sábado, 8 de febrero de 2020

Felipe Solá se sumó a Santiago Cafiero: "No hay presos políticos en la Argentina"


El canciller Felipe Solá respaldó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y consideró esta mañana que en "no hay presos políticos en Argentina", en medio de la controversia por las visiones contrapuestas sobre el tema dentro del gobierno de Alberto Fernández.

"Hay casos de encarcelamiento que no se justifican desde el punto de vista jurídico y que están ligados a figuras que tienen relieve político. Lo cual no quiere decir que haya presos políticos", dijo esta mañana a Radio Mitre.

De esta manera, el canciller siguió la misma línea de las declaraciones del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del propio Fernández, y se diferenció de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien sostuvo ayer que la dirigente jujeña Milagro Sala -a quien ella defendía como abogada- es una "presa política".

"En la Argentina hay presos que la Justicia podría no tener presos, aunque es una decisión del Poder Judicial, un poder independiente del Ejecutivo. Los presos políticos son opositores a los que se ponen en la cárcel para hacerlos callar o sacarlos del juego político. Me parece que no es así", manifestó Solá , quien ayer llegó de una gira por Europa en la que acompañó al Presidente.

En referencia a las diferencias públicas entre los ministros sobre la cuestión, el canciller comentó que "no es malo que de vez en cuando haya debates en el Gobierno sobre algún tema".

Diferencias

Esta semana se reavivó el debate sobre si los encarcelamientos de dirigentes kirchneristas acusados de corrupción o por otros motivos se trataban de "detenciones políticas". El origen fueron definiciones del jefe de gabinete Santiago Cafiero en Radio Continental, quien en una entrevista insistió con la idea de que había "detenciones arbitrarias" y prefirió no hablar de "presos políticos".

El kirchnerismo duro le replicó. Desde su prisión domiciliaria, Julio De Vido estalló: "Cuánto déficit de formación política, qué superficialidad insoportable". Y abundó a través de las redes sociales: "Quisiera saber dos cosas: primero ¿qué opinaría si Cristina Kirchner hubiera sido desaforada y estuviera presa? y luego, si eso hubiera sucedido, ¿cree que usted sería jefe de Gabinete?".

También habló sobre el tema Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien dijo: "Me duele que quieran minimizar la situación de los detenidos por razones políticas. Es algo triste y molesto".

Según publicó hoy LA NACION, el presidente Alberto Fernández no modificará su posición respecto de la polémica sobre si hay "presos políticos" en la Argentina, pese a la presión de dirigentes del oficialismo y de organismos.

"Es una cuestión semántica. En el fondo estamos de acuerdo", minimizó el presidente, cuando lo consultaron sobre las declaraciones de Gómez Alcorta.

El disparador

El mes pasado, en una reunión con organismos de derechos humanos, Alberto Fernández negó que en la Argentina haya " presos políticos" y puntualizó que son "detenidos arbitrarios".

" Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores", dijo en ese momento.

Recibió más tarde la respuesta de Milagro Sala, quien lleva cuatro años detenida y actualmente está en prisión domiciliaria por asociación ilícita, coautora de los delitos de extorsión y defraudación al Estado: "Alberto es abogado. Yo simplemente soy una militante del campo popular. Yo sí siento que somos presos políticos: nos detuvieron para poder gobernar y hacer negociados con las grandes empresas".

Sala fue respaldada por el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro: "Milagro Sala lleva 4 años detenida, no queremos más presas y presos políticos en Argentina", escribió en Twitter.

Fuente:  https://www.lanacion.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario