martes, 11 de septiembre de 2018

CDV 142




CDV
8 horas y 2 minutos:
Menelcar:- Hola.

Estileno:- Hola.

8 horas y 3 minutos:
Menelcar:- Me dijeron que no hablara con desconocidos por el chat, que sos de esos locos que vienen a molestar.

Estileno:- Si no conversamos nunca vamos a dejar de ser desconocidos. Por otro lado entiendo que mis amigos y yo somos problemáticos para ustedes.

Menelcar:- ¿Quienes son, qué quieren?

Estileno:- Eso es muy complicado de explicar. Es casualmente el problema.

Menelcar:- Soy todo oídos, u ojos, lo que sea.

Estileno:- Es largo y complicado. Además no entenderías.

Pensé que acá hablaban de política y series de animación.

Menelcar:- ¿Cómo sabían lo que pasaba en mi casa?

Pero decime algo, tengo un amigo que le decimos Zarpado Man que no viene hace como una semana y me dijo algo raro de ustedes y no lo podemos encontrar, y a otro amigo que le decíamos Asmodeo tampoco y ellos hablaron con ustedes.

Estileno:- ¿Qué queres saber?

Menelcar:- ¿Qué son? Ustedes no son personas ¿Son marcianos?

Estileno:- No.

Menelcar:- Entonces ¿Qué quieren?

Estileno:- ¿Querés escuchar la historia?

Menelcar:- Bueno.

Estileno:- Nosotros eramos miembros de una brigada especializada en la informática, hacíamos seguridad privada, espionaje informático, contra inteligencia y ese tipo de cosas.

Ninguno de nosotros era un bebé de pecho, yo era un químico, Thundermaker era un hacker con conocimientos en física y Freack Master era un ingeniero en robótica. Pero no de los buenos, éramos marginales. Después estaba Gronax y GC que también eran doctores. Era un equipo muy especializado.

Pero como no había mucho para espiar salvo algunos políticos truchos compilábamos información que pudiera ser valiosa y la entregábamos a nuestro jefe. El objetivo era obtener algún tipo de ventaja en el mercado y cosas por el estilo. Pero por lo general encontrábamos delincuentes o cosas fuera de lugar y tratábamos de ayudar desde donde podíamos.

Cada uno de nosotros tenía una misión asignada, ganábamos muy bien. De vez en cuando encontrábamos alguna información importante y extorsionábamos delincuentes, de todo.

Convengamos que hacer espionaje no es algo muy legal. Pero nosotros éramos muy jodidos, pero muy pesados, podíamos masacrar a un montón de gente y no nos importaba nada. Lo nuestro rozaba el terrorismo. Si queríamos podíamos armar una bomba nuclear o vender armas nucleares. Quiero decir, éramos verdaderamente muy intimidantes.

No teníamos por qué negociar nada con nadie porque juntos podíamos tomar lo que quisiéramos cuando quisiéramos. Si queríamos podíamos mandar un país a la mierda de un misilazo. Nuestro trabajo era apretar, pero apretar de verdad.

Nuestro jefe tenía una compañía de almacenamiento masivo en la nube, muchas computadoras para guardar información y un sistema de comunicaciones experimental que adquirió con la compra de la misma.

Todo andaba bien hasta que descubrimos para qué servía el sistema en cuestión, resultó ser un sistema experimental para el aprendizaje en universidades, prometía a quien lo usara aprender más rápido y pavadas como esa. Era muy nocivo para la salud, te bombardeaba con información que vos recibías de manera subliminal o algo por el estilo, te hacía aprender más rápido pero tenía muchas contraindicaciones.

La idea era que usáramos eso para comunicarnos secretamente y funcionaba, pero de alguna manera nos cambió. Terminamos siendo conejillos de indias de nuestro jefe.

Debido a la falta de trabajo comenzamos a distanciarnos y separarnos, ya habíamos dado todo por terminado cuando un día salió en las noticias que iban a cerrar un servicio de almacenamiento masivo que se llamaba Megaupload. No nos pareció muy importante hasta que Estados Unidos cerró el servicio.

Megaupload era el servicio más importante del mundo, ahí se albergaba la mayor parte de los datos de la gente. Pero con Megaupload cerrado la gente quería seguir subiendo archivos a la nube, y entonces la empresa de nuestro jefe, de un día para el otro se volvió muy importante.

De pronto esa pequeña compañía recibía datos de todo el mundo. Y nuestro jefe tenía acceso a toda esa información. Tenía todo lo que había estado buscando.

Sin previo aviso nuestro trabajo pasó de espiar e intimidar a poner antenas de retransmisión de ese sistema de comunicaciones. No sabíamos por qué, tampoco se nos permitía preguntar, cada grupo tenía como objetivo poner una antena y entonces nos enteramos que ya no éramos una sola brigada sino que había más, por todos lados. Y que algunos árabes muy ricos estaban financiando todo eso.

Pasó un tiempo hasta que por ahí el jefe llamó a uno de nosotros y nos enteramos lo que estaba pasando. Habían encontrado una cosa que le llamaban ¨el evento¨ entre toda la información, que era muy importante y que nos iban a enseñar a usarlo. Que era como un arma, nadie nos decía lo que era. Pero nos pedían que estudiáramos y nos preparamos para todo.

De un día para el otro empezamos a ver muchos militares de la OTAN, servicios secretos, plata, de todo. Teníamos un montón de recursos.

Plata a mansalva, la que quisiéramos.

Las antenas eran para transmitir una noticia que todavía no se ha dado, la idea es que haya varias antenas en cada país para que cuando transmitan la noticia al mundo tome por sorpresa a todos los países, para que nadie tenga tiempo de prepararse o de distorsionar la verdad y comenzar un conflicto.

La cosa es que ese ¨evento¨ sirve para un montón de cosas, tiene muchas utilidades, pero en ese entonces nadie que veía el evento lograba salir ileso. La mayoría moría con tan solo verlo o por lo menos eso era lo que nos decían. Nos decían que para ver el evento había que estar muy preparado.

Así que nos preparamos. Para nosotros que éramos gente de ciencia esto era algo fascinante, y lo que decían al respecto nos intrigaba todavía más. Queríamos más poder y más impunidad de la que ya teníamos. Como si tener diseños nucleares fuera poca cosa.

El evento era una luz, que hacía una máquina muy especial, la cual iluminaba cosas que no se podían ver con otras luces convencionales. Y lo que se veía con esa luz era un ser, el cual mantenían encerrado en una jaula especial, al cual en ese momento solamente podía describir como un demonio. El evento era una linterna, pero también una llave para acceder a otra dimensión.

Alguien tenía ir, alguien tenía que animarse a entrar por esa puerta que creíamos daba a la dimensión de donde había venido la criatura. Así que mandamos al más enfermo de todos, porque consideramos que ya estaba jugado, el que más tiempo había pasado usando el sistema experimental, quien casualmente era también el más experimentado, Gronax.

Gronax estuvo del otro lado como dos semanas y cuando volvió ya no era un humano.

Gronax siempre fue especial, el más valiente de todos nosotros, nuestro capitán. Había logrado hacer algunas cosas imposibles para nosotros y lo admirábamos.

Volvió hablando cosas extrañas, de una ciudad, un mundo del otro lado, de dios. Pero ya no era un ser humano, tenía poderes que estaban fuera de nuestra comprensión. Había adquirido un conocimiento y una comprensión de todas las cosas, de las ciencias, que estaba a mil años de todo lo que sabíamos.

Tras él fue Thundermaker, le siguió Freack Master, GC, yo y después los otros. Los que se prepararon.

Con el tiempo aprendimos a ir y venir del otro lado. Tanto que técnicamente vivimos del otro lado.

Del otro lado encontramos una ciudad que no había sido construida por el hombre, el paraíso, una dimensión común a la cual llegan innumerables seres de los incontables mundos de este universo. Donde habitaba una entidad a la que solamente puedo describir como un apéndice de dios, y donde habitan otras entidades energía.

Con tal de saber, de ser los primeros y de tener todavía más poder, nos sometimos a los cambios que nos pidieron para ser como ellos. Abandonamos nuestra humanidad y en parte nuestra mortalidad. Queríamos estar con ellos, aprender, y cuando entendimos mejor la dirección que debíamos tomar también ayudar a los nuestros, los humanos.

-¿Qué somos?- No somos extraterrestres, de eso estoy seguro, podríamos ser demonios o ángeles. Angeles se ajusta más a la descripción mientras entiendas que no necesariamente somos unos santos. En mí caso particular parezco más un demonio que un ángel pero trato de ser bueno en los términos de conveniencia que vos podes entender.

-¿Qué queremos?- Ayudar, a que sepan la verdad que nosotros encontramos para que un día puedan venir con nosotros y enseñarles. Después de todo nosotros hicimos el más grande de todos los sacrificios que un mortal puede hacer, tal vez la demostración de amor más grande que se haya hecho jamás, renunciar a todo por el bien de todos, rompiendo todas las reglas y límites con el fin de ayudar a los nuestros.

Allá descubrimos que no fuimos los primeros humanos en ir ni venir, que había entidades inmensamente poderosas, y que muchos que llegaban no podían regresar a su lugar de origen. Que esas entidades más grandes y poderosas rodeaban al más grande e importante de todos. Y ya que estábamos ahí decidimos que llevarles cosas de la tierra, aprender de los más grandes y en lo posible convertirnos en entidades como ellos. Queríamos acercarnos a ese dios, pero para eso hacía falta otra transformación, Gronax la aceptó y la superó, los demás lo intentamos pero no lo hemos logrado por completo.

Conseguimos ocupaciones del otro lado, también, y hogares. Se puede decir que ¨venimos¨ a este lado de vez en cuando, pero no en términos convencionales. Tenemos una cosa que llamamos dualidad, o sea, un cuerpo mortal para movernos por el espacio y uno especial aparte que mantenemos en la otra dimensión por si el mortal muere.

Nuestros verdaderos cuerpos están en fase, que es un estado insubstancial, inmaterial, compuesto de minúsculas fracciones de partículas que solamente existen del otro lado llamadas atrónes. Pero no todos somos iguales, el carácter que nos diferenció en vida, nuestras mentes, fue lo único que logramos conservar de lo que alguna vez fuimos. Y ese carácter nos permite tener más o menos poder sobre algunas cosas tan variadas como las substancias, el pensamiento, o los propios atrónes.

Algunos, no todos, pueden viajar por un espacio intermedio entre el espacio y la otra dimensión que llamamos ¨medio plano¨. Sin embargo hacerlo es riesgoso. Solamente el más grande de todos sabe cómo hacerlo y lo hace, viajar entre universos, por el infinito mar de la creación.

Los medianos como yo somos aprendices, observadores, trabajamos de un lado y observamos del otro. Logramos comprender bellezas que solamente nosotros podemos apreciar, sentimientos que para los mortales no existen y tener pensamientos tan complejos e intrincados que a ustedes les llevaría millones de años de evolución.

De vez en cuando alguno del otro lado viene a hacer daño, así que lo agarramos y nos lo llevamos de vuelta.

Tenemos el plan de un día presentarnos a la humanidad, cuando estemos seguros que no van a matarse los unos a los otros. De enseñarles el evento y muchas cosas más para que puedan salvarse. Y de paso, quien sabe, tal vez nos salven a nosotros también.

Para mí estar cerca de los humanos es bueno, me recuerda las cosas que dejé atrás. De todos soy uno de los más terrenales por decirlo de alguna manera. Los hay más buenos, los hay más justos, más locos, más inteligentes, más macabros, pero estoy seguro que no hay otro más libidinoso y funesto que yo. Eso me hace especial y único.

Tenemos distintos nombres para llamarnos según nuestras tareas, como cualquier trabajo, solamente que nosotros no tenemos horarios, ni obligaciones, y la paga es más de lo que queremos. A mí me dicen señor de la muerte, porque puedo absorver los atrónes de los demás, lo que causa una muerte inmediáta. Erróneamente se me compara con la muerte, con la parca, pero yo no estoy en todos lados o algo parecido, soy uno de los pocos que puede viajar por el medio plano e incluso manifestarse de este lado en todo su esplendor. Esa es una cualidad única porque los atrónes no son muy amigos de la materia y se disuelven apenas entrar en contacto con el espacio. Y es debido a eso que las apariciones duran tan poco, es extenuante perder tanta masa de atrónes por venir a este lado en nuestras formas reales.

También puedo ir y venir sin necesidad de ninguna puerta, la mayoría no puede hacer eso, necesitan de una falla en el espacio llamada fisura de distorción para poder pasar de un lado al otro. Pero como yo soy muy delgado en comparación con ellos, mucho más inmaterial, entonces mi fase me permite pasar como el agua por una tela.

Menelcar:- Bueno, no sé qué decir.

Cuesta asimilar todo eso como cierto. Discúlpame si no puedo creerlo.

Estileno:- Es normal.

Yo pensaba que me ibas a prenguntar el significado de la vida o cómo es dios.

Menelcar:- y ¿Cómo es dios?

Estileno:- Lo más grandioso que pueda existir, más de lo que cualquiera pueda imaginar. Incluyéndonos a nosotros.

Es como una luz, en realidad es una entidad atrónica inmensa, pero tiene el aspecto de una luz. No solamente el centro de donde proviene sino más bien toda la luz. Y nosotros sospechamos que esa inmensa cantidad de poder es solamente un apéndice, un anexo de sí mismo, como si fuera una extensión de él.

Es tan inconmensurablemente poderoso que sí es muy probable que haya sido el iniciador de la creación misma.

Creemos que es posible que por cada universo haya un apéndice como él, y que más allá de eso hay un núcleo que es a donde va cuando se ausenta.

Menelcar:- ¿Se ausenta?

Estileno:- De vez en cuando viaja, se va un tiempo y después vuelve. Tiene una pequeña dimensión aparte que nosotros que llamamos el sagrario de las almas, donde guarda la atrónica de los mortales que llegan al otro lado. El consume esa atrónica y se vuelve cada vez más grande y poderoso.

Por lo que yo he podido ver absorbe toda la atrónica que se le acerca, eso es mortal para mí y no me le puedo acercar, pero para los más grandes no. La atrónica de los mortales que se filtra al otro lado es absorbida por él, o puesta en el sagrario, donde adquiere la forma de algo parecido a un telgopor que llamamos almas.

Los más grandes sí pueden acercarse y hasta ¨escuchar¨ lo que dice, y nosotros podemos acercarnos a ellos y nos ¨cuentan¨ lo que dijo. No en términos mortales.

Se mueve muy lento, no es de hacer movimientos bruscos, por lo general está quieto en un lugar. Y dicen que cuando se va entonces sí es muy rápido e inalcanzable. Cuando se mete entre el espacio y las dimensiones, viaja a millones de veces la velocidad de la luz o más, tanto que ni lo más grandes lo pueden seguir.

Es imposible no notarlo, su sola presencia es tan poderosa y penetrante que es como si algo te viera, te examinara, te traspasara todo el tiempo. Como si pudiera leer tu mente y te da la sensación de que lo sabe todo y lo ve todo. Y por eso le decimos Ill-Goroth, que significa, el ojo o el ojo que todo lo ve.

Estar cerca es inquietante, porque todo el tiempo te sientes observado y un poco perseguido, pero al mismo tiempo sientes un poco de calma porque sabes que está ahí y mientras esté ahí todo está bien.

La mayoría nos alteramos cuando se va, aunque se vaya poco tiempo, si fuera por nosotros estaríamos con él todo el tiempo y por eso nos esforzamos por crecer para poder acercarnos más.

En la ciudad todo es normal, quiero decir, todos llevan una vida tan común como es posible. Es diferente a una sociedad humana, muy distinto, pero todo lo que el supremo hace siempre es la noticia del día.

Nunca vimos en persona a Jesús, ni a Buda o Alá. Algunos dicen que eran él disfrazado, pero todavía no nos han confirmado nada de eso. Los más grandes conocen sus planes y solamente comunican lo absolutamente necesario, la información es muy valiosa allá.

El lugar donde suele posarse es similar a un prado de hierba alta y verde, flota sobre las hierbas a una altura aproximada de un metro cincuenta, y hay un aroma particular a flores muy relajante, y una briza cálida de verano. No hay un trono o cosas así, no tiene objetos materiales o cosas.

Hace mucho que el supremo no gobierna la ciudad, ahora la administra uno de los más grandes. Consideramos que era lo mejor para poder dejarlo en paz. No queremos que nada lo perturbe.

Es cierto que creó una entidad maligna. Hay una entidad muy poderosa que siempre está cerca de él que es pura maldad y que también viaja como él. No es tan grande ni poderosa como él, pero sí es un problema para los otros que están cerca. Vendría a ser el diablo, pero no es rojo y con cuernos, y su poder es más limitado de lo que muchos piensan. De hecho ha sido golpeado varias veces por los otros. Nosotros lo llamamos Ei- Thulgur, que significa ¨la otra consciencia¨ o ¨el inconsciente¨. Posee una influencia muy poderosa que se manifiesta en forma de susurros en la mente, los cuales incitan al error, el miedo, la duda. También se le conoce como el Tamastreno original, es el único de su especie al que se le permite existir. Si alguno de nosotros se transformase en algo como él sería destruido por los otros. Posee muchos poderes, pero es muy molesto y no dejan que se le acerque mucho. Es considerado un idiota.

Creemos que fue él quien creó esa otra dimensión, y recién estamos descubriendo cómo se hacen.

Menelcar:- ¿Pero qué les ha dicho? ¿Algo que pueda orientarnos?

Estileno:- Dios habla en un idioma que solamente los más grandes pueden entender, y apenas pueden interpretar, es un idioma compuesto de cuatro dimensiones, cuatro renglones que se extienden hasta el fin del tiempo. Los mortales escriben un renglón para decir sus cosas, algunos como yo pueden escribir dos o tres, pero dios habla la lengua del tiempo mismo. Todo lo que dice es exacto y perfecto como lo mires. El primer renglón es para los sujetos y sus acciones, el segundo para sus coordenadas en la creación, el tercero para la ubicación en el tiempo y el cuarto es un propósito adjunto, una especie de adjetivo y verbo muy complejo que se prolonga desde el principio hasta el final, un sentimiento variable y pensamiento escrito que comprende toda la existencia de lo que esté hablando.

De eso que son capaces de entender los más grandes que están con él, a nosotros nos dicen un renglón con un resumen de todo lo que dijo, una fracción que no llega ni a una trillonésima parte de todo. Una frase simple como por ejemplo: ¨el día está lluvioso¨ en la lengua de dios, si la escribiéramos en un papel, se prolongaría por todo el universo y más allá. Porque te explicaría desde principio a fin la razón de cada partícula que compone cada gota de esa lluvia y lo que harían después, desde el comienzo hasta el fin de los tiempos, con sus coordenadas exactas en el tiempo, durante todo el tiempo.

Pero por lo que he logrado entender, sintéticamente, ha dicho que debemos cuidarnos entre nosotros, en el sentido de que debemos cooperar entre diferentes especies del universo para prolongar nuestra existencia tanto como sea posible, proteger a nuestros iguales, y prepararnos para un posible ¨ataque¨ o ¨conflicto¨ que vendrá hacia el fin de la creación.

Tiene un conocimiento legítimamente mega cósmico, enciclopédico, de todas y cada una de las hebras, fracciones de partículas y energías que componen el espacio con sus coordenadas exactas, desplazamientos en el tiempo, acciones, motivos, sentimientos, razones... De principio a fin.

Sería muy importante para vos entender que su sola presencia, su atrónica, o composición, emite una influencia que incluso agita el universo estando en otra dimensión, haciendo que parte de su inconmensurable energía se manifieste en este universo en forma de fracciones de energía esporádicas.

Seguramente, si alguna vez leíste la biblia, habrás leído la frase “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan! Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas.”

Ustedes lo entendieron como que hay que ponerse de rodillas y ponerse a rezar, pedir a lo loco, pero lo que les está explicando es que su atrónica es similar a la de ustedes, y si lo desean esa atrónica sincronizará con la de él, y lo que deseen se transformará en realidad. Porque crear, cambiar la realidad, cambiar la substancia, es el poder de la atrónica.

Pero no te preocupes, pronto se van a dar cuenta de que el pensamiento modifica la realidad, cuando vean que lo imposible espontáneamente aparece de la nada, producto del deseo íntimo de que sea realidad.

A la atrónica nosotros también le decimos psicometactividad. Psico de la mente, meta de metamorfosea, actividad de energía. Pensamiento o ego que metamorfosea la energía.

Si ustedes lo piensan, lo sienten, lo desean, lo necesitan íntimamente, ya sea por esfuerzo propio o espontáneamente lo obtendrán. La realidad será modificada para que lo que quieran quepa dentro de la realidad, aún si es necesario cambiar las reglas de toda la creación para que sea. Por eso suceden cosas imposibles.

Porque dios quiere que existan y por eso les dará todo que les haga falta para que sigan existiendo. Cuando ustedes quieren ver una sirena, una sirena aparece, si se asustan de un hombre lobo entonces un hombre lobo aparece, cuando desean viajar al espacio se les da el saber y se modifica lo que sea necesario para que puedan, y cuando quieren ver a Jesús, Jesús aparece. Entiendan que su atrónica modifica la realidad. Cuando realmente deseen ver a dios íntimamente, entonces lo verán.

Es debido a la atrónica que las cosas más descabelladas que puedan imaginar pueden ser si lo desean.

Menelcar:- ¿Hay un infierno?

Estileno:- No en términos que vos podes entender. Y no como te lo contaron.

Ya debo irme, estoy agotado.

Ahora nos conocemos Juan, quiero decir, Menelcar.

Tu familia está bien, están con él.

Menelcar:- ¿Cómo supiste mi nombre?

No te vayas.

¿Cómo supiste de mi familia?

Estileno:- No te vistas tanto de negro, vestite de blanco y esperá.

Ya no puedo más. Chau.

0 comentarios:

Publicar un comentario