miércoles, 12 de diciembre de 2018

CDV 148




CDV
13 horas y 40 minutos:
Ciberpunk:- ¿Hola?

13 horas y 44 minutos:
Estileno:-Hola.

Ciberpunk:- Uy no. La verdad es que esperaba hablar con uno de mis amigos.

No estoy para sus boludeces. Nos vemos.

Estileno:- ¿A dónde vas? Vos sabes que no hay nada de tu interés ahí.

Ciberpunk:- Fue, ya vas a empezar con tus locuras.

Estileno:- No te conozco, pero una fui como vos y sé como te sentís y lo que querés. Y también sé por qué te conectás a este chat.

Alguna vez fui como vos, estuve buscando algo y no sabía lo que quería, sentía que todo era aburrido y poco emocionante para mí.

¿O no es eso?

Ciberpunk:- Puede ser, estaba aburrido.

Estileno:- Aburrido, todo es aburrido, no hay suficiente información, el mundo se mueve muy lento, nada es emocionante... Apuesto a que estabas estático aburriéndote mientras pensabas en eso y por eso decidiste conectarte al chat, posiblemente esperando hablar con tus amigos igualmente aburridos como vos. Solos los tres en un chat olvidado por el mundo, amargándose y resintiéndose de todo como los aburridos que son.

14 horas y 3 minutos:
Ciberpunk:- ¿Todavía estás ahí?

Estileno:- Sí, porque sabía que no ibas a ir a ningún lado.

¿No sentís como que todo es muy poco, insignificante, o como que hay algo más en la vida que estar aburrido? ¿Cuándo vas a juntar valor y vas a salir a luchar por lo que es tuyo, lo que te pertenece, a buscar esa aventura que querés? ¿No te gustaría deshacerte de todo y ser libre? ¿No te cansaste de tener ese miedo que te encadena y que no te deja en paz?

Ciberpunk:- Creo que eso es lo que siente todo el mundo.

Estileno:- Podría ayudarte con tus problemas existenciales pero yo también tengo ocupaciones. Pero te puedo dar una pista que te puede llevar a la liberación que estás buscando, un nombre,Yuri Kasahara.

Ciberpunk:- Yuri Kasahara.

Estileno:- Jajaja. Sí, ella sabe bien. Su nombre real es Yuri Shinada.

Ellos me enseñaron a romper todas las barreras, a hacer lo imposible, me liberé.

Ahora tengo que irme. Otro día hablamos.

Ciberpunk:- ¿Quién sos?

Estileno:- Eso no importa, el tiempo apremia, lo importante es quien podes ser vos.

Es hora de que me vaya, antes que venga el cuervo o el paladín.

15 horas y 54 minutos:
Freack Master:- Veo que Estileno ya estuvo hablando con vos Martín.

Ciberpunk:- Vos sos otro.

¿Cómo sabes mi nombre real?

Freack Master:- Así es, yo soy Freack Master; el loco maestro, el cuervo, el maestro de la violencia, el señor del terror, el ángel de la guerra y de los locos, de los revolucionarios y libertadres, Ares y Marte. Si dios quisiera armar una guerra mañana me llamaría a mí para que le haga sus armas. Yo abrazo a los dementes y les doy fuerza sobrehumana.

Yo soy el ingeniero y herrero de las alturas, hago las lanzas de los ángeles, soy el que se lleva a los que no piensan bien, a los guerreros que mueren tratando de salvar el mundo y principalmente a los mártires. Soy el ángel de los tontos, los locos y de todos los que no nacieron con los privilegios de los demás. Yo me llevo a los niños de inmaculada santidad y los presento ante dios en persona para que no deban esperar ningún juicio.

Ciberpunk:- ¿Cómo sabes mi nombre?

Freack Master:- Hijo, soy un ángel, tengo acceso a información de privilegio.

Ciberpunk:- ¿Por qué vienen a molestar acá?

Freack Master:- No existen las palabras en los dialectos mortales para expresar la complejidad de nuestras acciones o propósitos. Por lo pronto debo decir que no estamos del todo seguros de estar de acuerdo. Pero se puede decir que estamos buscando.

El asunto es que nosotros alguna vez fuimos humanos, y ahora somos extraplanarios, entidades interdimensionales, macroegos, o ángeles como vos les decís. Y no somos los más indicados para el trabajo, si fuera por nosotros ya los habríamos destruido a todos.

Pero eso se puede deber a que en vida fuimos guerreros, asesinos e inadaptados, así que decidimos que no alcanzaba un solo ángel para todo el mundo, y vimos que por más que nos esforzáramos las cosas no iban a mejorar para los seres humanos, de modo que, aunque no queramos, debe haber uno más de nosotros. Por eso elegimos a los que tenían más potencial de entre todos los mortales que habitan este mundo y los estamos poniendo a prueba.

Felicitaciones, estás a prueba, vos y tu amigo Juan, por las dudas.

Ciberpunk:- Yo también soy un guerrero, quiero decir, entré durante años para pelear.

Freack Master:- Lo sabíamos, por eso teníamos un segundo plan, llevarnos a tu amigo. Supusimos que a pesar de nuestro poder y conocimiento podíamos equivocarnos eligiendo uno igual a nosotros por sentir cierta empatía hacia los guerreros, así que elegimos también a tu amigo carpintero.

Ciberpunk:- Me parece que es una locura, y además no me gusta la idea de morirme y ser un ángel.

Freack Master:- ¿Morir? No, no hace falta morir, es solamente una transformación.

Pero bueno, no te preocupes, hay otros candidatos más avanzados que vos. Es solamenete que preferimos que sean de habla hispana o maorí.

Ciberpunk:- Al margen de que estés loco o no, debe ser fabuloso ver a Dios.

Freack Master:- Es todo, como no podrías entenderlo. Y sí, es la recompensa definitiva.Sin embargo yo prefiero estar lejos de él porque nunca renuncié a mi humanidad como los otros. Soy el único ángel que no dejó atrás su humanidad.

Tal vez me equivoqué cuando fui un hombre e hice mucho mal, pero al final creí que ustedes podían mejorar. Por eso me quedé acá a pelear con ustedes, o salen adelante conmigo y los otros que todavía creen, o nos extinguiremos con ustedes, pero no nos quedaremos toda la eternidad a esperar que alguien se le antoje decidir qué hacer con nosotros. Esperamos que con eso logremos superar sus expectativas juntos, o nada.

Ciberpunk:- Yo creo que este mundo se va a ir a la mierda, las personas estamos condenadas. Qué sé yo, uno ve cada cosa todos los días.

Pero me gusta tu historia, es increíble porque me involucra.

Freack Master:- Veo que seguís negado a entender la importancia de lo que está ocurriendo. Tu amigo ha avanzado mucho más que vos.

En fin, no vale la pena perder el tiempo acá. Por un momento tuve la esperanza de que te convirtieras en uno como el paladin, pero ya veo que no tenes un carácter bien definido y eso evita progreses.

Ciberpunk:- Habría que ver cómo son las cosas en el cielo, supongo.

Freack Master:- No te puedo llevar por la fuerza, además no es lo mismo el cielo que el paraíso. Es un hecho que solamente los vivos pueden morir e ir al paraíso, así que no se me permite entrar ahí puesto que no estoy vivo ni muerto. Es el sacrificio que debe hacer un mortal para poder ser un ángel, renunciar al paraíso con el fin de que otros puedan disfrutarlo.

Los mortales tienen lo que vos llamas espíritu, algo muy diminuto, los ángeles por otro lado no tenemos espíritu sino que somos un conjunto gigante de la misma substancia, porque también renunciamos al espíritu por los demás.

Ciberpunk:- No se me ocurre cómo alguien podría renunciar a su espíritu.

