viernes, 23 de febrero de 2018

Vidal discrimina a las trabajadoras de la educación


En la tarde de ayer, María Eugenia Vidal hizo una oferta salarial por debajo de la línea de pobreza a los más de 370.000 docentes en la provincia de Buenos Aires. Quiere imponer el presentismo que afecta sobre todo a las mujeres que son más del 80% en el gremio y en su mayoría sostenes de hogar.

En el marco de un contexto de inflación que el propio gobierno reconoce, la gobernadora Maria Eugenia Vidal quiere imponer un tope miserable a los docentes que se trasforma en la paritaria testigo para el conjunto de los trabajadores. La oferta es la misma que la semana pasada que ha sido rechazada por los gremios.

Se trata de un aumento del 15% en tres cuotas, que implica que un salario inicial de maestra llegue a los $14000. Agregó un bono para los que no falten ni un día este año de $6000, de $4.500 al que falte hasta cuatro veces, y de $3.000 al que falte hasta 8 veces. Se contemplan algunas excepciones como Maternidad, Vacaciones, Profilaxis, ART y otros. Es decir, con este premio al presentismo, niega el derecho a enfermedad y el derecho constitucional a huelga.

Ella y nosotras
La gobernadora que percibe una dieta de $76000 y tiene un patrimonio abultado de más de $800.000 según sus últimas declaraciones, lleva a sus hijos a una escuela privada en Castelar y paga empleadas domésticas para atenderlos, muy alejada de la vida de cualquier trabajador bonaerense. Este año recibirá en la provincia de Buenos Aires $40 mil millones en concepto de fondo de conurbano gracias al pacto fiscal votado por Cambiemos y el peronismo, además con la recaudación del aumento del impuesto inmobiliario recibirá alrededor de $4.000 millones por tomar dos ingresos que muestran que la gobernadora tiene plata. Sin embargo ataca a la educación pública y quiere mantener a cientos de miles de docentes trabajando dos y hasta tres cargos para llegar a fin de mes.

El gremio docente está compuesto por 80% de mujeres y el 52% de las docentes son sostenes de hogar. Considerando que en la provincia hay muy pocos jardines públicos y no hay jardines maternales, se ven obligadas las madres que trabajan a pagar un establecimiento privado o rebuscárselas para organizar su cuidado.

Para Vidal las docentes no tienen derecho a enfermarse ya que serían castigadas y no cobrarían el premio al presentismo si un hijo se enferma, tampoco podría quedarse a cuidarlo ya que la licencia por familiar enfermo no entra dentro de las excepciones para cobrar el presentismo.

En Mendoza el año pasado, Cambiemos impuso luego de una gran lucha docente el ITEM AULA apoyado por Libres del Sur en la provincia. Este Ítem no es más ni menos que un premio al presentismo o un castigo a la enfermedad y al derecho a huelga, esto ha tenido un impacto negativo en las condiciones de trabajo de las docentes que asisten enfermos a trabajar para no perder el abono.

Nuestra salud y la de nuestros hijos valen más que sus ganancias

A pocos días del paro internacional de mujeres el 8 de marzo, las trabajadoras de la educación ya han votado en las seccionales combativas de SUTEBA La Matanza , Tigre y Ensenada parar ese día y exigen a SUTEBA y Ctera que convoquen al paro para mostrar la fuerza imparable para hacer temblar la tierra que tenemos.

Las docentes que reciben día a día a los hijos del pueblo trabajador en las escuelas públicas y no solo los educan sino que los alimentan. El 94,5 % de ellos comen en los comedores escolares por $16,40 al día que es el presupuesto que destina Vidal por alumno, es decir $328 por mes mientras la Canasta Básica Alimentaria relevada por el INDEC para un niño de 8 años es de $ 1.462 al mes. Vergonzante.

Es por eso que defender la educación pública es defender la calidad de vida de millones de hijos de los trabajadores, es defender los derechos que las trabajadoras hemos conquistado con lucha y que ningún funcionario de este gobierno de CEOs tiene la autoridad moral para quitarnos; le roban a los jubilados, evaden impuestos y fugan millones a paraísos fiscales y ahora atacan el derecho a las mujeres trabajadoras de la educación a enfermarse, a cuidar de los hijos enfermos y un derecho elemental de los trabajadores que es el derecho a huelga.

Vidal con nosotras no! Las docentes unidas con las madres, las alumnas, nuestros compañeros trabajadores debemos imponer las conducciones sindicales un plan de lucha para derrotar el plan de ajuste y ataque del gobierno. El pasado 21F cientos de miles mostraron la voluntad de lucha a pesar de los dirigentes, allí se anunció el paro internacional de mujeres pero ningún gremio lo convocó efectivamente todavía. Hace falta que los gremios convoquen asambleas para votar el paro y que este 8 M millones puedan y ganar las calles por las demandas de las mujeres con el conjunto de los trabajadores

Fuente: http://laizquierdadiario.com

0 comentarios:

Publicar un comentario