sábado, 16 de febrero de 2019

Los presidenciables opositores coinciden en renegociar plazos y condiciones con el FMI


Las propuestas a la misión incluyen extender vencimientos, acordar con acreedores los pagos de deuda 2022/23, control de importaciones y de capitales especulativos.

De la gira entre los representantes de la oposición de los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se llevaron un mensaje en común: que habrá que rediscutir el acuerdo si cualquiera de ellos llega a la Presidencia.

Extender los plazos para el repago de la deuda con el organismo y presentar un nuevo plan económico son los dos puntos generales. El FMI es el primer paso para llevar adelante cualquier otra renegociación. En ese marco, hay equipos que trabajan con la idea de una renegociación voluntaria y masiva con todos los acreedores.

El programa con el FMI actual se comenzará a repagar en 2021 y terminará en 2023. La carga será alta: habrá que devolver los 56 mil millones y los intereses. En total, el Gobierno de Mauricio Macri sumó US$ 140 mil millones en deuda, con distintos plazos.

A fines del año pasado comenzaron los encuentros de los especialistas en Argentina, Roberto Cardarelli, y el jamaiquino a cargo de la oficina local del Fondo, Trevor Alleyne. En su visita anterior, se reunieron con Sergio Massa, del Frente Renovador. Esta semana lo hicieron con el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y su equipo, y el jueves con el economista de confianza de Cristina Fernández, el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.

Los técnicos de Urtubey prevén que antes de llegar a los fuertes vencimientos de 2022/23 es necesario reunir a todos los acreedores. “Es algo similar a lo que hizo Uruguay, que en lugar de defaultear, juntó a todos acreedores para evitar una negociación forzada y revisó plazos y formas de pago", indicaron allegados al mandatario salteño.

En la previa, el economista del Frente Renovador Marco Lavagna –hijo de Roberto– también coincidió en que es necesaria la renegociación. Dentro del equipo de Alternativa Federal está uno de los ex compañeros de Lavagna padre en la rediscusión del “megacanje” que acordaron Fernando de la Rúa, Domingo Cavallo y Federico Sturzenegger. Aldo Pignanelli, ex titular del Banco Central, sostuvo que “lo primero que hay que hacer es extender los plazos”. Quien asuma se encontrará con un plan monetario y fiscal ya en marcha. “No lo llamaría un plan económico. En 2002 acordamos ampliar plazos y pagar intereses, pero ir renovando el capital. La ventaja es que no les pedimos fondos frescos al FMI”, recordó.

A la reestructuración de plazos, Pignanelli, en tanto, le suma “algún tipo de control de importaciones y de salida de capitales especulativos”, para diferenciarse de la Administración actual. En esa línea también se ubica Lavagna padre, relevante para el FMI no solo como ex ministro sino como posible candidato a presidente.

Perdón. Para Kicilof el acuerdo es “impagable”. El ex ministro de Cristina Fernández también cuestionó la meta de déficit cero atada al acuerdo. Según trascendió el Gobierno y el FMI podría relajar esa meta a un 0,4% de rojo primario este año. Ese será un “waiver” que podrá asistir a Mauricio Macri en la campaña presidencial, donde el FMI no es un agente externo.

Además de los referentes de la oposición, Cardarelli y Alleyne recorrieron despachos oficiales: se reunieron con el secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero. También con el titular de Transporte, Guillermo Dietrich y el de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, que les dejó una visión positiva de las divisas que podrá aportar el campo. El jueves por la tarde visitaron al dirigente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, que cuestionó el aumento de las retenciones.

Un día antes habían analizado subsidios al transporte con Guillermo Dietrich y la red Sube, además del contexto para los acuerdos de participación público-privada, donde el financiamiento para futuras obras se complicó. No se prevén cambios en el esquema de subsidios, indicaron desde Transporte. El lunes, los emisarios del FMI se reunirán con el ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza. Según fuentes del Palacio de Hacienda, por ahora no está previsto que vean al ministro Nicolás Dujovne.

Vaticinan que la nueva carta orgánica del BCRA no prosperará
El Gobierno presentará en marzo, de cara a las sesiones ordinarias del Congreso, un proyecto de reforma a la carta orgánica del Banco Central. Pero, por tratarse de un año electoral, los representantes de la oposición dudan de que vaya a aprobarse. Esto lo saben en el Gobierno y se lo anticiparon al FMI. “Les dijeron que hay muy pocas posibilidades de que salga la reforma. El Fondo ya lo sabe”, explicó una fuente que participó en la semana de las reuniones con Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne.

“Hoy el BCRA puede otorgar adelantos transitorios por el 12% de la recaudación, con la condición de que se repaguen dentro del año calendario”, recordó Aldo Pignanelli. El Gobierno bajó el financiamiento pero sobre la independencia, reina la incredulidad. Guido Sandleris fue del staff de Nicolás Dujovne. Y ya ni buscan el visto bueno del Parlamento.

Fuente: https://www.perfil.com

0 comentarios:

Publicar un comentario