miércoles, 27 de febrero de 2019

El Gobierno celebra fallo de La Haya contra Gran Bretaña por colonización


El caso del archipiélago de Chagos tiene “una enorme validez para la reclamación argentina en el tema Malvinas”, dijo el canciller Jorge Faurie.


El Gobierno celebró ayer el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que llamó al Reino Unido a devolver el archipiélago de Chagos a la República de Mauricio, dado que esto podría sentar un precedente favorable al reclamo argentino por Malvinas.


El caso del archipiélago de Chagos tiene “una enorme validez para la reclamación argentina en el tema Malvinas”, dijo el canciller Jorge Faurie.

En ambos casos existe “una situación de desmembramiento territorial, donde la población que se encontraba en las islas fue trasladada contra su voluntad, en este caso al territorio continental argentino en 1833”, detalló el titular del Palacio San Martín.

Por su parte, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, calificó como de “extraordinaria importancia” la declaración de la CIJ, por considerar que ese caso “es prácticamente idéntico” al de Malvinas.

La resolución de la Corte de la Haya, el principal órgano judicial de las Naciones Unidas, recibió trece votos a favor y uno en contra. Allí, declaró ilegal el proceso de descolonización de Mauricio y llamó al Reino Unido a abandonar el territorio “de la manera más rápida posible”.

Si bien el fallo es apenas una opinión consultiva y no vinculante, todos los miembros de la Asamblea General de la ONU “están bajo la obligación de cooperar [...] para completar la descolonización de Mauricio”, explicó el juez presidente de la CIJ, el somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf.

Un reclamo histórico

El litigio del archipiélago de Chagos comenzó hace cincuenta años. Mauricio es un país insular que se encuentra al este de Madagascar (en el océano Índico) y que se independizó del Reino Unido en 1968.

Sin embargo, ya tres años antes los británicos habían separado el archipiélago de Chagos de Mauricio y expulsado a las 2.000 personas que vivían allí.

Luego, en 1971, su isla más grande, llamada Diego García, fue alquilada a Estados Unidos para que montaran una base militar, contrato renovado en 2016 y extendido por 20 años más. Se trata de unas de las principales instalaciones militares que tienen en el Océano Índico, con capacidad para albergar buques, submarinos y bombarderos, y fue una de las utilizadas para la invasión norteamericana de Afganistán, en 2001, y de Irak, en 2003.

Por todos estos antecedentes, la CIJ concluyó, en una resolución no vinculante, que el proceso de descolonización británico de Mauricio “no fue completado legalmente”, de acuerdo al derecho internacional.

Algarabía oficial

Al salir una reunión en Casa Rosada, Faurie recordó que el gobierno ha planteado que el proceso de descolonización, iniciado al amparo de las previsiones de Naciones Unidas, tenía el argumento de volver a recuperar la integridad territorial argentina, no siendo aplicable en este caso el principio de autodeterminación.

En ese sentido, explicó que la opinión consultiva de la CIJ es de “gran relevancia” para la Argentina por dos razones. Primero, “ratifica el rol que le corresponde a las Naciones Unidas, a la Asamblea General, al Comité de Descolonización”.

Segundo, sienta un precedente de que “el argumento del desmembramiento territorial no es aceptable en el proceso de descolonización, ni tampoco el principio de autoderminación cuando quien es consultado no son los pueblos que corresponden al lugar donde se lleva adelante este referendo”, agregó el funcionario.

En sintonía, Pinedo, senador por Cambiemos y tercero en la sucesión presidencial, recordó que la ONU tiene respecto a estos casos “dos grandes principios, que son la autodeterminación de los pueblos y la integridad territorial”.

En el caso Malvinas, explicó Pinedo, “la Argentina sostiene que se violó al principio de integridad territorial al desmembrar el territorio, y el Reino Unido habla del principio de autodeterminación” para rechazar el reclamo argentino de soberanía.

“Lo que sostiene ahora La Haya es que el principio de autodeterminación es una consecuencia de la integridad territorial y eso es extremadamente importante para la cuestión Malvinas”, expresó el legislador.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/

0 comentarios:

Publicar un comentario