lunes, 23 de abril de 2018

Marito ganó a Efraín y la ANR seguirá gobernando el país


La ANR superó a la Alianza Ganar con 1.205.310 votos contra 1.109.309, según al TREP que contabilizó al 99.67%. Marito Abdo obtuvo así una ajustada ventaja de 3,7 puntos porcentuales, 96.006 votos más que Efraín Alegre. Hubo 71.821 votos nulos y 62.052 votos blancos y el nivel de participación fue del 61,40% en todo el país. La jornada registró pocos incidentes, como compra de cédulas y prepotencia de candidatos de la ANR y el PLRA.

En un final cabeza a cabeza, el candidato colorado Mario Abdo Benítez logró superar por 3.7 puntos porcentuales al candidato de la Alianza Ganar, Efraín Alegre, quedando de vuelta las riendas del Poder Ejecutivo en manos de la Asociación Nacional Republicana (ANR) por otros cinco años más. Marito ganó con 1.205.310 votos, mientras que Alegre consiguió 1.109.309 sufragios en base a 99,67% de actas escrutadas.
Pese a que las encuestas a favor de Marito daban una diferencia superior entre el 15 y 20 puntos porcentuales, el conteo de las urnas dio una diferencia mucho menor.
El colorado tuvo una diferencia de 96.006 votos más sobre el candidato liberal.
Los resultados de estas elecciones están marcados por 71.821 votos nulos y 62.052 blancos, casi el doble de las elecciones del 2013. Los demás ocho candidatos registraron porcentajes inferiores al 1%, excepto el caso del ex colorado Juan Bautista Letradito Ybáñez del Partido Verde que obtuvo 84.601 votos.
el día d. La jornada electoral no registró incidentes graves, más allá de las personas que fueron sorprendidas comprando cédulas, y las actitudes prepotentes de candidatos como el colorado Óscar González Daher y la liberal Blanca Fonseca. El primero violentando a periodistas y la segunda ingresando de manera soberbia a un local de votación. Un percance entre una operadora colorada con Marito también se registró en el local donde votó la esposa del candidato.
El mal estado de las escuelas y colegios que funcionaron como local de votación fue el reflejo de la situación del país en muchos aspectos.
el conteo. Tras el cierre de las mesas de votación, el sistema de Transmisión de Resultados Electorales (TREP) inició su carga de datos, donde en un primer momento, y único, el candidato de la alianza opositora se posicionó al frente.
Sin embargo, pocos minutos después, el candidato colorado tomó la punta en el conteo y no la soltó más hasta el final, aunque siempre escoltado 5 puntos abajo por el liberal, que llegó a reducir en varios momentos la diferencia y terminó con 3 puntos porcentuales abajo.
Hasta la última urna contabilizada, los miembros de la alianza no reconocieron la derrota, esperanzados en que se revierta el resultado, mientras que los colorados se aglomeraban frente a su local partidario festejando.
Ninguno de los candidatos habló desde el inicio y hasta la finalización del conteo, pero apoderados de la alianza sí hablaban de que el conteo daba prioridad a las zonas donde hubo mayor voto colorado.
A las 21.00 horas, el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Jaime Bestard, con el 96% de las mesas escrutadas, declaró que el nuevo presidente de la República era Mario Abdo, indicando que la diferencia de 106 mil votos ya era irreversible.
Veinte minutos después, Alegre salió de la residencia de su hermana y habló a los medios, dando agradecimientos generales y criticando las encuestas que lo posicionaban muy abajo, y no reconoció al triunfo de Marito, indicando que esperarían los resultados oficiales.
Su dupla, Leo Rubin, indicó que la poca diferencia indicaba que la Alianza estaba fuerte y no débil como la pintaban, subrayando la frase de Alegre de que el cambio era irreversible y que el Partido Colorado no era invencible.
A las 21.35, Marito se presentó ante los colorados en local de ANR a celebrar la victoria, junto a su esposa y al ex presidenciable y ex ministro de Hacienda Santiago Peña, pero con Cartes en el fondo.
Resaltó que la victoria fue ante un conglomerado de partidos políticos que se unieron contra el Partido Colorado, y que aún así vencieron, y entre sus agradecimientos mencionó raudamente a Cartes, a quien abrazó un instante tras el discurso.
LA Campaña. La puja electoral durante estos meses previos estuvo cargado de entretelones por las diferencias que tuvieron que superar ambas facciones en sus propias filas.
En las carpas del Partido Colorado, la fuerte rivalidad entre Marito y el presidente Horacio Cartes se sintió a lo largo y ancho de la campaña, donde costó juntar ambas imágenes, y hubo fuertes roces tras los bastidores, según fuentes cercanas.
El periodo como senador de Marito se caracterizó por su oposición a las políticas impulsadas por Cartes, desde que este la bajó el dedo para ser presidente de la ANR e impuso a su candidato Pedro Alliana. Marito se tomó su revancha al ganarle la candidatura a la presidencia y anunció derogar decretos firmados por Cartes.
Al interior de la oposición, las diferencias existente en las propias filas del PLRA y entre los grupos de centro izquierda, producto de la crisis por la enmienda, no lograron reflejar una imagen de unidad, y hasta hubo posiciones encontradas entre Alegre y su candidato a vice presidente Leo Rubin, propuesto por el Frente Guasu.


El nivel de participación del electorado alcanzó el 61,40%
La jornada electoral registrada el día de ayer, cuando el país eligió al presidente de la República, gobernadores y legisladores por los próximos cinco años, alcanzó un 61,40% de participación, del total de 4.241.507 electores habilitados para votar.
El mayor flujo de personas que acudieron a los locales de votación se registró en horas de la mañana, donde podían observarse las largas filas en cada una de las 21.211 mesas de votación que fueron habilitadas en los 1.099 locales de votación.
A las 14.00, la Justicia Electoral señaló que la participación había llegado al 42% y tras el conteo final de votos revelado por el TREP, el registro superó el 61%.

En el exterior ganó la Alianza Alegre-Rubin
Según los datos revelados por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), se registró un mediano nivel de participación en el exterior del país, donde la Alianza Ganar encabezada por Efraín Alegre y Leo Rubín obtuvo una mayor cantidad de votos, según los datos preliminares. En Brasil ganó la Alianza por 66 votos contra 45 para la ANR, con una participación del 20%. En España, en Alicante ganó también la Alianza por 66 votos contra 16, y la participación del 20%, en Bilbao la Alianza tuvo 142 votos y la ANR 49, con 38% de participación; Málaga 214 a 119 con 25% de participación; en Valencia 66 a 16 con 49% de participación; en Madrid votaron 820 (32%), y Barcelona 478 (30,99%). En EEUU y Argentina también se votó y habría tendencia hacia la Alianza, pero el TSJE no dio aún informes oficiales al respecto.

Fuente: http://www.ultimahora.com

0 comentarios:

Publicar un comentario