miércoles, 17 de enero de 2018

Las dos Coreas desfilarán con una bandera unificada en los Juegos Olímpicos de invierno


Según confirmó el Ministerio de Unificación en Seúl, también el equipo femenino de hockey sobre hielo estará formado por integrantes de ambos países, algo que sucede por primera vez en la historia reciente. 

Las dos Coreas resolvieron hoy desfilar juntas bajo una bandera unificada en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno del 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang, tras un nuevo encuentro de alto nivel en la frontera entre ambos países que promovió la distensión bélica en la península.

Según confirmó el Ministerio de Unificación en Seúl, también el equipo femenino de hockey sobre hielo estará formado por integrantes de ambos países, algo que sucede por primera vez en la historia reciente.

El acuerdo entre ambas partes para organizar la participación norcoreana en los Juegos -que concluirán el 25 de febrero- fue hoy en la localidad fronteriza de Panmunjom.

Este segundo cónclave que constituyó un respiro tras el pico de tensión que vivió el año pasado a raíz de las constantes pruebas armamentísticas de Pyongyang, de los ejercicios militares de Seúl y Washington, y de una interminable escalada verbal entre Donald Trump y Kim Jong-un.
Entre otras determinaciones entre ambas representaciones, la delegación norcoreana propuso propuso la asistencia de unas 230 animadoras; además sus comitiva viajará por tierra hasta la provincia de Gangwon, donde se celebran las competiciones y que está situada junto a la frontera intercoreana.

Las famosas "brigadas de animadoras" norcoreanas ya han estado presentes en otros eventos deportivos celebrados en territorio surcoreano y se sumarían a la orquesta de más de un centenar de integrantes que Pyongyang ha ofrecido para actuar en los Juegos.

También Corea del Norte enviará una delegación de deportistas y funcionarios para los Juegos Paralímpicos que se celebrarán en marzo. Junto a la cantidad de participantes, las partes negocian el reparto de costos de la participación de Pyongyang.

Este fue el segundo encuentro de de alto nivel que se realiza esta semana y fue en el Pabellón de la Paz, en la franja sur de la aldea de Panmunjom, corazón de la frontera militarizada que divide ambos países, informó el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, según citó la agencia de noticias EFE.
Esta iniciativa -de gran valor simbólico- conllevará, no obstante, complicaciones de seguridad, ya que se trata de una zona altamente militarizada por dos países, que aún se encuentran técnicamente en guerra.
La diplomacia del deporte llegó a Suiza. Thomas Bach, el director del Comité de Juegos Olímpicos (COI) confirmó hoy que el próximo sábado las representaciones de ambos países se reunirán en su sede de Lausana para detallar la participación de los deportistas norcoreanos.

Pero, mientras el acercamiento que promovió la distensión se daba en la frontera, en Canadá, en una cumbre enfocada en la situación nuclear Pyongyang y que cerró hoy en Vancouver, Estados Unidos -principal impulsor de las sanciones internacionales contra Corea del Norte- abogó por más vigilancia militar y sanciones al régimen de Kim.

Sin la presencia de Pyongyang o Beijing, los estados participantes, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia y Japón, acordaron aumentar la vigilancia marítima sobre Corea del Norte y elevar el costo económico y político que paga ese país por sus repetidos ensayos de armas, aunque evitaron referirse al bloqueo naval.

"No aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares", dijo el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson en rueda de prensa.

Consultado por un posible conflicto, el enviado de Trump dijo que mientras Corea del Norte haga avances significativos y no opte por la senda del compromiso "ellos mismos desencadenarán esa posibilidad".

Además, instó a China y a Rusia, principales aliados de Pyongyang, a que se unan a la coalición para reforzar las sanciones contra los norcoreanos.

Además de la retórica estadounidense, secundada por Canadá, el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kyung-wha Kang, dijo que para su país, la única forma de conseguir que Pyongyang negocie la erradicación de su programa nuclear es implementar las sanciones de la ONU de 2017.
China, potencia no invitada, fue la primera en rechazar las conclusiones de la cumbre, a la que acusó de responder a "la mentalidad de la Guerra Fría".

"Sólo puede dividir a la comunidad internacional y debilitar los esfuerzos para solucionar adecuadamente la cuestión", sentenció el vocero de la Cancillería china, Lu Kang.

Y recalcó que "sin la participación de las partes importantes de este asunto la reunión no puede ayudar a ofrecer soluciones adecuadas", además cuestionó otra vez la "legalidad" del encuentro de la ciudad canadiense.

El gobierno chino, en cambio, pidió poner todo el apoyo internacional detrás del diálogo entre las dos Coreas, impulsado por la diplomacia olímpica.

Durante la primavera deportiva que viven las Coreas se acordó la que la participación de deportistas norcoreanos se determine con el Comité Olímpico Internacional (COI) en Suiza y con el Comité Paralímpico Internacional (CPI), con lo que Corea del Norte podría debutar en unos Juegos Paraolímpicos invernales.

En la agenda de la reunión, sin embargo, no apareció la petición del Sur para organizar una reunión a mediados de febrero de familias separadas por la guerra entre ambos países, durante los primeros años de la década de 1950, y, que de ser aceptada por el Norte, tendría lugar en torno a las mismas fechas que las competiciones en PyeongChang.

Pyongyang está preparando, por su parte, una serie de eventos militares y exhibiciones de armamento para el 8 de febrero -la víspera de la ceremonia inaugural de los Juegos- para celebrar el 70 aniversario de la fundación de las actuales fuerzas norcoreanas.

Fuente: http://www.laprensa.com.ar/

0 comentarios:

Publicar un comentario