Freack Master:- Casualmente por eso no cualquiera puede ser un ángel, porque solamente hay un lugar donde se puede hacer eso y queda en el cielo, lo que quiere decir que debes llegar vivo al cielo. Por eso solamente los más valientes y osados aventureros de todo el cosmos, que se atreven a ir más lejos que cualquiera pueden convertirse en ángeles. Solamente los que estén dispuestos a poner el coraje a prueba máxima y a romper todas las reglas del tiempo y el espacio con la ambición de salvar a los suyos pueden llegar vivos.

Primero tendrás que batirte en duelo contra todas las legiones cuando todos te digan que es imposible.

Luego buscarás la manera de llegar al cielo y vencerás hordas de demonios que tratarán de corromperte.

Enfrentarás a todos los secuaces del mal cuando trates de adquirir lo necesitas para ir al cielo.

Y cuando finalmente las puertas se te abran, enfrentarás los terrores del limbo para poder llegar al cielo.

Si llegas vivo tendrás derecho de acceder a la recompensa definitiva, ganada en buena ley por tu propia mano, puro de cuerpo y mente. Tendrás derecho de ser un ángel y de salvar a los tuyos.

Ciberpunk:- No te parece que es exigir mucho?

Freack Master:- Yo no hice las reglas. Los estándares de calidad de dios son muy elevados ¿Alguna vez viste un árbol que no funcione?

Ciberpunk:- No parece cierto, si fuera así las mujeres no podrían ser ángeles. O por lo menos no conozco mujeres que puedan pelear contra una horda de demonios, al menos no literalmente.

Freack Master:- Has conocido pocas mujeres por lo que veo. Por otro lado, tratar de explicarte la mentalidad femenina para llegar a cómo lo logran solamente te confundiría todavía más. Sin embargo, la mujeres que se vuelven ángeles son conocidas por nosotros con el nombre de valkirias, y las valkirias mi amigo, son mujeres muy poderosas y valientes.

Ciberpunk:- ¿A vos te parece que yo puedo ser un ángel?

Freack Master:- No me cabe la menor duda.

No bebés, no fumas, nunca te desvelas, nunca maldices con la intención de insultar, eres sano, eres fuerte, joven, ágil, inteligente y has estado entrenando durante más de veinte años para combatir sin descuidar tus estudios, nunca has defraudado o tomado ventaja haciendo uso indebido de tus dones, has renunciado a los lujos y a muchos placeres al no mentir, has tenido experiencias cercanas a la muerte y a entidades como yo toda tu vida. Y eso te convierte en uno de los mejores guerreros de este mundo.

Si quisieras podrías alcanzar cualquier meta, incluso llegar al cielo vivo.

Ciberpunk:- Pero exactamente qué problema tienen?

Freack Master:- Nosotros estamos bien, ustedes tienen el problema. No están listos para lo que vendrá.

Y los ángeles que quedamos no podemos hacer mucho para ayudar, en especial yo que solamente riego demencia y destrucción a mi paso.

Ciberpunk:- Vos sabes que no te creo ¿Para qué insistís?

Freack Master:- Cuando llega el momento de hacer un ángel debe accionar con gran celeridad, entretener la duda es bailar con la muerte.

Creas o no el señor va a mandarles a todos los jóvenes prometedores una señal, tres siluetas de hombres gigantes caminando por arriba de las nubes, los tres reyes magos se te van a aparecer a ti y a todos los mortales. Y con eso dará inicio a las pruebas de ascendencia para los campeones de este mundo.

Será una carrera despiadada y mortal para determinar cuál de todos es el más grande campeón de este mundo, digno de ser un ángel y de servir en las alturas.

Ciberpunk:- Bueno cuando vea las siluetas en el cielo entonces veré qué hacer.

Freack Master:- Yo me iría preparando, porque el señor ya tiene un favorito y le ha mandado la señal antes de tiempo para darle la ventaja.




Ciberpunk:- Bueno entonces no debo preocuparme, supongo. Parece que ya han elegido un ganador.

Freack Master:- Debo irme, tengo que ir a visitar a Catherine y a Faraji.

Ciberpunk:- ¿Catherine y Faraji?

Freack Master:- Una mujer y un jóven muy prometedores.

Luego vendrá el paladín a verte. Seguramente querrá hablarte.

Nos veremos pronto.

Ciberpunk:- Chau.

17 horas y 11 minutos:
Thundermaker:- Hola, veo que me estabas esperando.

Ciberpunk:- Gabriel ¿Sos vos? ¿Por qué no me dejan en paz?

Thundermaker:- Porque creemos que sos uno de nosotros. Todavía no has despertado tu verdadera naturaleza y talento pero con algo de estudio y práctica es seguro que serás uno de los nuestros.

Ciberpunk:- ¿Un ángel?

Thundermaker:- Un extraplanario, un ángel, una entidad macroegoatrónica con dualidad.

Ciberpunk:- No me estarás mintiendo ¿No?

Thundermaker:- Yo nunca miento ni me pueden mentir. Soy el ángel de la justicia, el paladín.

Vine a enseñarte cosas nuevas que a su debido tiempo te ahorrarán una vergüenza.

Ciberpunk:- Me dijeron que transformarse en un ángel duele mucho.

Thundermaker:- Sí, desprenderte de tu cuerpo, de tu espíritu, y la descomposición atrónica duele mucho.

Ciberpunk:- No estoy seguro de querer deshacerme de mi cuerpo.

Thundermaker:- Esa es la mejor parte, primero te deshaces de ese obstáculo y luego puedes recuperarlo.

Pero no he venido a explicarte el proceso, he venido a enseñarte dos palabras que te ayudarán a hablar correctamente cuando llegues al otro lado.

Ciberpunk:- ¿Qué cosa?

Thundermaker:- Debes saber que en el lenguaje de los ángeles hay palabras que significan lo mismo.

La palabra furia y victoria significan lo mismo, debido a que la furia del señor conlleva una victoria automática.

Para los mortales, la palabra abismo tiene connotaciones negativas, pero para los ángeles abismo y sabiduría son muy próximas, ya que la palabra abismo hace referencia al lugar, literalmente hablando, donde los ángeles adquieren sus conocimientos.

Ciberpunk:- Me da miedo todo eso y no estoy seguro de querer dejar mi espíritu. El otro me dijo que si era un ángel no iba a poder ir al paraíso, y a mí me gustaría ir al paraíso.

Thundermaker:- De eso se trata ser un ángel, de sacarse el miedo, sacarse la duda. Se trata de estudiar, de aprender, de ayudar a otros y de estar cerca del señor. Es otra forma de paraíso para nosotros.

Ciberpunk:- ¿Vale la pena?

Thundermaker:- No lo cambiaría por nada, ni siquiera por la comodidad y el amor del paraíso.

Para la mayoría el paraíso está bien y los entiendo; estar libre de toda pena, junto a tus espíritus gemelos en paz y amor perpetuo es sin lugar a duda fabuloso. Pero yo necesito emociones para ser feliz.

Ls ángeles aprendemos a ser felices apreciando la complejidad de las emociones y adquiriendo nuevos sentimientos y conocimientos.

Existen sentimientos divinos que un mortal que no puede tener, como amar a todos incondicionalmente, y eso es mil veces mejor que el amor que vos conoces.

Los que van al paraíso reciben amor y son felices de esa manera, los ánegeles somos felices dando. Por eso nos sacrificamos, para poder dar más.

Ciberpunk:- ¿Y qué hay del demonio, el enemigo de dios? Supongo que debe ser un problema todo el tiempo.

Thundermaker:- Si supieras lo que es verías que no hay nada de qué preocuparse. Esa es una de las grandes revelaciones que descubrirás cuando seas un ángel.

Ciberpunk:- Entonces sí existe.

Thundermaker:- Sí existe, pero no se parece en nada a lo que te han contado. Por eso te expliqué que la palabra abismo y sabiduría eran muy próximas.

No es ni remotamente tan importante como te han hecho creer, te mintieron para asustarte, para que vivas con miedo y quitarte tu felicidad, tus ganas de vivir, de experimentar, de ser creativo y de dar.

¿Cómo puedes tenerle miedo a algo que ya has vencido? Es como tenerle miedo a tu propia sombra. La otra consciencia solamente existe para hacerte más inteligente y más sabio. Solamente los tontos se dejan llevar por su influencia, y nadie le tiene miedo a los tontos, están condenados al fracaso.

Ciberpunk:- ¿Pero no es todo maldad o algo así?

Thundermaker:- No. El señor nunca te expondría al mal. No entiendes lo que es.

Puedo prometerte que cuando lo veas entenderás su propósito dentro del plan del señor. No es importante.

Ciberpunk:- Si sos el ángel de la justicia ¿Por qué no castigas a la gente mala?

Thundermaker:- Lo hago, solamente que no como a la mayoría le gustaría. Para muchos la justicia es castigar y hacer sufrir. Pero yo entiendo a las personas con una profundidad muy especial.

Si yo tuviera que aplicar la justicia divina entonces tendría que hacerles daño. Por suerte el señor es más sabio, inteligente y compasivo que eso y me ha dado este don, para que sea uno de los tuyos el que te juzgue sin lastimarte directamente.

Herir a los demás, destruir y castigar sería muy fácil. Pero sanar, construir y educar es un camino mucho más arduo.

En lugar de castigar y herir, cada vez que las personas enloquecen y eligen el mal camino yo les prohíbo el acceso al conocimiento, condenándolos a la ignorancia que conlleva al sufrimiento de sus seres más queridos. Es como si les quitara un libro cada vez que se portan mal, eventualmente comienzan a razonar cuando ven que están hiriendo a sus seres amados y abandonan la irracionalidad por el saber.

¿No te parece un método más compasivo? Si te portas bien te doy un libro, aprendes y mejoras, pero si te portas mal te quitaré los libros, uno tras otro hasta que veas morir a todos los que amas, hasta que te sientas solo y veas que por ese camino no se llega a ningún lado, para que aprendas a ser bueno con los demás.

La ignorancia es un castigo muy duro.

Ciberpunk:- No se me ocurre cómo podes hacer eso.

Thundermaker:- Hay muchos tipos de ángeles, pero a su vez se dividen en dos clases: Substancia e influencia.

Freack Master, el ángel de la guerra con el que hablaste es un ángel de influencia, es como si estuviera en todos lados, puede observar las cosas con mayor claridad puesto que puede viajar entre las dos dimensiones con mucha facilidad, incluso puede viajar por el medio de las dimensiones. Por otro lado, solamente puede influenciar, con dificultad podría aparecer en persona en el mundo, necesita obligatoriamente de un cuerpo para poder caminar por la tierra puesto que es demasiado frágil de este lado.

Yo por otro lado, soy un ángel de substancia o poder, no puedo estar en todos lados y no puedo viajar por el vacío como él, obligatoriamente tengo que estar de un lado o del otro, nunca en el medio, pero puedo mover las cosas, aparecer, y usar mi poder para cambiar la realidad. Y mi poder es la justicia, puedo sentenciar y decir: ¨A partir de ahora ningún perro podrá ladrar¨ Y ningún perro volverá a ladrar hasta que levante su sentencia, todo seguirá normal, nadie notará el cambio, será como si siempre hubiera sido así. Nadie tendrá recuerdos de haber escuchado un perro ladrar antes ni habrá escritos o registros de tal cosa.

Entonces cuando los hombres se ponen malos los sentencio a no saber la cura para el cáncer de pulmón, y por más que se esfuercen y estudien, nunca lograrán curarlo. Y si siguen les prohibiré la cura de otra enfermedad, y así hasta que entiendan que no pueden medirse con el señor o los extinga.

La última vez que sentencié a los humanos, los sentencié a mil años de ignorar cómo viajar por el espacio. Así que sí, van a tener que quedarse en este planeta otros novecientos noventa y tres años. Eso quiere decir que ustedes no podrán colonizar otro planeta hasta dentro de mil años, si tienen suerte, cooperan y se llevan bien. Por más que tengan la inteligencia, la tecnología y los recursos, nunca lograrán dilucidar cómo hacer para viajar rápido por el espacio. Esa idea simplemente les está prohibida.

Ciberpunk:- Eso es como muy rudo.

Thundermaker:- Sin lugar a dudas. Pero funciona, las personas tienden a mejorar cuando son presionadas, y aveces solamente reaccionan cuando están al borde de la crisis.

Pero casualmente es por lo anterior que es necesario un ángel nuevo, uno mejor, uno que no sea un guerrero como nosotros tres. Hace falta un ángel que ayude a los más necesitados y que en lo posible termine con el hambre.

Si nosotros tres seguimos interviniendo, entre la guerra, la justicia y la retribución vamos a destruirlos a todos. Además nosotros tres estamos ocupados en un asunto de suma importancia que requiere toda nuestra atención.

Ciberpunk:- ¿Y qué te hace pensar que yo podría hacer algo? Ustedes son tres y las cosas no van bien.

Thundermaker:- Nosotros fuimos guerreros despiadados, ambiciosos, con ideales, por eso terminamos así. Pero vos no, vos sí tenés disciplina, autocontrol y calma en el espíritu. Además, es un hecho cada ángel nuevo es superior en muchos aspectos al anterior. Lo más probable es que seas mucho mejor que nosotros.

Ciberpunk:- ¿Pueden volar y tienen alas? ¿Cómo hacen?

Thundermaker:- No tenemos alas, pero sí podemos flotar y desplazarnos muy rápido al margen de toda fricción. Puede ser que algún ángel muy antiguo haya tenido alas, pero no son necesarias. Tampoco tenemos una aureola, y en nuestra forma real no nos parecemos en nada a un mortal, salvo en espíritu.

Yo por ejemplo, en mi forma real, tengo el aspecto de un conjunto de figuras geométricas bidimensionales. Soy infinitamente delgado, tanto que puedo pasar la cortina del espacio.

Me parezco a esto:










Ciberpunk:- Qué rápido que sos para escribir es como si todo lo que pusieras apareciera de la nada.

Thundermaker:- Yo no estoy escribiendo, estoy pensando.

Ciberpunk:- ¿Cómo, algún tipo de telekinesis?

Thundermaker:- No tengo manos, ojos, nariz ni boca. Esas partes no me son de utilidad.

Yo soy yo, un macroego, ego, atrónes, estoy compuesto de una substancia más pequeña que una partícula, muy efímera, que es atraída por el pensamiento, espíritu.

Los atrónes son más pequeños que una partícula y duran fracciones de una milésima de segundo, son microfracciones de energía que al no poder formar parte de ninguna substancia ni del propio espacio, atraviesan la cortina del espacio hacia el otro lado.

Los atrónes son muy sensibles, tanto que cuando uno se encuentra cerca de algo que piensa se adhiere y crece unos instantes, se juntan y crean el espíritu. No duran mucho, solamente unas pocas milésimas de segundo, pero en ese momento absorben todo pensamiento que se les atraviesa, tu ego, tu yo.

A medida que vos vas viviendo, vas dejando detrás tuyo una estela de fracciones de tu ego que se van juntando, y cuando mueres dejas de atraer los atrónes, estos se juntan, traspasan la cortina del espacio y del otro lado estamos nosotros.

Sin embargo yo soy diferente, mis atrónes son miles de millones todos juntos, tengo tanta energía que a través de mi pensamiento puedo hacer uso de esa volatilidad de los atrónes para crear lo que me haga falta. En este caso, sentidos visuales, auditivos y demás. Es decir, puedo ver, sentir, escuchar y oler, pero sin la necesidad de tener todo un cuerpo para eso.

Una persona normalmente suele tener un espíritu de dos o tres atrónes, en casos extraordinarios los más viejos pueden tener un espíritu de algunos miles, siendo capaces incluso de aparecer después de muertos por breves instantes. Pero nosotros los ángeles estamos hechos de atrónes, sabemos usarlos de maneras muy especiales.

Ciberpunk:- Mencionaste un asunto de suma importancia o algo parecido ¿Puedo saber de qué se trata?

Thundermaker:- Buboas, el ángel de la plaga, también conocido como el jinete de la peste, ha visto que los impíos se burlaban del señor y ha decidido venir al mundo a castigarlos por su cuenta antes de tiempo. Así que nosotros tres hemos venido a detenerlo antes que los asole con sus enfermedades. Atraparlo y devolverlo al cielo va a requerir de todo nuestro esfuerzo, el rey de las ratas es un arcángel muy poderoso y nunca fue hombre, así que no le importa nada.

Aun cuando tengamos éxito en la captura de Buboas, vendrán siete años de peste a reclamar a los jóvenes.

Durante ese tiempo esperámos que vos te conviertas en un ángel y nos suplantes, así esta gente no quedará expuesta a la influencia maligna.

Ciberpunk:- Sigo pensando que eso es una locura.

Thundermaker:- Deberías ir pensando en viajar a Israel, allí te estará esperando un rabino que sabe todo lo que necesitas saber para ser un ángel. Y que después de eso deberás viajar a Italia, donde te esperan dos curas que saben cómo llegar al cielo en vida.

Ciberpunk:- No tengo plata para ir a Israel o Italia.

Thundermaker:- ¿Haz revisado tu buzón?

Ciberpunk:- ¿Buzón?

Thundermaker:- El ángel de la retribución te ha dejado ahí todo lo que te hará falta. Toma de ahí lo necesario para el viaje y alístate para la señal.

Una última advertencia, una vez que veas la señal todos los impíos de este mundo tratarán de detenerte, serán enemigos. Pero todos los buenos serán tus aliados. Deberás tener cuidado a cada paso, porque los impíos tratarán de detenerte o incluso matarte si es necesario.

Ten especial cuidado de quedarte solo porque vendrán a matarte, y cuando andes en la calle tratarán de atropellarte, también con lo que comes y bebes porque puede estar envenenado. Los impíos no tendrán piedad para contigo y pueden ser muy ingeniosos para hacer el mal.

Ahora debo irme. Ya te he dicho lo que necesitas saber. Nos vemos arriba.

Ciberpunk:- Espera tengo una última pregunta.

¿Qué hago si me encuentro con un demonio?

Thundermaker:- Sería difícil que vieras uno, ellos por lo general tratarán de llenarte de dudas y miedos, pero no se dejarán ver. Principalmente porque son unos cobardes. Pero si uno se apareciera un guerrero formidable como tú no tendría ningún problema en vencerlo.

No los escuches, y si uno aparece agarra lo primero que tengas a la mano y rómpele la cabeza a golpes. El rabino te dirá todo lo que te falte saber sobre la furia recta y tu semejanza con el señor.

No tengas miedo, el señor te ha dotado de todo lo que necesitas para vencer a los impíos. Cuando llegue el momento tendrás la fortaleza de cien hombres, la astucia y gracia de las criaturas del señor, y los malignos huirán de ti acobardados de tu furia implacable e inminente.

Pero dime, antes que me vaya ¿Por qué has aceptado sabiendo la responsabilidad que tendrás y los peligros que enfrentarás?

Ciberpunk:- Una vez hace varios años, cuando entrenaba para ser un maestro de artes marciales, tuve un amigo que era mi rival. Yo sentía que aquel hombre era ivencible, tenía la determinación y la fuerza de un dragón oriental. Y desde aquellos años no he vuelto a ver tanta fiereza, paso mis días rememorando esos días de juventud con nostalgia... Daría todo por volver a pelear con un dragón. Temo que un día llegue mi vejez y que no pueda encontrar un rival que me haga sentir aquellas emociones.

Y este desafío me promete una batalla digna de hombre que ha caminado por el camino del samurai. Me promete que habrá un dragón al cual vencer, por lo que no puedo rechazar una invitación así.

Thundermaker:- Tus sentimientos son hermosos.

Ya debo irme. Hasta luego.

17 horas y 52 minutos:
Underghoul:- Hola.

Ciberpunk:- Hola ¿Quién sos, un extraterrestre, Elvis, o el espíritu de la navidad futura tal vez? Hoy hablé con tres ángeles que me dijeron que me iba a convertir en uno.

Underghoul:- ¿Angeles?

Ya veo.

Ciberpunk:- Viniste a hablar conmigo.

Underghoul:- Sí, en realidad me mandaron.

Veo que estuviste hablando con Thundermaker. Y por lo visto te ha puesto al tanto de lo que tenés que hacer.

Ciberpunk:- Sí, dijo muchas cosas.

Underghoul:- Bueno yo no soy un ángel, soy uno de los otros, no exactamente un demonio pero no alguien agradable para los de tu clase. Soy considerado un recluso.

Una vez estuve en tu lugar, es decir, tratando de viajar entre dimensiones, ser más que un hombre, un extraplanario... Seguramente te dijeron eso de llegar al cielo vivo.

Ciberpunk:- Sí, de eso me hablaron.

Underghoul:- Y lo de las pruebas.

Ciberpunk:- Más o menos.

Underghoul:- Bueno yo no logré pasar la parte de la horda de demonios, el mal fue más fuerte que yo y el resultado fue, según ellos, desafortunado. Me volví loco y maté a más de quince personas, después me los comí. Y por eso me mantienen preso y bajo vigilancia continua.

Se podría decir que soy un monstruo, una abominación, un ángel incompleto.

Thundermaker me sentenció a ayudar a las personas por tiempo indefinido o hasta que me rehabilite, y parece ser que eso nunca va a ocurrir. A veces siento una sed de sangre y un hambre de carne viva que no puedo contener, y soy muy poderoso como para estar suelto.

¿A qué te dedicas?

Ciberpunk:- Soy un diseñador tridimensional y maestro de artes marciales.

Underghoul:- Antes de ser así era un soldado contratado, ingeniero en electrónica. Luego me desquicié.

Si te eligieron seguramente sos un guerrero formidable.

Ciberpunk:- Eso me dijeron.

Underghoul:- No estoy seguro cómo podría serte de utilidad. Yo tiendo a ser malvado sabes. Y a diferencia de los otros no tengo ningún poder, además de saber mucho, tener una fuerza descomunal y ser enorme.

Soy solamente un hombre deforme que se quedó a mitad de camino.

Ciberpunk:- Habría que ver cómo fue que fracasaste en primer lugar.

Underghoul:- Bueno, el saber y el poder me corrompieron supongo.

Yo buscaba el evento, la llave entre el cielo y la tierra, y estudiaba todo el tiempo como se me había indicado. Y el poder, el poder era tanto que de pronto todas las personas empezaron a parecerme insignificantes, una molestia.

Comencé a ver lo que la gente hacía y entonces me llené de amargura. Si hubiera sido por mí los habría destruido a todos.

No podrías entender el inmenso poder que es viajar al otro lado. Creo que eso me cegó.

Ahora ayudo en lo que puedo, pero nunca seré libre, ni hombre, ni ángel, ni demonio. Supongo que algún día moriré como todos los demás, y si me porto bien tal vez hasta me dejen ir al paraíso con el resto.

Ciberpunk:- ¿No sabes si morirás?

Underghoul:- Soy mitad nativo, yo viajé al otro lado, mitad hombre y mitad ángel. Mi cuerpo fue modificado para soportar la última prueba, es muy superior al cuerpo de un humano convencional. No he envejecido en años.

