lunes, 19 de marzo de 2018

Frialdad de Europa y felicitaciones de China e Irán tras el triunfo de Putin


El arrasador triunfo de Vladimir Putin conseguido el domingo en las elecciones presidenciales de Rusia fue recibido con indiferencia y frialdad por buena parte de la comunidad internacional en contraste con la felicitaciones expresadas por China e Irán.

Dramatización
Sumido en una crisis diplomática de envergadura con los principales países de Europa y con Estados Unidos a raíz de la acusación de Londres sobre una supuesta responsabilidad de Moscú en el envenenamiento de un ex espía ruso en Reino Unido, la reelección de Putin al frente de Rusia tuvo escasas repercusiones públicas en el Viejo Continente.

Por el contrario, Putin recibió las felicitaciones del presidente chino Xi Jinping, quien se mostró convencido que con la reelección del mandatario "Rusia podrá definitivamente seguir creando nuevas glorias en el desarrollo nacional".

El líder chino destacó que actualmente los lazos entre ambos países se encuentran "en el mejor nivel en la historia" diferenciándose así con lo que ocurre en Europa.

Así, mostró la disposición de Beijing de continuar trabajando con Moscú "para seguir promoviendo las relaciones entre China y Rusia a un nivel superior, proporcionar la fuerza motriz para el desarrollo nacional en ambos países y promover la paz regional y mundial".

"La admirable celebración de las elecciones presidenciales en Rusia y la aplastante victoria de su excelencia fueron buenas noticias", fue el mensaje oficial con que el presidente de Irán, Hasan Rohani, celebró el triunfo de Putin, quien obtuvo el 76,69% de los votos en los comicios del domingo.

El mandatario persa deseó "éxito" a Putin en su nuevo mandato, y mostró su confianza en que "las relaciones entre los dos países se desarrollarán".

En el mensaje, Rohani expresó su "satisfacción" por el progreso de las relaciones bilaterales de los dos países que en los últimos años se transformaron en socios estratégicos, sobre todo en los conflictos desatados en Medio Oriente, y en particular en Siria.

Ambos países respaldan política y militarmente al gobierno sirio de Bashar al Assad y promovieron junto con Turquía negociaciones de paz por fuera de los ámbitos impulsados por las Naciones Unidas.

El domingo, Vladimir Putin fue reelecto como presidente de Rusia por un nuevo período de seis años, su cuarto mandato como presidente, que le aseguran la permanencia en el poder hasta 2024.

Ante el triunfo contundente, los países europeos distanciados por la crisis con Londres, permanecieron mayoritariamente en silencio, que sólo fue interrumpido durante esta mañana con un discreto saludo por parte de la presidencia alemana.

"Espero y deseo que se pueda superar el distanciamiento en nuestro continente y entre la gente en Alemania y en Rusia y que usted use su nuevo mandato para ello", dijo el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, citado por las agencias de noticias EFE y DPA.

Por su parte, el vocero del Ejecutivo a cargo de Ángela Merkel resaltó que la canciller lo "felicitará, como es habitual en esos casos", y le escribirá un telegrama que seguramente abordará también los "desafíos" que enfrentan la relaciones germano-rusas.

"Tenemos diferencias con Rusia y también criticamos la política de Rusia de forma muy clara en algunos puntos", como Ucrania o "el papel de Moscú en algunos conflictos internacionales" como Siria, señaló el portavoz, al tiempo que subrayó la importancia para Berlín de mantener el contacto y el diálogo, "también con el presidente a nivel personal".

Sin embargo, desde Berlín surgió un mensaje de felicitaciones para Putin de parte de la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), hoy primera fuerza de oposición.

En un comunicado, los co-presidentes del partido, Jörg Meuthen y Alexander Gauland, desean a Putin "mucho éxito y cautela política para su próxima legislatura".

"AfD continuará abogando por un diálogo con Rusia de igual a igual y hará todo lo posible por que las relaciones germano-rusas regresen a una normalidad constructiva, lo que incluye también eliminar las sanciones, perjudiciales para ambas partes", subraya el texto.

Por su parte, los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, los más cercanos políticamente a Putin en Latinoamérica, también celebraron su reelección.

Maduro felicitó "en nombre del Pueblo venezolano" al presidente por su reelección "y al glorioso Pueblo ruso por su demostración de civismo", según difundió la cancillería venezolana en un comunicado.

Por su parte, Morales saludó "la contundente victoria del hermano Presidente de Rusia", a través de un mensaje en Twitter.

"Rusia respeta la dignidad de los pueblos y garantiza el equilibrio geopolítico y la paz mundial ante arremetida del imperialismo", escribió el líder boliviano junto a una foto de ambos mandatarios estrechándose la mano.

Fuentes: Telam, http://www.ellitoral.com

0 comentarios:

Publicar un comentario