lunes, 30 de diciembre de 2019

Qué es el Plan Nacional de Lecturas que presentó Alberto Fernández


El programa se había desmantelado en 2016 y hoy se anuncia su regreso. Qué objetivos tiene y de quién depende. Lo anunció junto con el ministro Trotta.
 
El gobierno nacional continúa trazando sus planes en cada una de las áreas. En este caso es el turno del Ministerio de Educación, a cargo de Nicolás Trotta, que tendrá en el Plan Nacional de Lecturas una de sus principales políticas públicas.

Según comunicaron desde la cartera, el objetivo es “recuperar en las escuelas la tradición de la lectura”. También apuntan a “fortalecer a bibliotecas para que sean centros de fomento de la cultura”.

En el anterior gobierno de Cristina Kirchner existía un programa similar, pero había concluido en 2016. La justificación de la vuelta es que “la distribución y democratización de acceso a los saberes es una misión de este ministerio”.

También se aclara por qué se habla de “lecturas”, en plural. La explicación radica en que en la  actualidad existen distintos tipos de lecturas y de textos en diferentes soportes y plataformas.

En cuanto a las metas del plan, se especifica que los destinatarios son “10 millones de niños, niñas y adolescentes, y también a sus familias”. En esta línea, agregan el impacto que genera la actual situación social. El 70% de los menores está en situación de vulnerabilidad económica y “nunca escucharon un cuento, no han tenido la posibilidad de que alguien les lea”.

El programa incluye la elaboración de un cronograma de 180 lecturas para escuelas secundarias, una para cada día de clase. También se implantará un Consejo Asesor de Lectura y una Red Federal de Mediadores y Comunidades de Lectura.

Además de estar a cargo de Trotta, el programa estará bajo la órbita de la secretaria de Educación, Adriana Puiggrós; la subsecretaria de Educación Social y Cultural, Laura Sirotzky. Y la coordinadora será Natalia Porta López.

Durante la presentación, el presidente Alberto Fernández sostuvo que "el hábito de la lectura a los chicos, en tiempos donde la pantalla le gana al libro, es maravilloso y es necesario porque también es una forma de agilizar la imaginación".

Además, aseguró que el plan "busca volver a poner un libro en la mano de los chicos, volver a hacer que sus padres les cuenten los mejores cuentos y volver a entender lo valioso de la lectura y del que escribe”.
 
Fuente: https://www.cronista.com/ 

0 comentarios:

Publicar un comentario