la misma. Un rico en Argentina puede moverse en un auto más caro, tener una casa más grande, comprar un bote, tener un campo, pero al final va a comer la misma mierda que comemos todos. Es algo muy raro lo que pasa en este país.

Es como que la única diferencia de clases fuera tener un trabajo y no tenerlo. Si tenés el trabajo ya sos como de clase media, y si no entonces estás recontra cagado.

No es como Estados Unidos o Turquía que un rico puede andar en un auto de oro y mandar a construír un edificio de treinta pisos. mientras que el pobre está recontra cagado en la más absoluta miseria y no puede ni soñar con comer lo mismo que el príncipe arabe, que manda a comprar langosta a Italia y se la traen en un avión privado. Acá hay tres marcas de fideos, todos comemos los mismos.

Si tenes el trabajo podes comprar un lote, no va a ser tan grande como el campo del rico pero vas a tener tu tierra, podes pedir un prestamo y comprar tu casa, no va a ser la mansión del rico pero vas a tener casa, tener un auto medio pelo que no va a ser igual al de alta gama pero vas a andar, y te podes comprar un Kayak que tampoco va a ser un yate o un velero pero vas a navegar. Y al final vas terminar comprando los mismos fideos Marolio que compramos todos.

Quiero decir que el dinero no hace la diferencia entre las personas porque mal que mal pueden acceder a las mismas cosas más grandes o más chicas, es el trabajo lo que hace la diferencia. El que no tiene trabajo simplemente se queda seco y no puede acceder a nada, pero nada, ni siquiera chico, y entonces es normal que salgan a robar y todo eso.

Así que nunca te quedes sin laburo. Y si tenés laburo lo mejor es empezar a buscar la manera de ser independiente del mismo para no quedarte sin laburo en caso que no puedas seguir trabajando, te rajen, etc.

Príncipe Alí:- Es una manera complicada de hacer las cosas.

Ciberpunk:- La tecnología es mala o anticuada, es difícil acceder a productos de primera calidad a precios razonables en tiempo competitivo. Me refiero a que podés conseguir una buena computadora, pero tendrá un año, y un año para una computadora o un celular puede ser mucho haciendo que sea obsoleta para estar a la par de alguien que vive en Europa. La gente no lo nota pero los profesionales sí porque no se puede competir.

Solamente se puede conseguir trabajo por acomodo, es muy raro que se tome gente común y corriente. Solamente los profesionales consiguen trabajo mientras el grueso de la población tiene poca salida laboral. Casi todo está enfocado en el agro y la construcción, no hay industrias.

Príncipe Alí:- Cuando estuve allá uno de los problemas era que había familias enteras metidas en instituciones.

Ciberpunk:- Sí claro. Acá si uno entra a laburar en algún lugar en seguida mete al hijo, al primo, al tío, la abuela... Todo es así. No importa que sean un queso y que hagan las cosas como la mierda, se manotean todo.

Después dicen que se crearon dos millones de laburos, lo que no te dicen es que de esos dos millones solamente doscientas mil familias se vieron beneficiadas porque meten tres de cada una, por el acomodo ¿Se entiende?

Prícipe Alí:- Me acuerdo que allá había un juzgado que todos eran parientes. Hasta Cristina había metido a su hija, su hijo y no sé si la nuera. Estaban todos metidos ahí, ella misma fue presidenta solamente porque su marido lo fue.

Ciberpunk:- Todo pasa por los partidos, si sos de un partido político y vas a tocar el bombo seguramente te consiguen un laburo aunque no hayas terminado ni la secundaria.

Acá a los que tocan el bombo les dan una casa y a los que laburan una patada en el culo. Es más, acá despiden a la gente con estudios para darle el trabajo a gente militante que nunca agarró un libro.

Entonces es como que los trabajos nunca alcanzan, porque hay gremios que acomodan gente, políticos que acomodan gente, familias que acomodan gente. Entonces son siempre los mismos los que tienen laburo y los de afuera bien gracias. Y que no te confundan con discursos porque todos hacen lo mismo, sean de izquierda o derecha.

Príncipe Alí:- Sí, yo me acuerdo que Kicillof decía que hacía falta una mejor distribución de las ganancias.

Ciberpunk:- No, lo que hace falta es una mejor distribución del trabajo, y así el capital después se distribuye solo dentro de la sociedad.

No puede ser que haya familias enteras que al final terminan funcionando como mafias dentro de las instituciones. Porque además terminan funcionando como bandas delictivas que controlan el trabajo de una institución o de una empresa, un gremio, etc.

Conozco una oficina del gobierno con 10 puestos, de los cuales 9 pertenecen a 3 familias, y uno no tiene nada que ver. De modo que ellos le están sacando el trabajo a 6 familias ¿Entendés? 3 familias le sacan el trabajo a 6. Te quedan tres familias que ganan un montón de más y seis que están cagados de hambre. De modo que no importa cuantos puestos de trabajo crees si se va a manejar de esa manera.

Después los comerciantes andan llorando miseria que no venden, pero al mismo tiempo ellos también hacen lo mismo de poner a un pariente en un lugar donde debería laburar otro. Y por eso no funciona nada en este país.

Esa mentalidad es veneno puro para la sociedad y para la economía.

Príncipe Alí:- El gobierno había cambiado el asunto de los contratos laborales y los juicios.

Ciberpunk:- Esa es otra cara de la moneda, que los empleadores tienen que tener mucho cuidado o los funden con juicios, porque está lleno de vivitos.

Por eso es tan extraño este país.

Príncipe Alí:- Bueno, por lo menos me dejaste tranquilo que tomé la mejor desición cuando me fui. Yo pensaba quedarme en Argentina pero veo que siguen con los mismos problemas.

Ciberpunk:- No, yo también me voy a la mierda cuando pueda. No vale la pena porque esto no va a cambiar. Y yo no quiero perder mi tiempo renegando con esta gente.

Pero esta vez no vuelvo más. Que se vayan a la mierda, porque a mi la patria me dio una patada en el culo, así que pueden meterse la patria y la bandera bien metida por el orto todos. Porque al final vivís amargado y haciéndote mala sangre por el desastre que es.

Y ojo con la hipocresía, porque muchos de esos que te dicen que te quedes tienen los hijos en el extranjero. Me refiero a los gobernadores, periodistas, críticos, opinólogos, etc. Todos falsos, si ellos pudieran también se irían a la mierda, por eso mandan a los hijos a otros países.

Príncipe Alí:- Exactamente lo mismo me pasó en Perú cuando volví. Por eso no volví más a casa.

16 horas y 5 minutos:
Ciberpunk:- Bueno, yo me voy. Que tengas un feliz año nuevo.

Príncipe Alí:- Chau.

0 comentarios:

Publicar un comentario