Cuando vas por primera vez te arreglan el cuerpo y lo mejoran. Es muy doloroso.

Pero creeme que no es nada magico ni divino, es todo muy normal. Es como una ciudad muy avanzada, con gente y todo está limpio.

Ciberpunk:- ¿Eso es el paraíso?

Underghoul:- No, eso es el cielo. Lo que llaman el paraíso es difícil de describir. Se podía ver desde donde yo estuve, pero no entiendo exáctamente cómo funciona.

Había como un cuadrado, una especie de caja flotando en el cielo del cielo, cuyas paredes estaban hechas del propio espacio donde estaba ubicada, como si el lugar se doblara formando una caja. Y adentro se podían ver unas cosas blancas, como planchas de telgopor. Me explicaron que ese era el paraíso y que ahí se depositaban los espíritus, los cuales entre todos formaban una alma, y que las cosas blancas eran las almas. Además en el cielo no le decían paraíso, le decían ¨el sagrario de las almas¨.

Debería contarte más de eso, así no te sorprende tanto cuando vayas.

Ciberpunk:- Adelante, estoy de humor.

Underghoul:- Cuando estuve en el cielo vi lo que al principio creí que era un perro enorme o una estatua de un perro feo, pero cuando me acerqué me di cuenta que estaba vivo porque se movía. Y cuando les pregunté qué era aquel perro horrible me dijeron que era un hombre de otro mundo que había llegado ahí igual que yo. Era un aspirante marciano o de otro planeta.

Y no fue el único ser extraño que vi, de vez en cuando veía unos seres extraños como libélulas volando a toda a prisa.

No tuve la oportunidad de ver a dios, solamente vi un resplandor inmenso y cuando pregunté qué era me dijeron que esa luz venía del señor. Y aquel resplandor estaba aproximadamente donde estaba el sagrario de las almas. Había una estructura que parecía hecha de espejos en el medio y me obstaculizaba la vista.

Ciberpunk:- ¿Pero a quién le preguntabas?

Underghoul:- A los dos ángeles que me acompañaban.

Y otra cosa, los ángeles no se parecen en nada a los cuadros. Son seres muy extraños.

Uno de los ángeles que me acompañaba tenía la forma de una cabeza con seis brazos, no era nada agradable de ver, era como una araña que se mantenía suspendida en el aire. Una visión espantosa que al principio me aterró.

El otro sí era bonito, parecía una pequeña luz como de un fuego artificial que dejaba una estela por donde iba, y cuando hablaba se agrandaba y se encogía. De vez en cuando podía ver pequeñas esferas de luz aparecer y desaparecer su alrededor.

Ciberpunk:- ¿Y no sabes cómo volver?

Underghoul:- Sí sé cómo volver, pero no creo que estén contentos si te digo. Es parte de tu prueba.

Ciberpunk:- Parece que dios tiene una manía con eso de poner a prueba a la gente.

¿Para qué querría ponernos a prueba si es el dueño de todo?

Underghoul:- Porque el señor tiene un enemigo y ese enemigo es la nada, un mal que está más allá de todo el mal que puedas comprender. Es una nada que quiere consumir toda la creación, todos los universos, incluyendo el cielo y al propio dios.

Y el señor nos ha puesto aquí para ver si podemos avanzar lo suficiente como para mantener activo el universo en el que vivimos. Esa es la prueba, conservar nuestro espacio funcionando para mantener a raya a esa nada. Y para lograr su objetivo y asegurarse la victoria ha creado una infinidad de espacios esperando que de entre todos ellos surja una especie lo suficientemente avanzada para preservar su universo.

El señor puede crear, pero no puede garantizar su propia existencia ante esa nada devoradora, de modo que para portegerse crea y crea esperando que la solución a su problema la tenga uno de nosotros.

Ciberpunk:- Debe ser el maligno supongo.

Underghoul:- No, no es lo que nosotros interpretamos como maldad sino más bien una oscuridad caótica opuesta a él que destruye todo lo que toca.

Lo que nosotros entendemos como maldad, la otra consciencia, es al mismo tiempo necesaria para hacernos más inteligentes. Pero no es la misma cosa que amenaza al señor.

Claro, vos ves que matan a alguien y te preguntas por qué, pero lo que no ves es que todos se ponen en alerta, se preparan, buscan soluciones para que no les pase lo mismo, estudian la situación, aprenden, mejoran y se auto superan. Es decir, se vuelven más astutos. Y con cada cosa mala que les ocurre se perfeccionan y mejoran, aunque a veces sea triste, no hay mal que por bien no venga.

Pero no entendes que el mal que él enfrenta es diferente, no lo mejora a él, no lo vuelve más sabio o más poderoso. La maldad que él enfrenta es infinitamente más peligrosa que la que nosotros padecemos. Por eso nos necesita y nosotros lo necesitamos a él.

Ciberpunk:- Lo que pasa es que no puedo creer que exista un dios.

Underghoul:- No hace falta creer para ir al paraíso, solamente ser bueno. Las reglas son fáciles: No le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hagan.

Ciberpunk:- No me refería a eso, quería decir que no hay pruebas substanciales que demuestren su existencia.

Underghoul:- Todo lo que está a tu alrededor tiene forma, volumen, diámetro. Y todo eso es un hecho y es exacto.

Toda la matemática a tu alrededor es una prueba irrefutable de su existencia. Por darte un ejemplo simple, vos podrías diagramar una parábola hasta donde se te termine el papel, hasta ahí llega tu plano, pero el resto de la matemática, la que vos no podés aplicar es solamente aprovechable por alguien que sí puede diagramar hasta el infinito, o sea, alguien que tiene toda la creación para dibujar o como plano. Y eso es un hecho que conoce todo el mundo.

¿O por qué crees que se enseña matemática en las escuelas? Es inherente a la existencia de dios. Y eso si ponemos su existencia en el marco de los límites, en el marco de la probabilidad no importa qué tan diminuto sea el resultado siempre te va a dar un resultado positivo de su existencia.

Pero vos y yo sabemos qué es lo que conviene ¿Cierto?

Ciberpunk:- Sí.

Underghoul:- Lo más inteligente es decirle a la gente que no cree que dios sí existe, y a los que creen que dios no existe, así siempre van a tratar de resolver su enigma, sin dejar de progresar ni dejar de querer acercarse a él. Porque ese conflicto es conveniente, es la forma más fácil que hay de manipular un montón de simios estúpidos, hacer que se peleen entre ellos. De otra forma nunca cumplirían con su objetivo, así que lo mejor es hacerles creer que ellos tuvieron la idea.

Y así están, peleándose entre ellos y creyendo que ellos tuvieron las ideas, pero obedeciendo su cometido que es lo que importa.

Ciberpunk:- Las personas no quieren ser malas, puede ser que haya enfermos y muchos idiotas que nunca entendieron nada, pero gente buena y mala hay en todos lados. Es así.

Underghoul:- Thundermaker piensa de esa manera. A mí no me culpes, yo quería destruirlos a todos y no me dejaron.

Thundermaker está convencido de que el ser humano puede mejorar y que algún día podrá trabajar cooperativamente. De hecho está tan convencido de que el hombre es especial entre toda la infinidad de especies que incluso sacrificó su propio espíritu para darles una oportunidad. Es un iluso, porque la justicia que él representa ni siquiera puede ser entendida por un mono tan imbécil como el hombre.

Están condenados, nunca van a poder cumplir con su objetivo así que solamente son una pérdida de tiempo. Sería mucho más fácil borrarlos de este mundo y empezar otra vez con una especie nueva.

Tienen suerte de que no haya una fecha límite para estas cosas.

Ciberpunk:- Las personas tienen muchos defectos es cierto, pero también es cierto que de vez en cuando alguno es capaz de hacer un verdadero milagro, y lo hacen sin tener poderes o ser ángeles. Y me parece que esa es una gran virtud que no cualquiera debe tener.

Las personas no se dan cuenta de ese potencial que tienen en parte porque conviven con esas maravillas, para ellos es normal presenciar situaciones tan remotamente improbables que fácilmente podríamos decir que son milagros si las pusiéramos en un espectro.

Underghoul:- Si vos lo crees así yo te lo respeto. Pero déjame decirte algo, el ser humano es tan torpe que es incapaz de entender las cosas más simples, a tal punto que les dieron diez mandamientos los cuales significan todos lo mismo y no los respetaron; No matarás significa que no le hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan, lo mismo con no robarás, significa exactamente lo mismo, todos los mandamientos son el mismo dicho de una manera diferente. Es decir, les explicaron las cosas diez veces y no lo entendieron. Honestamente con haberlo explicado una vez hubiera alcanzado si fueran un poco civilizados, hasta tres veces hubiera sido aceptable si tuvieran una deficiencia mental importante. Pero a ustedes les dijeron las cosas diez veces y no lo entendieron. Y perdón, pero no hay manera de justificar tanta estupidez.

Está bien, reconozco que saber leer en los tiempos en los que fueron entregados los mandamientos era un privilegio ¿Pero y ahora en el presente? Mira si serán torpes que incluso son incapaces de respetar las reglas que ellos mismos crearon, como un semáforo por ejemplo, tiene tres luces, todo el mundo sabe lo que significan y aún así siguen pasando el semáforo en rojo. Y ni siquiera hace falta saber leer para interpretar tres colores.

El ser humano es tan inferior intelectualmente que dios le dio a todas las especies mortales el poder de llegar a convertirse en un ángel y el ser humano es el único que solamente tiene tres. Todas las otras especies en el cosmos tienen un mínimo de diez o hasta veinte, menos el ser humano.

Lo que es peor, el ser humano es tan pero tan torpe que todas las otras especies del universo ya viajan por el espacio, y los seres humanos son los únicos que continúan mirando para arriba asombrados de verlos. Todos ya andan en platos voladores menos ustedes, vienen a verlos de todos lados porque son una vergüenza.

Ciberpunk:- Me queres quitar la esperanza...

Underghoul:- ¿Esperanza? ¿Dijiste esperanza? ¿Siquiera sabes lo que es la esperanza? La esperanza es anhelo, y anhelar no está mal cuando haces algo para que las cosas ocurran. Pero tener esperanza sin ponerse manos a la obra no es otra cosa que otro tipo de estupidez.

La esperanza de los hombres es un sinónimo de estupidez, porque nunca se arremangan para nada. Son vagos y mentirosos, en realidad no sienten ninguna esperanza o anhelo de nada, y si lo sienten entonces les dura muy poco.

Esperanza, qué descaro. Cambia esa palabra por pavada en cualquier discurso o texto escrito por el hombre y verás que tengo razón, ese el verdadero significado de esa palabra cuando ellos la emplean.

No saben lo que es la esperanza, no obran con el sentimiento de anhelo legítimo y persistente que implica tener esperanza. Se les olvida muy rápido, casi tan rápido que apenas logran entender qué es lo que quisieron decir. Sueñan con eso, con algún día sentir un poco de esperanza de verdad y tener la fortaleza y el valor de hacer realidad sus sueños. Pero no tienen el valor de enfrentar la realidad como es y luchar por lo que quieren.

El punto es que no alcanza con tener fe o esperanza para ser un ángel, eso es para los mortales, como no alcanza tener buenas intenciones. Yo fracasé porque no entendí eso.

Para ser un ángel debes ser una fuerza imparable, no debes dudar y nunca debes esperar a que algo como un milagro ocurra, porque casualmente ese es tu trabajo así que te debes arremangar y hacer que el milagro ocurra.

Fallé porque logré viajar arriba y pensé que una vez allí las cosas serían más fáciles y me equivoqué, nada es fácil. Me confié, pensé que lo peor ya había pasado. Creí que si lograba ver al señor y recibir la recompensa podría ayudarlos, pero cuando vi lo que hacían con nueva inteligencia dudé, y por eso no me convertí en un ángel. Les fallé a todos.

Tener esperanza, miedo, duda, cualquier emoción que pueda desviarte aunque sea un poco del objetivo de obtener la recompensa definitiva puede terminar muy mal. Yo soy un ejemplo de lo que puede pasar.

Ciberpunk:- Es que suena demasiado increíble que una persona pueda cambiar de esa forma. Quiero decir, es risíble ¿Cómo que cambiaron tu cuerpo, qué le hicieron?

Underghoul:- Pero no es nada fácil. Primero te preparan para el shock que significa cambiar de una dimensión a la otra, porque verás cosas que para tu mente son muy dolorosas, incomprensibles. Y ese entrenamiento a su vez también es muy doloroso, porque es difícil enseñarle cosas nuevas a una mente cuya única experiencia proviene de reglas que no se pueden violentar.

Es decir, que necesitas estar psicológicamente preparado para hacer el viaje o tu mente se volverá loca al ver cosas de una realidad diferente. Principalmente, porque la mente del hombre no puede existir en dos realidades al mismo tiempo, no las acepta y enloquece.

El segundo cambio es del cuerpo, el que yo hice. Una vez allí deberás adaptar tu cuerpo a las nuevas condiciones de la otra dimensión, más especificamente a las condiciones de la tercera fase.

En el cielo puedes caminar y el aire es normal, un poco más pesado que en la tierra, lo mismo la gravedad, pero es muy similar. El tema es la tercera parte del proceso, donde te conviertes en un ángel. Resulta que para eso tu cuerpo necesita cierta cantidad de atrones que no tiene y por eso es necesario ajustarlo.

Todo el segundo cambio es muy doloroso porque los requisitos para ser un ángel son muy elevados. Técnicamente hay que cambiar todo tu cuerpo, inmunizarlo contra preacticamente todo, y hacer que resista una cantidad de atrónes monumental. Es una operación que puede durar varios días y no es nada agradable, el dolor físico es tremendo.

Te ponen en una especie de capsula llena de atrónes en estado líquido, es un gel regenerativo, un respirador y un tubo oral, te sumergen en el líquido y eso mata todas tus enfermedades al cabo de como un día. Luego vacían la capsula, te conectan el líquido a las venas, te rompen brazos, piernas, el tórax, la mandíbula, los pies, las manos y la columna. Entonces te vuelven a sumergir en el líquido hasta que estés curado otra vez. Y finalmente te rompen el cráneo en cuatro partes, vuelven a llenar la capsula y te vuelven a curar.

Todo eso sirve para curarte de tus enfermedades, mejorar tu musculatura, tus órganos vitales, te hace inmune a todos los virus y tipos de cáncer, pero más importante aún te llena el cuerpo de atrónes. Tu capacidad intelectual aumenta considerablemente, suficiente para que puedas resolver todas tus dudas solo. Y a partir de ese momento tu mente estará preparada para existir en dos lugares al mismo tiempo.

Además el segundo cambio te hace muy fuerte, más alto. Te convierte en una versión perfecta de ti mismo.

Finalmente viene la tercera etapa, el cambio en un ángel. Yo no pude hacerlo pero, una vez hayas estudiado lo necesario, te pondrán en un lugar donde tu cuerpo físico ¨morirᨠpero no los atrónes que pusieron durante el segundo cambio. Es decir, tu cuerpo físico dejará de serte útil e irá muriendo lentamente, pero tú no lo sentirás porque para entonces serás más atrónes que materia orgánica. Al final es como salir de un cascarón, como si dejaras el cuerpo atrás, y lo que sale es un ángel.

El tercer paso lleva mucho tiempo y es un poco más complicado que eso en realidad. Como yo no pude hacerlo no sabría decirte con exactitud cómo es. Pero me han dicho que durante el cambio tu mente se expande, tu inteligencia o intelecto aumentan de una manera que es imposible de imaginar para nosotros.

Ciberpunk:- Eso de que rompen los huesos me asustó un poco.

Underghoul:- Lógicamente es necesario para hacer que tus huesos y músculos crezcan. Litearlmente te alargan. Y también hay que hacer lugar en el cráneo para que entre el cerebro que vas a tener cuando este crezca.

El líquido que te ponen tiene varias funciones, por un lado te cura y regenera, pero por otro te destruye para poder curarte. Tiene tantos atrónes que estos invaden todas tus células, las células mutan, te sale cáncer por todo el cuerpo de todos los tipos que puedas imaginar, y los mismos atrónes que hacen eso los destruyen y te inmunizan.

Te inyectan tantos atrónes que estos se meten en tus células y mutan tu ADN, lo arreglan. Al final tu cuerpo pasa de ser un setenta por ciento de agua a ser un setenta por ciento de atrónes. Solamente por fuera sigues pareciendo un hombre, pero por dentro eres más energía atrónica que otra cosa.

Durante la tercera prueba solamente te deshaces de ese otro treinta por ciento que te falta.

Pero no es tan malo, cuando sales nunca más volverás a tener ninguna enfermedad, y si te lastimas te regenerarás casi instantáneamente. No sentirás dolor nunca más y lo más importante, siempre te sentirás con energía para hacer cosas, no te cansarás tan fácilmente ni dormirás tanto por lo que podrás aprovechar mejor el tiempo.

El único efecto colateral es sentir mucha sed, una sed que solamente puedes aplacar aprendiendo, estudiando cosas nuevas, leyendo u observando. Si te resistes entonces te pasa lo que me pasó a mí, comenzarás a sentir una sed de sangre y un apetito voraz que no tendrá fin.

Es necesario aclarar que una vez hecho el cambio tu cuerpo ya no necesitará tantas proteínas, minerales y vitaminas y todo eso, sino más atrónes, y esos solamente se pueden conseguir atrayéndolos por medio del pensamiento, es decir, aprendiendo a utilizar los atrónes que tienes en el cuerpo.

Vas a notar que los ángeles nunca desesperan, es como si siempre tuvieran la cabeza fría, nunca se alteran. Son capaces de hacer y decir las cosas como si no sintieran nada, pero no es así, sí sienten, solamente que ellos están en control de sus emociones. Ellos no rechazan las emociones o los sentimientos, no se reprimen, sino que todo lo contrario, los estudian, los analizan, los entienden y aprenden a controlarlos.

Ciberpunk:- No entiendo a dónde queda eso del infierno y de los demonios con todo lo que me estás diciendo. No entiendo cuál es la diferencia entre ser bueno o malo en vida, quiero decir ¿A dónde van los malos? No entiendo y no me doy cuenta por qué han disimulado ese tema.

Underghoul:- A eso iban todas las otras explicaciones. Lo que pasa cuando no eres bueno y no cumples con la regla.

Sucede que como te explicamos, los atrónes de una persona, el espíritu, no razona muy bien, son solamente memorias de lo que has vivido. Al no tener cerebro porque te has muerto, simplemente no piensas. Es como un sueño en el que revives esas memorias una y otra vez y tu razonamiento es muy limitado.

Si tus acciones fueron buenas tu espíritu estará calmado y pasará para el otro lado rápidamente, estarás como relajado, tranquilo. Pero si has sido malo será como una pesadilla que se repite todo el tiempo, estarás tenso, y no pasarás al otro lado, te quedarás en el medio junto todos los otros que no lograron pasar.

¿Recuerdas que te dijimos que un ángel es un macroegoatrónico? Se puede decir que un espíritu es un egoatrónico, no muy grande, pero sigue siendo un ego. El ángel es un solo ego con muchos atrónes, mientras que el espíritu por otro lado es un ego con pocos.

Y ocurre que cuando te quedas en el medio, como no hay nada alrededor, estos atrónes o espíritus de personas que no pasaron se juntan. Se convierten en una masa parecida a una nube o gas de estos atrónes, de egos o espíritus. Y como todos quieren ser uno solo y tener el control de toda la masa empiezan a pelearse entre ellos, todo mientras tienen esa pesadilla, es como si todos gritaran al mismo tiempo y se pelearan por ser el que manda.

Como se vuelven una masa enorme se vuelve imposible que pasen hacia el otro lado.

Pero eso no es todo, estar ahí es un sufrimiento espantoso. A veces uno de estos espíritus toma el control de una parte de la masa, es como si controlara un brazo o una pierna del cuerpo, algo horrible. Y entonces de vez en cuando alguno de todos esos espíritus o egos malvados logra someter a todos los demás y se convierten en lo que se conoce como un demonio. Un macroegoatrónico compuesto por muchos espíritus que no están en paz, que no se ponen de acuerdo, también conocidos como karmas.

En realidad los demonios no piensan, son un conjunto de egos malvados, no tienen una voluntad clara, porque son un grupo de espíritus peleando entre sí para ver cuál de todos logra tener el control de los demás y razonar. Es como si uno tuviera un ojo y el otro una oreja, y se pelearan por tener todo el cuerpo.

Como pensar en ese estado es algo muy difícil, las ideas no son algo que ocurra rápidamente y con fluides como cuando estaban en vida, no se dan cuenta de lo que hacen ni de dónde están. Y como no saben dónde están, les puede tomar cien mil años darse cuenta que tienen que calmarse. Cuando vuelven a estar en paz se separan del resto y sí pasan hacia el otro lado.

Los karmas o demonios, al igual que los ángeles pueden ser de substancia o de influencia, pero como no son capaces de razonar y no tienen el control de todas sus acciones entonces raras veces pueden hacer algo. Son tontos, tienen menos razonamiento que una planta, de hecho una mosca tiene más capacidad intelectual.

Y estar ahí, en el montón, sin poder pensar, peleando por miles de años para tener el control de una parte de algo que nunca hará nada, absolutamente inmóvil, en una pesadilla que se repite constantemente, sin paz, donde todos te agreden en un vacío infinito, es un infierno. Ser parte de un demonio es lo peor que hay.

Entonces la diferencia en la composición entre un ángel y un demonio es que el ángel es uno solo y está en control de todo su cuerpo, y por consiguiente puede pensar, razonar y usar todo su poder. Los demonios por otro lado son muchos, no tienen el control de nada, no se ponen de acuerdo en lo que quieren hacer, no piensan y se pelean entre ellos.

A su vez, una alma del paraíso es algo parecido, un conjunto de espíritus ordenados los cuales sí están sincronizados y sí piensan individualmente, aunque estén juntos y no estén vivos. Sin embargo desconozco con qué propósito.

Hasta donde sé, los espíritus que se juntan para convertirse en una alma son utilizadas por el señor de alguna manera. Y después he conjeturado que son una especie de fuente de energía o de sabiduría infinita para él, pero son solamente especulaciones mías y nada más.

Todos esos espíritus que él guarda en esa caja, esas memorias, el sagrario de las almas, el paraíso, tienen una función. Y yo sé que algunos ángeles saben para qué las usa, pero por alguna razón cuando intento recordar lo que me dijeron al respecto todo se vuelve nebuloso y confuso.

Si bien yo nunca he estado entre las dos dimensiones como algunos ángeles, es sabido que en ese lugar intermedio habitan otras entidades, como los demonios, pero que nunca tuvieron vida, y son muy agresivas entre ellas y para con los llamados demonios. Esas entidades son muy peligrosas y la principal razón de la primera preparación que recibe un ángel antes de ir, porque abrir una puerta entre esta dimensión y la otra, es al mismo tiempo abrir una puerta a ese lugar intermedio y por consiguiente algo muy peligroso, principalmente para la mente. Tener que confrontar a una entidad del plano intermedio es un verdadero espanto y es necesario estar preparado para eso.

Adicionalmente, como si todo lo anterior fuera poco, los demonios o egos karmicos viven en una lucha continua contra estas otras entidades de ese plano intermedio con el fin de crecer y alimentarse, puesto que como no piensan ni están conscientes, creen que deben comer. Y resulta que al hacerlo, absorven a esas otras entidades que nunca tuvieron vida, lo cual es un problema aún mayor para ellos.

De vez en cuando algún demonio logra tener alguna idea, cuando se dan cuenta que están muertos, la cual por lo general suele ser regresar a la vida, algo que no pueden tener.

Lo que nos lleva a la única similitud entre un ángel y un demonio, y es que ambos pueden poseer a un mortal. La diferencia es que como el ángel estuvo vivo y tiene el control total de sus facultades entonces puede manejarse normalmente, es decir, tiene el control total del cuerpo que interviene. Pero un demonio no, como un demonio tiene un conflicto interno entre los espíritus que lo conforman, y ni siquiera tiene el control de sí mismo, difícilmente puede moverse, cada espíritu que lo conforma sigue peleando por ver cuál gobierna una parte del cuerpo poseído diferente. Además, gran parte de lo que lo conforma nunca estuvo vivo, porque se alimentó de estas otras entidades que nunca vivieron, y como nunca vivieron sentir cosas de pronto, de un momento a otro, los altera mucho.

Encima, para una entidad atrónica como un ángel o un demonio, estar en nuestra dimensión es algo degenerativo, es como si se sambuyeran en ácido. Los atrónes no son muy amigos del espacio y se disuelven rápidamente. Un ángel sabe de eso y sabe cuanto tiempo permanecer de este lado, pero un demonio no porque no tiene ideas claras, así que por lo general se desintegran después de pasado un tiempo, separándose nuevamente en egos más pequeños y volviendo a ese lugar intermedio.

También existe una serie de reglas angélicas relacionadas a la muerte con respecto de las posesiones que yo no conozco bien. Pero tengo entendido que si una persona es poseída por un demonio y estos por alguna razón lograran tomar el control, entonces el ángel de la muerte vendría a por todos en ese cuerpo, incluyendo el dueño porque están todos muertos, y se llevaría solamente a este último dejando a todos los otros sin nada y obligándolos a volver de donde salieron. Sin embargo, si un ángel toma el control de un mortal no ocurre nada, puesto que el ángel no está vivo ni muerto, además, un mortal poseído por un ángel no puede morir, es inmortal a todos efectos porque el ángel adentro no está vivo y por consiguiente no puede fallecer. Es decir, si un ángel toma posesión de una persona: Puedes tirarle una bomba atómica en los pies y no morirá, puedes dispararle a la cabeza todas las veces que quieras y no morirá, puedes prenderlo fuego y no morirá ¿Tirarlo de un avión sin paracaídas? no morirá.

Ciberpunk:- El ángel de la muerte me llama la atención.

Underghoul:- No sé mucho al respecto. Sé que hay varios tipos que tienen la palabra muerte en su título como los señores de la muerte, pero no tienen que ver con la muerte directamente.

Hasta donde sé el ángel de la muerte es conocida en el cielo con el nombre de ¨Control¨ o ángel del control. Tiene otros títulos como ¨La reina de las valkirias¨ y es un ángel de influencia. También sé que la asocian a cosas malas, pero que en realidad está más asociada a la maternidad por alguna razón que desconozco.

El resto es historia de las alturas y enseñarte sobre eso creo que solamente te confundiría.

Ciberpunk:- ¿Más? Casi no entiendo nada.

Underghoul:- Pues estudia lo que te dijimos.

Ciberpunk:- Explícame esa historia.

Underghoul:- Hasta donde sé, el señor y el ángel supremo son figuras diferentes. El ángel supremo es el jefe de todos los ángeles y el defensor de las alturas. Tiene muchos nombres, pero le dicen el invencible, y dicen que será el encargado de vencer a la oscuridad hacia el final de los tiempos.

Sin embargo eso no siempre fue así, al parecer en un principio no había muchos ángeles y algunos de los que había lo traicionaron.

¿Recuerdas que te dijeron que furia y victoria significaban lo mismo? A eso va lo que te voy a contar.

Resulta que de esos ángeles de primera generación había uno que era el ángel de la furia divina, y había peleado en esa guerra y aprendido algo acerca del engaño, y el engaño en esos días era algo muy nuevo. La traición había confundido a muchos ángeles, pero les había enseñado algo nuevo.

El tiempo pasó y el ángel de la furia divina, un guerrero extraordinario que tenía un aspecto muy feo, fue dejado de lado por los nuevos ángeles ya que era poco agraciado y había sido degradado en importancia.

Cada ángel nuevo es mejor que el anterior, es una norma en las alturas. Y la furia había quedado un poco anticuada.

Como aquel ángel no tenía nada para hacer se aburría mucho y empleaba su tiempo en el estudio y en volverse más sabio.

Durante algún tiempo el ángel de la furia estuvo tan triste y solo que incluso llegó a contemplar darse fin, pero como era un ángel, le estaba prohibido el suicidio, no podía morir. Estaba tan solo y cansado de esperar que decidió usar la traición, aquel conocimiento que había adquirido en sus días de gloria, pero no para mal, sino para bien de todos. Así que ideó un plan para violentar las reglas y salirse con la suya sin que el señor pudiera castigarlo y al mismo tiempo ayudar a la causa de este, todo en un solo movimiento. Tanto estudio y sabiduría le habían dado frutos.

Un día llegó un ángel nuevo al cielo, muy hermoso, la misericordia. Era el ángel más hermoso de toda la creación, el nuevo invento del señor, era fabuloso, era joven e inocente. Era demasiado inocente...

Rápidamente el ángel de la furia, sin levantar sospechas, tomó al ángel de la misericordia bajo su tutela y le enseñó todo lo que había aprendido sobre la furia. Le transmitió todos sus conocimientos. Y cabe destacar que el ángel de la furia era un ángel muy fuerte, como dije, un guerrero que no podía ser vencido.

Había descubierto la manera de dejar de existir, sin morir, y ayudar a la causa.

Entonces en un acto de traición el ángel de la furia le dio todo su poder al ángel nuevo, se fundió con el mismo, se fusionaron convirtiéndose en un ángel mucho más poderoso. El logró de alguna manera dejar de existir, casi morir, y al mismo tiempo darle al señor una arma super poderosa contra el enemigo. La misericordia sería invencible, y el señor no podría castigarlo puesto que ahora la furia residía en el ángel de la misericordia.

Desde entonces el ángel de la misericordia se convirtió en el ángel supremo, dos en uno, el doble de fuertes, el doble de poder. La misericordia y la victoria juntos no podrían ser vencidos.

Cuando el señor supo lo que el ángel de la furia había hecho, no tuvo alternativa que aceptar su sacrificio, después de todo, no podía ponerse furioso con el ángel de la furia. Solamente le restó sentir piedad y misericordia por él.

Fue la primera y única vez en la historia de las alturas que el señor se lamentó. El sacrificio de aquel que había dado todo tantas veces por él no quedaría sin recompensa. Los convirtió en el ángel supremo, el lider de todos los ángeles.

Algunos dicen que aquel día el ángel de la furia puso fin al conflicto que tiene el señor con su enemigo, encontrando la solución al problema del señor. No está muy claro qué pasó, pero es un hecho que desde entonces es el ángel más importante en las alturas, el invencible.

Ciberpunk:- Bueno yo ya me voy.

Que les vaya bien.

0 comentarios:

Publicar un comentario