lunes, 4 de febrero de 2019

TDR 4




TDR
12 horas y 41 minutos:

Metro:- ¿Hola?

Vortex:- Hola Metro ¿Cómo estás?

Metro:- Vortex ¿Sos vos?

Vortex:- Sí, soy yo.

¿Ya arreglaste ese radio?

Grasún:- Hola Vortex.

Metro:- Escucho otra voz.

Vortex:- ¿Hola?

Grasún:- Hola.

Vortex:- ¿Quién es?

Grasún:- El cerrajero.

Metro:- Hola, hola.

Vortex:- Aaaa, no te había reconocido. El otro es Metro, parece que está arreglando un Handy.

Grasún:- Hola Metro.

Metro:- ¿Quién es?

Grasún:- Soy el cerrajero, Grasún.

Metro:- Hola Grasún.

¿Ustedes se conocen?

Vortex:- Sí, pero no somos nada. Solamente que lo ayudé una vez y él me ayudó.

Grasún:- ¿Por qué nos pusimos apodos? Jej, es medio gracioso. Esto de Grasún, Metro, Vortex...

Metro:- Porque ella me dijo Vortex y yo me inventé este nombre para no decirle el mío.

Vortex:- Por seguridad.

Grasún:- A claro, claro. Ya me había olvidado por qué me decían Grasún. Es que no me acostumbro.

Metro:- ¿Y vos qué haces escuchando?

Grasún:- ¿A quién le decis?

Metro:- ¿A los dos?

Grasún:- A mí me llaman para trabajar por radio desde los edificios.

Vortex:- Y yo soy chusma y escucho lo que dicen por radio los demás.

12 horas y 46 minutos:
Metro:- Dicen que para el Jueves vuelve el calor. Está anunciada una temperatura de unos 31 grados.

Vortex:- No me fijé.

Grasún:- Esperemos.

12 horas y 49 minutos:
Metro:- Jaja están ahí.

Vortex:- Sí.

Grasún:- Te escucho.

Metro:- Solamente verificaba que me escucharan.

Vortex:- Yo me la paso escuchando conversaciones con el radio, lo tengo encendido todo el tiempo conectado al cargador mientras no hay nadie en la peluquería. Estoy todo el día.

Grasún:- Yo lo tengo que tener encendido por si me llaman. Estoy en una situación parecida.

Metro:- A claro, con razón están atentos.

13 horas y 2 minutos:
Metro:- ¿Y lo único que hacen es escuchar el radio esperando que alguien diga algo todo el día?

Grasún:- Sí.

Vortex:- Sí.

Metro:- Jajaja. Ha de haber gente pa todo.

Grasún:- Soy cerrajero, tengo que estar disponible a toda hora si quiero ganar plata y mantener mi local.

Metro:- ¿Aunque te llamen a las cuatro de la mañana?

Grasún:- Sí, es duro, pero se gana bien por unos minutos de trabajo, en especial a esa hora.

¿Y vos?

Metro:- Estoy curioseando, nunca había tenido un handy como este y no sabía que se podía hablar con desconocidos.

Vortex:- Yo escucho para enterarme de algunas cosas. Por ahora lo único que he escuchado además de ustedes es a un vecino que se comunica con un campo y su esposa. Y por lo general hablan de lo que ella va a hacer para cenar. Pero no pierdo la esperanza de algún día enterarme de algo picante, algo como que alguien robó un banco, así podría extorsionarlo y comprarme un departamento propio.

Metro:- Suena irreal.

Grasún:- Jajajaja eso sí que sería tener suerte.

Vortex:- Estoy cansada de ser pobre y de pensar en la plata.

¿Cuándo voy a conocer a un millonario que me lleve en su yate? En especial a George Clooney.

Metro:- Sos graciosa, seguramente muchos hombres te querrían.

Vortex:- ¿En serio? ¿Sabes cuántos hombres entran a una peluquería para mujeres?

Metro:- No ni idea.

Vortex:- Menos que ninguno. Hasta la mina que me trae los productos para el pelo como fijadores y perfumes es mujer, ni siquiera es una travesti como para decir que tiene poronga.

Grasún:- Jajaja.

Metro:- Jajaja. Deberías hacer stand up o una cosa de esas.

13 horas y 10 minutos:
Metro:- Necesito otro laburo, necesito plata.

Grasún:- No sos el único. Me parece que estamos todos igual.

Vortex:- Sí.

Metro:- El otro día, con los últimos pesos que me quedaban me jugué un Loto. Es la primera vez que juego. No gané nada, fue muy deprimente.

Grasún:- Sí, hay que hacer algo.

Metro:- De esta forma nunca voy a tener la oficina que necesito para ser un detective privado.

Grasún:- ¿Para qué querés tener una oficina?

Metro:- Por la apariencia, no es lo mismo atender a la gente en la calle que tener una oficina. Además, si tenes que ir a una oficina a contratar a un tipo que dice ser detective privado es como más hollywoodense, como más serio el asunto. La gente va a creer que soy un buen detective si tengo una oficina porque como te ven te tratan. Así que si me visto elegante y tengo una oficina decente entonces van a contratarme más.

13 horas y 12 minutos:
Grasún:- Bueno yo no puedo quejarme, hace un tiempo atrás se me había ocurrido algo así como reciclar y hacer muebles económicos, pero después me di cuenta que no se podía y así fui saltando de una idea a otra hasta que en un momento ya no sabía qué quería hacer. Creo que al final quería comprar una máquina de aserrar y dedicarme a podar árboles con el fin de hacer tablas, tipo aserradero portátil...

Vortex:- Yo una vez me compré un detector de metales porque pensaba que iba a encontrar cosas enterradas.

Grasún:- ¿Qué cosas?

Vortex:- No sé, creo que estaba alucinando cuando lo compré. Cosas de valor como anillos.

Grasún:- Jajaja.

Metro:- Estaría bueno encontrar un tesoro.

13 horas y 15 minutos:
Grasún:- No hay tesoros en Argentina, no tenemos tanta historia como para buscar tesoros enterrados. Eso se usa en países europeos donde ha habido guerras y tienen miles de años de historia. Entonces uno sí puede encontrar algo.

Metro:- Cierto es al pedo, supongo que con doscientos años de historia no hay mucho para encontrar.

Vortex:- Pero yo quería ir a la playa y buscar anillos en la arena. Después me di cuenta que iba a quedar como una loca con eso buscando objetos perdidos y me arrepentí.

13 horas y 17 minutos:
Metro:- ¡Aaaa! Una vez mi abuelo del norte me contó que había una montaña donde iban a buscar pepitas de oro. Eso es como un tesoro ¿No?

Grasún:- Sí pero no debe valer mucho, además queda en el norte y no te vas a ir a buscar hasta allá.

Vortex:- No, no hay muchos tesoros para encontrar. Ya los deben haber encontrado todos.

Grasún:- Bueno, una vez leí en una revista de ciencia que los fragmentos de meteoritos que caen a la tierra pueden valer mucho, y que hay universidades y lugares donde investigan esas cosas que los compran. Me acuerdo que pagaban como cinco mil euros por una piedra de esas. Y pueden estar en cualquier lugar del mundo.

Vortex:- Meteoritos.

Grasún:- Sí.

Metro:- No sabía nada de eso.

Grasún:- Es como un tesoro.

Vortex:- Habría que averiguar de eso.

Metro:- No sería lo más loco que he hecho por dinero.

Grasún:- Soñar no cuesta nada.

Bueno nos vemos yo me voy a la mierda.

Vortex:- Chau.

Fin de la comunicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario