miércoles, 20 de marzo de 2019

TDR 8




TDR
18 horas y 58 minutos:
Vortex:- ¿Hola?

¿Me escuchan?

18 horas y 59 minutos:
Grasún:- Acá Grasún te oigo.

Vortex:- ¿Qué dicen? ¿Vamos a salir a algún lado?

Grasún:- No, bueno, el otro día cuando te fuiste nos comunicamos con un loco y fuimos a una cafetería con Metro ¿Por?

Vortex:- Es que me quedé con ganas de salir por ahí después de que fuimos a la playa.

¿Se comunicaron?

Grasún:- Sí, estabamos hablando con Metro y otro que estaba en la misma banda que nosotros empezó a hablar y nos hicimos amigos. Después te cuento.

¿Vos cómo andas?

Vortex:- Bien, bien, aburrida. Quiero planear algo para el fin de semana.

19 horas y 3 minutos:
Grasún:- ¿Viste lo de las protestas en la tele?

Vortex:- Sí, está todo el país revuelto, la gente está desesperada por la plata. Todo sube de precio, no alcanza para nada, los salarios están congelados...

Grasún:- Al final estábamos mejor con la loca.

Vortex:- En lugar de ir a reprimir una protesta de trabajadores los policías deberían estar agarrando a los chorros. Lo mejor va a ser que las próximas elecciones la gente vote otra cosa, porque esto fue, si se quedan lo único que van a ocasionar va a ser una debacle como en el 2001.

Grasún:- Lo que pasa es que acá los sindicatos están demasiado cerca de lo político, al punto que si quieren ser escuchados tienen que recurrir a partidos de izquierda, que después son los mismos partidos de izquierda que van a buscar votos a las cárceles o hacen propaganda en universidades, y lo que sale de ahí es un pastiche muy contradictorio. Porque una de dos, o acompañas a los trabajadores y gente de bien, o te pones del lado de los delincuentes.

Como sea, la izquierda intenta emparejar gente decente con criminales y lo único que hacen es perjudicar las causas laborales de esos sindicatos. Porque ningún gobierno en su sano juicio te va a dar nada si vas acompañado de una bandera con la cara del Che Guevara portada por un motochorro que salió ayer de Batán... Te mandan a cagar, la otra gente te manda a cagar porque no quieren tener ninguna relación con esos ladrones, incluso los otros laburantes te mandan a cagar, porque tienen los huevos llenos de que esos chorros les roben y no se comen los mocos, no son tontos, ningún laburante quiere que lo asalten cuando va al trabajo. Mirá que simple.

Vortex:- Mierda, no sabía que te interesaba tanto.

Grasún:- Tengo mucho tiempo libre y leo los diarios todos los días.

Pero no te niego que esto va rumbo a estrellarse porque la inflación que tenemos es inmanejable por muchos factores. Así que no me sorprendería que los saquen de la rosada a piedrasos si llegan a ganar.

Vortex:- Decían que iban a venir inversiones y no vino una mierda, de eso estoy segura, no veo que estén poniendo una sola fábrica de nada, de hecho hay un montón de empresas cerrando.

Grasún:- Era una mentira, cualquiera con dos dedos de frente sabía eso, la gente votó contra Cristina y nada más.

Hablan de inversiones como si hubiera muchas industrias interesadas en nuestro país y la verdad es que no hay tantas industrias corporativizadas como para hacer inversiones significativas.

¿Cuantas industrias realmente importantes conoces? Mira están: Los refrescos, la automotriz, la farmacéutica, entretenimiento, textil, la metalúrgica que suele ir de la mano con la automotriz, la aeronáutica y las armas o armamentística. Y todas esas industrias ya están convenientemente distribuidas en países que les dan ganancias ¿A qué mierda van a venir acá?

¿Sabes cuantas empresas capaces de hacer inversiones importantes hay de esas industrias a nivel internacional? Un puñado, las podemos contar con los dedos de las manos. Así que salvo que logres captar la atención de una corpo muy imprtante como Microsoft o una de esas que tienen un monopolio de uno de los mercados estás cagado, no sirve de nada.

Y fijate si será cierto lo que te digo que los políticos anuncian cuando Coca Cola va a invertir algo, que es más o menos como tirarnos un hueso. Para que te des cuenta cual es el grado de inversión que hay.

La industria de los alimentos ya la tenemos, es la nuestra, el campo. Nosotros estamos en ese negocio.

Vortex:- Claro, algo así debe ser. Y digamos que el discurso oficialista no inspira confianza. Yo vi una parte del discurso de Macri en el Senado y me pareció una pavada psudo populista. Y yo no veo los cambios que el dijo, o por lo menos donde vivo esas cosas nunca llegan.

Grasún:- Porque los gobiernos liberales invierten a futuro, tienen un pensamiento a largo plazo, y los beneficios de lo que están haciendo no los vas a ver ahora, los vas a notar en diez años o más.

Ojo, yo no creo en el cuento de los gobiernos que ¨hicieron todo mal¨ eso no existe para mí, todos los gobiernos que hemos tenido han estado acorde al contexto o marco internacional que tuvieron que atravesar. Y no creo que los K hayan hecho todo mal o que estos estén haciendo todo mal. Se hizo lo que se tenía que hacer.

Vortex:- Pero lo que pasa es que no podemos esperar diez años. La inflación nos está matando.

Grasún:- Y sí, es así, no es fácil.

Por darte un ejemplo de lo que te decía antes, hay mucha gente que odiaba el gobierno de Menen, nadie lo quería. Y a Cavallo lo destrozaron por todos lados en los medios. Pero yo no me puedo quejar porque yo fui a un colegio de Menem, que hizo el menemismo y tuve colegio gracias a ellos. Y tampoco tengo nada en contra de los liberales o neoliberales porque prácticamente toda la tecnología celular e informática que usamos hoy en día se desarrolló en los noventas; los celulares, las computadoras de escritorio, las cámaras digitales, cds, dvds, usb, tablets, etc, etc, etc, fueron todos avances que se hicieron en los noventas gracias a las inversiones. Y se pagó, esa plata para esas cosas salió de nuestro bolsillo, no fue gratis. Y sí, nos sacaron hasta el último mango, pero hoy en las casas de clase media hay computadora, televisor de pantalla plana, internet, teléfonos celulares con mil pavadas, y un montón de otras cosas que parecen nuevas pero se inventaron en los noventas, se desarrolló en los noventas, fue la inversión capitalista.

Lo mismo pasa con los K, no todo fue malo, no hicieron todo mal. Los K fortalecieron el estado, promovieron las cooperativas cuando nadie tenía trabajo y de ahí nacieron muchas pymes, hicieron mucho comercio con China, trajeron gente de otros países que nunca habíamos visto, extendieron nuestro territorio como un 35% para el lado del mar, pero hicieron más grande el país, promovieron la ayuda social y muchas cosas buenas. Le enseñaron a la gente otra forma de hacer las cosas y tal vez un poco a trabajar juntos. Pero lo bueno de eso no lo vas a ver ahora, lo vas a ver cuando haya otra crisis, para que no nos agarre sin saber qué hacer. Porque cuando nos agarró la crisis del dos mil uno la gente no sabía qué hacer, y la salida de muchos fueron las cooperativas y negocios similares.

Se hizo lo que se tenía que hacer... Yo me acuerdo que en la época de Menem que yo era chico había una epidemia de pediculosis, la gente tenía piojos. No es broma, la gente se ponía vinagre para sacarse los piojos, andaban todos con olor a ensalada. No había Nopucid ni productos para sacarse los piojos. Y ahora mirá, los piojos son cosa del pasado, nadie habla de eso, si tenes piojos te compras un producto para sacártelos y listo. Esas son las cosas buenas de la libre empresa.

Algunas cosas parecen pavadas pero sí son importantes, como ahora el gobierno quiere ponerle cloacas y llevarle el agua a mucha gente. Eso no es malo, es algo que había que hacer de todas formas.

El capitalismo le saca la plata a la gente, se la da a las empresas y las empresas hacen el avance científico. Y con eso America y Europa ha cagado a los chinos y los rusos durante décadas, porque ellos no invierten tanto en tecnología. Y ellos pueden llorar, patalear, decir todo lo que quieran pero nosotros tenemos y ellos no. Así que ahora ponemos la plata y en diez o veinte años vamos a tener esa innovación de la que te habla Macri.

Vortex:- Mira a mí no me alcanza para pagar el cable, estoy en números rojos, no sé qué voy a hacer. Nunca se me había cortado la luz y ahora se me corta la luz cada quince días. Encima me suben el colectivo, la nafta, la luz, el gas, todo sube. Y yo tengo trabajo, no quiero saber cómo hacen los que no tienen, supongo que saldrán a robar, otra no se me ocurre. Esto es como remar en dulce de leche.

Lo insólito es que en un país que produce alimentos para tres veces su población los alimentos nos salgan caro, no se entiende, me parece injustificable. Y yo no vivo en Capital, en Buenos Aires los precios de las cosas son absurdas, está carísimo.

En Buenos Aires es como si tuvieran una economía distinta, otro país, ayer vi que un asado allá sale como mil pesos. Y en la tele salen precios que acá donde vivo es mucho más barato. No tiene sentido lo que dicen por la televisión.

En los canales de noticias dicen cada estupidez que no se puede creer, por un lado te muestran una lucha política brutal entre oficialistas y opositores, y pareciera que está todo enfocado en esa disputa, pero mientras ellos hablan pavadas hay gente que se caga de hambre, inundados, delincuencia y un montón de cosas que no sé, parece que les resbala.

Ese canal TN pasa noticias que parecen distracciones, el C5N lo único que hace es tirarle mierda al gobierno, más K no podrían ser, y el noticiero de canal 9 parece una tomada de pelo, se la pasan hablando de bacterias y ponen historias del corazón. Así que una de dos, son muy boludos o son muy vivos y forros los hijos de mil puta. Y entre una cosa y la otra hartan, porque nadie es tan imbécil como para comerse semejante sorete. Te cansan, dan ganas de ir ponerles una bomba a ellos, no al gobierno, a ellos.

Por eso la gente pone Netflix, o ve cualquier cosa por internet, porque la tele está una mierda, además. Porque si me dijeras que hay un entretenimiento más o menos como para distraerse bueno, capaz sería más pasable. Pero hay horarios en que por cable lo único que hay son noticias. No hay entretenimiento. Hay como noventa canales y te pasan las mismas cinco películas en bucle.

Yo todavía no sé cómo es que Clarín y TN siguen funcionando, un día de estos van a decir algo realmente ofensivo y los van a hacer volar a la mierda. La gente les viene perdonando la vida hace décadas y los boludos no bajan el tono. Y yo creo que vienen safando de un atentado porque siempre tienen un partido político en el cual escudarse, porque el día que no le sean útiles a los intereses de uno de estos chorros vuelan a la mierda. Tienen suerte que la izquierda en este país no sea extremista, porque acá los zurdos además de morados son maricas, en cualquier otro país más o menos serio ya les habrían puesto una bomba o se habría metido uno de estos locos armados y los bajaba a todos.

Fijate en Francia, un diario escribió una boludez y los hicieron volar a la mierda por giles. Sabes como les bajaron el tono ¿No? Les sacaron todas las boludeces de la cabeza, desde esa vez no jodieron más.

Grasún:- Jajaja ¿Por qué morados?

Vortex:- Porque no son azules, no son colorados, ni ellos saben qué mierda son. Tienen cada boludez castrista que no se puede creer. Yo no puedo creer lo que escucho de esa gente, es entendible que guste el partido socialista, ya sea por un beneficio económico o por un plan social, qué sé yo, por su política de estado, pero de ahí a defender regímenes como el de Castro o ahora el de Maduro es otra cosa. Porque para eso ya tenés que tener el cerebro quemado.

Grasún:- Viste lo que es. Yo tampoco puedo creer lo que está pasando allá en Venezuela. Un desastre. Hace unos meses había dos millones de refugiados inmigrantes en Brasil que se escaparon de Venezuela, un horror, y ni siquiera cuentan la cantidad de gente que se fue a Colombia. Llegado cierto punto dejaron de contar.

La gente no tiene luz, agua, ni papel sanitario. Tienen que hacer cola para comprar alimentos. Un mamarracho por donde se lo mire.

Vortex:- La hija de Cristina va a Cuba a hacerse tratar, como si no tuvieramos buenos doctores de verdad.

Grasún:- ¿Te acordas cuando se murió Chavez? Que patada en el culo fue eso. Yo me acuerdo que los zurdos siempre hablaban de los hospitales de Cuba y gente que iba a tratarse el cáncer allá. Al final lo reventó el cáncer ahí en las narices de los doctores cubanos.

De hecho algunos dicen que murió en Cuba y que mantuvieron todo en secreto. Qué payasada. Son tan fantasmas, tan mentirosos y se cagan tanto en la gente que hasta en eso se cagaron.

Vortex:- Centroamérica en general está desastroza. Y lo sé porque conozco gente por facebook y me cuentan, además te das cuenta hablando la cultura que tienen.

Grasún:- Ni idea.

Vortex:- Tienen una cultura parecida a la mexicana pero más pobres, imagina eso. En México hay un 80% de pobreza... Bueno, peor que eso. La gente no sabe ni hablar con propiedad, no saben escribir. Me resulta difícil leer lo que me escriben porque escriben mal, no con faltas, con todas las faltas de ortografía inimaginables.

Grasún:- Sé que mucha gente se ha tenido que ir de esos países y ha migrado a Estados Unidos. Y que Honduras es como una colonia yanqui, que ya ni son un país independiente. Y también leí por ahí que gran parte de esos inmigrantes son menores de edad no registrados que luego son captados por mafias o redes de trata una vez que llegan.

Vortex:- No sé qué irá a pasar ahora en las elecciones.

Grasún:- Depende de los candidatos, supongo. Pero más que nada de la situación de cada uno. No he visto las encuestas y no se habla mucho de eso tampoco porque suelen ser truchas.

Sin embargo no creo que gane cambiemos porque no son populares, lo único que veo todo el tiempo es gente que se queja y se queja, no creo que los vote nadie esta vez. Por otro lado todavía hay mucha gente enojada con el gobierno anterior pero ganan popularidad conforme sube la inflación.

19 horas y 40 minutos:
Vortex:- Dijiste que habían conocido a alguien por radio.

Grasún:- Sí, justo estábamos hablando pavadas con Metro y un loco se metió, no sabes, charlamos un poco y el tipo nos ofreció una changa. Lo acompañamos a una cafetería porque tiene problemas para estar en lugares públicos.

Vortex:- ¿Cómo? No entendí ¿Tiene problemas para estar en lugares públicos?

Grasún:- Sí, es medio extraño, es un tema medio difícil de explicar. El tipo al parecer es una especie de médium y tiene ataques cuando la gente lo toca. Así que nos ofreció una changa de acompañarlo para que nadie se le acerque.

Voretx:- A bueno, pero a ustedes les pasa cualquiera.

Grasún:- Nos pagó quinientos pesos a cada uno.

Vortex:- No, me estás jodiendo.

Grasún:- Posta.

Vortex:- Es soltero.

Grasún:- Qué sé yo, diría que sí.

Vortex:- Ya me cae bien.

Grasún:- Jajajaja Que alsada que sos gordi.

Vortex:- Y bueno, una no pierde la esperanza viste. Quiero salir, quedemos para ir a algún lado.

Grasún:- Podríamos ir a ver donde trabaja metro a ver qué onda. Qué sé yo, no salgo a los boliches hace mil años. No tengo ni idea.

Vortex:- Bueno dale.

Grasún:- Vamos a molestarlo un rato. Yo no tengo un mango, te aviso. Y tampoco sé bailar.

19 horas y 50 minutos:
Vortex:- Che...

Grasún:- ¿Vortex? ¿Dijiste algo?

Vortex:- Sí, yo otra vez. Me gustaría preguntarte algo después.

Grasún:- ¿Qué cosa?

Vortex:- No, nada, sobre el médium que conocieron. Pero vos sabes, mejor en otro momento.

Grasún:- Ya entiendo, querés preguntarme de eso pero tenés miedo que nos esté escuchando por el radio.

Vortex:- ¿Cómo se hicieron amigos tan rápido?

Grasún:- No nos hicimos amigos, nos conocimos, y daba la casualidad que nos ofreció una changa así que fuimos. Además somos hombres, nosotros no andamos cagados por la vida como vos.

Vortex:- Es que a mí me cuesta confiar en las personas que apenas conozco.

Grasún:- No pasa nada. Un tipo piola, medio raro, pero piola.

Vortex:- ¿Pero ustedes fueron a una cafetería con él?

Grasún:- Sí.

Vortex:- ¿No te parece un poco misterioso?

Grasún:- Claro que sí, al principio también desconfiamos, no somos giles, pero cuando lo conocimos nos dimos cuenta que era buen tipo. Puede ser un poco inquietante estar cerca de él, pero qué sé yo, no me doy manija.

Vortex:- ¿Cómo era?

Grasún:- Bueno, era un tipo bajo, muy juvenil, diría que apuesto o por lo menos estaba bien vestido. Tiene una mirada de láser, penetrante, casi intimidante, pero luego cuando nos sentamos en las mesas estuvo ahí leyendo el diario un poco distante. Nosotros lo esperamos y en un momento se levantó y nos dijo que ya estaba y nos fuimos.

Fue un poco extraño... Todo. En un momento me dio un poco de pena. Pero tenía una vibra diferente, no sé cómo decirlo, algo a su alrededor, como eléctrico.

Podría decir que tenía un aspecto casi siniestro, era como ver a la parca, estaba todo vestido de negro; campera negra, pantalón negro, zapatillas negras. Y eso sumado a su tez blanca pálida daba una imagen un poco funesta.

Saltaba a la primera que no era común, como el resto, sí había algo raro en él, como una opresión en el pecho, o como si algo lo siguiera a todos lados. No sé, capaz me estoy imaginando cosas, pero eso sentí cuando estaba ahí.

Vortex:- Esperaba que me dijeras que les había tirado las cartas o algo de eso. Algo tipo esotérico.

Grasún:- Técnicamente eso fue lo que dije solamente que no nos dijo nada raro. Algo de esotérico tenía por definición, pero no intentó convencernos de nada ni nos ofreció nada.

Vortex:- Eso quería saber, porque la gente que cree en cosas raras siempre te quieren chamuyar con su religión o cosas de esas. Y no me gusta la gente que hace eso, encima se ponen pesados y vos tratando de ser tolerante. No sé si me entendes.

Grasún:- A mí también me molesta. Me pasó varias veces con los testigos de Jehova que venían a tocar el timbre a mi casa. Da un poco de pena decirles que no vengan a molestar.

Muchas veces he querido guardarme unas morcillas en la heladera y tirarles con eso, vos sabes, dicen que no comen morcilla, como broma o algo así.

20 horas y 12 minutos:
Grasún:- ¿Estás ahí?

Vortex:- Ya estoy cerrando, sorry me colgué, seguimos hablando otro día.

Grasún:- Dale, nos vemos o hablamos.

Vortex:- Bye.

Fin de la comunicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario